Un arbitraje cuestionado

Chendo sigue en racha, en la imagen remata el balón rebotado del larguero para abrir el marcador en Vález-Málaga./ÁNGEL MENDOZA
Chendo sigue en racha, en la imagen remata el balón rebotado del larguero para abrir el marcador en Vález-Málaga. / ÁNGEL MENDOZA

Chendo y Sales adelantaron dos veces a los mineros y Vergara anotó el 2-2 ayudándose con el brazo | Lopito se lesionó en el 1-1 de Emilio Guerra y Espejo jugó una hora con una brecha en la cabeza, en un partido muy duro y con el rasero muy alto

ÁNGEL MENDOZA

Hay ocasiones en las que una fuerza mayor te impide ganar un partido, fue lo que le ocurrió al Linares Deportivo en el Vivar Téllez y la fuerza mayor fue el trío arbitral sevillano, según el Linares Deportivo, que no vio la mano de Pepe Vergara dentro del área en el minuto 80, sin la que no hubiese podido hacer el último control de la pelota antes de superar la salida de Samu Urbano.

Todo el campo la vio, saltaron como un resorte los aficionados linarenses, todo el equipo minero la protestó, el colegiado miró a su asistente, que estaba en la misma banda de la afición azulilla, pero no dudó en señalar gol. La guinda a un arbitraje muy permisivo con el conjunto malagueño y que impidió al Linares tener continuidad en el juego. Difícil de entender, para los que estaban en el campo, que sólo mostrase dos cartulinas amarillas al Vélez.

2 Vélez Club de Fútbol

Javi Cuenca, Damián, Luis, Iván Moya, Nacho, Arturo, Vergara, Luija (Michu, min. 69), Emilio Guerra (Diego, min. 76), Dani González y Joselinho (Javi Fernández, min. 84).

2 Linares Deportivo

Lopito (Samu Urbano, min. 46), Miguelito, Dani Espejo, Jonathan Rosales, Josema, Fran Lara, Chinchilla (Iván Sales, min. 65), Anaba, Chendo, Jorge Barba y Pablo Ortiz.

Goles
0-1: Min. 43, Chendo. 1-1: Min. 45, Emilio Guerra. 1-2: Min. 70, Iván Sales. 2-2: Min. 80, Vergara.
Árbitro
Carlos Hidalgo Márquez, colegio sevillano. Mostró cartulina amarilla a los locales Luis y Vergara. Por los visitantes vio amarilla Josema.
Incidencias
Partido correspondiente a la 28ª jornada de liga en el grupo IX de Tercera División, celebrando en el Municipal Vivar Téllez de Vélez-Málaga ante cerca de 400 espectadores, más de un centenar de ellos venidos desde Linares.

Aunque si hablamos de méritos por ocasiones, el empate se puede considerar justo porque Lopito salvó dos buenas llegadas de los locales en el primer cuarto de hora. La primera fue un guante milagroso a disparo a bocajarro en el área, tras saque de esquina. La siguiente fue un disparo de Guerra ajustado al palo, que atajó con seguridad. En la siguiente, Vergara intentó una vaselina que se marchó fuera.

Despertó el Linares gracias a Barba, dos disparos desde la frontal que atajó Cuenca y otro más de Pablo Ortiz. No llegaba bien el Linares al área, cada vez que intentaba pasar a tres cuartos de campo, la acción acababa en falta. Además, el marcaje a Chendo, sólo arriba, era más que férreo. El Vélez jugaba al límite y Espejo acabó la primera parte con un aparatoso vendaje por una brecha en la cabeza.

Tuvo que ser a balón parado. Pablo Ortiz la puso desde la derecha, Josema cabeceó al larguero y Chendo cabeceó a su vez el rechace para conseguir el 0-1. La fiesta en la parte de la grada que era linarense duró muy poco, era el minuto 43 y sólo 2 minutos después llegó el 1-1 de Emilio Guerra. Al rematar en el área, el delantero local golpeó la rodilla de Lopito, que tuvo que dejar su puesto a Samu Urbuano tras el descanso.

En la segunda parte, viendo que el colegiado había puesto el listo alto, el Vélez apretó más en intensidad y el Linares no la igualó, apostó por un juego más limpio en defensa, que le era suficiente para que no se acercasen con peligro al área de Samu. Después de unos minutos trabados y de la entrada de Sales por Chinchilla, el castellonense cogió un balón en la banda derecha y de un zapatazo cruzado la puso imposible para Cuenca. 1-2, con Iván Sales corriendo para celebrarlo con el banquillo.

Era el minuto 70 y el Linares mantuvo a raya al Vélez hasta la desafortunada acción de Vergara que no apreció el colegiado. Encaró a Rosales, el primer control no fue perfecto, el balón botó y fue al brazo, Vergara se ayudó a colocárselo de nuevo cerca del pie con el gesto del cuerpo y salvó la salida del portero. Josema intentó sacar el balón sobre la línea de gol, dio en el palo por dentro y entró. Las protestas se convirtieron en enfado, el enfado en desesperación y a su vez en resignación cuando el balón se puso de nuevo en juego. En Tercera División no hay VAR.

Pero la tuvo de nuevo el Linares para haber marcado el tercero. Chendo estrelló un mano a mano el cuerpo del meta Cuenta ya casi en el descuento. Al final, el punto supo a poco, pero el Linares compitió con casta y orgullo en uno de los campos más difíciles.

El liderato se pone un poco más difícil, pero no imposible. Ahora lo que verdaderamente preocupa al equipo es el estado de la rodilla de Lopito.