Linares Deportivo

Barba se suma al carro goleador

El Linares Deportivo ha cerrado una gran semana sacando los tres triunfos en los tres derbis que ha jugado./ENRIQUE
El Linares Deportivo ha cerrado una gran semana sacando los tres triunfos en los tres derbis que ha jugado. / ENRIQUE

Dos tantos del centrocampista abrieron el triunfo azulillo y Pedro Beda puso la guinda. El Linares dominó a un Torreperogil al que le pasaron factura las lesiones y casi no inquietó a Lopito durante todo el encuentro

ÁNGEL MENDOZA

Linares. No tuvo problemas el Linares Deportivo para deshacerse de un Torreperogil ordenado, voluntarioso, pero que acabó cayendo por esa diferencia notable que existe entre los dos equipos, un aspirante al ascenso y un recién ascendido. A ello hay que unirle que Jorge Barba ya es el de la pasada campaña, ha vuelto a encontrar su mejor versión y a ser ese jugador que marca diferencias, también goles ahora.

La fortuna se había aliado inicialmente con los rojiblanco, el jueves festivo dejó al Comité sin reunirse y las sanciones se aplazaron. Luis Jiménez pudo entrar en la lista y Torres sentarse en el banquillo. Sin embargo, la propia suerte les jugó una mala pasada en forma de tempraneras lesiones.

Era un partido bonito a todas luces. Mucha gente linarense y con pasado azulillo en el equipo visitante, bien recibidos por una afición que no olvida su contribución histórica al club. Una vez que la pelota empezó a rodar, el guión fue el que todos sabían: Pelota del Linares y el Torreperogil esperando a la contra para buscar la velocidad de un solitario Ángel Gómez en punta.

Las ocasiones de gol se fueron sucediendo en el lado minero. Primero en una acción de Chinchilla que Chendo no acertó a materializar. Después Iván Sales, muy notable su aportación en el encuentro, con una falta que Berja despejó en el palo largo. No estaba teniendo el equipo de Arsenal mucha profundidad, pero era el dueño del partido y parecía claro que el gol sería cuestión de tiempo.

Javi Bolo pudo hacerlo con un disparo que se salió mordido y atrapó sin problemas Berja. O en la siguiente acción, a los 22 minutos, cuando en un despeje del meta rojiblanco, Berja se hizo daño y dejó su portería desguarnecida, pero Bolo tampoco acertó. Fue una acción polémica, ni el Linares echó fuera el balón, ni el árbitro consideró que debiese parar el juego. La cosa acabó en bronca y amarilla para Chendo y Almansa.

Pero Berja ya estaba tocado, Torres mandó a calentar a Adri, y en el 27 aprovechó el Linares para hacer el 1-0 con un servicio de Sales que Barba cabeceó impecablemente cambiándola de palo. Era el tanto que allanaba el camino a los azulillos.

Por entonces Pocho se había lesionado en los visitantes y tuvo que dejar el campo en el minuto 34 para que entrase Romero. Berja seguía con molestias en la pierna, pero aguantaba. El Linares se volcó en este tramo final de la primera parte, Espejo metió un buen centro que repelió la defensa y Barba, desde el vértice del área, metió un latigazo con el exterior que hizo temblar el palo.

En la siguiente no perdonaría. Chinchilla se metió en el área, Berja salió a taparle y le dejó sin opciones, pero el carrilero minero vio el espacio a su lado, por donde se incorporó Jorge Barba para rematar el 2-0 a en el minuto 40. Instantes después, Paco Berja dejaba el campo lamentándose por su mala suerte y entraba entre aplausos Adri, Linarejos no olvida que ambos vistieron un día sus colores.

En la segunda parte el trabajo estaba ya hecho, y como había sido una semana de tres partidos muy intensa, el Linares levantó el pie del acelerador. Eso lo aprovechó el conjunto rojiblanco, que en los primeros minutos tuvo presencia en el área de Lopito, atrapando sin problemas la mejor acción, un remate al primer palo de Romero a centro de Ángel.

El partido se fue tornando aburrido. Sales con un centro-chut que se estrelló en el larguero intentó despertar un poco a la parroquia, pero el cambio de Chendo por Rodri dio al equipo más posesión y menos presencia ofensiva. Después entró Beda por Barba, pero la tónica no cambió.

Aplausos para Ángel y Luis Jiménez en la sustitución, ya no le quedaban más cambios a Torres, que ante la posesión linarense acumuló gente detrás del balón esperando un contragolpe letal que nunca llegó. Lo más destacado en la segunda mitad fue un centro de Tomás que se fue cerrando y obligó a Lopito a atajar para evitar sustos.

Pidiendo otro gol

Las ocasiones llegaban para el Linares, con cuentagotas pese al claro dominio. Chinchilla obligó a Adri a una intervención, se botó el córner, Beda mandó un cabezazo picado que un defensa tocó para evitar el tercero. El público quería el Tercero, Linarejos empezó a pitar, Josema se giraba y pedía paciencia a la grada, pero Iván Sales seguía en estado de gracia, metió otra asistencia para Pedro Beda y el brasileño le dio a su afición lo que pedía.

Con el 3-0 se acabó el partido. En los últimos minutos probó suerte Beda con un disparo centrado que atrapó Adri con seguridad y una acción a balón parado con servicio de Ortiz que Josema no remachó bien.

El Linares, con el pitido final, conseguía su 9 de 9 en esta semana intensa y el repóquer de victorias consecutivas que le mantienen como tercero en la tabla, metiéndole 5 puntos al Antequera como cuarto y 7 de ventaja sobre el Loja, quinta en la clasificación. Semana redonda para los de Arsenal, al que la afición le sigue pidiendo que sea más ofensivo en las segundas partes cuando el partido está siendo dominado.

Guste más o menos su forma de plantear los choques con ventaja en el marcador, resulta incontestable es la trayectoria de su equipo como local y la buena racha que ha encarrilado el Linares Deportivo en el último mes de competición.

El CD Torreperogil tendrá que seguir trabajando en busca de los puntos que le den la salvación, sabiendo que los últimos partidos que ha jugado no son de su liga y donde deben hacerse fuertes es en su campo contra aquellos que aspiran a lo mismo que ellos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos