Linares Deportivo

Sin brillo también se ganan partidos

Este fue el once titular que empleó ayer el conjunto azulillo en su partido ante el Melistar.
Este fue el once titular que empleó ayer el conjunto azulillo en su partido ante el Melistar. / LINARES DEPORTIVO

El Linares Deportivo se impuso a un pobre Melistar en un choque que no pasará a los anales de la historia | Los de Aguado ganaron un encuentro en el que no les hizo falta un gran fútbol para ser muy superiores a su rival, que ofreció muy poco juego

JESÚS MUDARRALINARES

No tuvo que pasar apuros el Linares Deportivo para llevarse ayer los tres puntos ante un Melistar que no demostró ambición ninguna por sacar algo de Linarejos. De haber tenido más gol, la victoria local habría sido mucho más abultada.

Los primeros minutos fueron de igualdad y tímidos intentos por parte de ambos equipos. Arropado por más de un millón de personas. Rompía a aplaudir el público en honor a Fran Carlos, en su minuto, y a la vez el Linares Deportivo ganaba protagonismo sobre el verde.

Consiguió el cuadro azulillo hacerse con el control del juego, aunque las ocasiones llegaban a cuentagotas y con un peligro relativo. Una de las mejores hasta el minuto 20 fue para Braim, quien remató fuera el centro que le puso Palomares desde la derecha tras una jugada en la que los mineros consiguieron dotar de la velocidad apropiada a la circulación de balón.

Chomfli fue el siguiente en evitar los bostezos de la grada con un centro que se envenenó y ante el que Jesús tuvo que emplearse a fondo. Veían los aficionados azulillos mandar a los suyos pero no ser capaces de imprimir a sus jugadas una verticalidad que pusiese en verdaderos apuros a los melillenses.

La situación empeoró con el paso de los minutos. El choque fue cayendo en un estado de desidia en el que ni los linarenses fueron capaces de agitar el ritmo de su fútbol ni el Melistar mostró ambición ninguna por hacerse con las riendas del juego. De hecho su portero y algún futbolista más perdieron tiempo justo antes de que acabase la primera parte. Estuvo a punto de salirles cara la estrategia ya que a poco del descanso Barba, de nuevo con la testa, envió un balón que saludó de bien cerca al poste antes de salir fuera.

Percutía una y otra vez con centros laterales el cuadro de Joseba Aguado pero la precisión de los mismos no fue la suficiente para encontrar rematador. Entre tanto tedio Barba dejó ver retales de la calidad que atesora, siendo el mejor de los suyos durante los primeros 45 minutos. Murió este primer acto en un monólogo sin mucha gracia del Linares Deportivo.

Comenzó la segunda mitad con una dinámica muy parecida a la vista en la primera. Puso algo más de ímpetu desde el principio el equipo local con la intención de desestabilizar la defensa melillense. Con Barba abandonando el centro del campo para ubicarse en una banda y con la entrada de Pekes (por Luis Lozano) el equipo encontró un poco más de profundidad, pero resistía con oficio la zaga visitante.

José Manuel fue el que tuvo la primera ocasión realmente clara de la segunda mitad. Barba asistió a sus compañero y esto no fue capaz de imprimirle al balón la dirección a la portería. Por el bando del Melistar las ocasiones fueron prácticamente inexistentes. Apenas algún que otro tiro excesivamente lejano ante el que Robador no tuvo problema ninguno.

De haber tenido un poco de gol, por el dominio del tempo del juego, el Linares Deportivo se merecía ir ganando con holgura. Pero sin gol no hay victoria posible, por lo que los azulillos se volcaron siguiendo con el plan de meter una y otra vez balones dentro del área, tratando de crear confusión.

Por fin el gol

No habría sido justo que el equipo del norte de África se hubiese llevado punto alguno de Linarejos, ofreciendo tan poco como lo que se pudo ver ayer. Se encargó de evitarlo un conjunto local que no tuvo mucho brillo pero que dominó el partido de principio a fin. Tuvo aun así el Linares que esperar hasta el minuto 68 para ponerse por delante en el marcador. En un nuevo centro al área de los visitantes, Admonio se hizo fuerte y consiguió ceder con la testa el balón a José Manuel. Este fusiló dentro del área enviando al luminoso la superioridad que se llevaba viendo mucho rato sobre el tapete.

El tanto dio una mayor tranquilidad a los azulillos que empezaron a gustarse. Sin apenas sustos en defensa, siguieron controlando el choque los de Aguado esperando una oportunidad de sentenciarlo. Bien pudo hacerlo Admonio en un nuevo remate con la testa, que no acabó en el fondo de la red por escasos centímetros.

Fue mucho mejor la segunda mitad que la primera del Linares Deportivo, algo que tampoco no era muy difícil. Pese a ello no fabricaron los azulillos un número de ocasiones claras como para acabar cerrando el partido. Tuvo que dar gracias el conjunto local por que su rival tuviese muy poca artillería para no acabar sufriendo más de lo que lo acabó haciendo.

Se acabó la agonía cuando Braim culminó la galopada de Pekes haciendo el segundo tanto del partido y confirmando que los tres puntos serían para el único equipo que los quiso: el Linares Deportivo.

Fotos

Vídeos