Linares Deportivo

Chendo ve al Motril entre los favoritos para jugar el play-off

Chendo protegiendo el balón delante de un defensor./ENRIQUE
Chendo protegiendo el balón delante de un defensor. / ENRIQUE

El Linares decretó el choque del domingo como jornada de ayuda económica al club y adelanta la venta de entradas para evitar colas

ÁNGEL MENDOZALINARES

Tenían que decidir dos momentos clave de la temporada para fijarlos como partidos especiales y la directiva del Linares Deportivo ha decidido que uno de ellos será el choque de esta semana contra el Motril. Jornada de ayuda económica (medio día del club), que se anuncia ya en los carteles y que hará a los abonados pasar por taquilla.

Se abre la venta de entradas en la sede del club minero, de 17:00 a 19:00 durante hoy y mañana, así como en la web oficial durante lo que resta de semana, para aquellos que prefieras adquirirlas online sin depender de horarios. EL domingo estarán habilitadas las taquillas desde las 11:00 de la mañana hasta las 13:00 de la tarde, y desde las 15:45 hasta la hora del inicio del choque contra el Motril, 17:00 en Linarejos.

Desde el club no se ha anunciado antes porque estaban a expensas de conocer la previsión meteorológica de este domingo, que a primeros de semana se antojaba inestable y que según han avanzado los días se ha acercado a sólo nuboso para la hora del choque. No corre peligro la taquilla y el partido es lo suficientemente atractivo, porque los mineros llevan 7 victorias seguidas en casa, sin encajar gol, y se miden a uno de sus rivales directos por un puesto en el play-off.

6 puntos de diferencia tienen los azulillos con el Motril, al que si ganan dejarán ya descolgado a 9 puntos y sería una ventaja que da cierta tranquilidad de cara al final de la primera vuelta. Además, los de Juan Arsenal deben sacarse la espina de la inexplicable derrota el domingo pasado en Almería, lo que hizo que el líder, El Palo, se haya escapado a 5 puntos del Linares.

Pasado motrileño

Será un partido especial para el delantero Chendo Alarcón, que durante dos temporadas vistió la elástica Motrileña y anotó 21 goles, a las puertas de jugar play-off en ambas ocasiones. El tigre de Linarejos suma 5 tantos esta temporada y va con hambre al encuentro.

«Es un partido especial, uno más, pero yo he jugado allí varias temporadas. Será un partido bonito, ellos tienen un grandísimo equipo y están luchando por el play-off, será disputado. Está claro que el Motril será uno de los candidatos. Desde que desapareció y subió a Tercera, han quedado quintos las dos temporadas anteriores y este año sólo hay que ver la plantilla que tienen, un equipazo», contó Chendo en rueda de prensa.

Otro encuentro en casa, donde el expediente del Linares es inmaculado y no han encajado ningún gol. Intentarán mantener ese récord el máximo tiempo posible. «Es la idea, afrontamos todos los partidos para ganar y tener la portería a cero. La idea es ganar y seguir sumando en casa, con nuestra gente, que es lo importante».

Y el equipo ya está trabajando mentalmente en quitarse el talón de Aquiles que tiene a domicilio. «Somos el Linares, contra nosotros dan el 120% y especialmente en sus campos. La solución es ponerse el mono de trabajo y ser intensos. En casa, con nuestra afición, tenemos nuestra identidad, pero fuera y viendo cómo está de dura la competición, hay que ser muy competitivos para arrancar un punto. Estamos trabajando y, a partir de ahora, habrá una versión nueva del Linares fuera de casa», apuntó el ariete.

Pero esta semana toca partido en casa y han analizado cómo romper la seguridad del Motril en un Linarejos que está lejos de su mejor aspecto. «Son cosas de puertas para adentro, pero es evidente que tienen un grandísimo equipo. Está Ramiro, que es uno de los mejores jugadores de la categoría, Vela o Dani Cara. El campo está fatal, desde fuera no se puede apreciar, pero está muy blando y hasta con aluminio te resbalas. Es nuestro campo, es lo que tenemos, no hay excusa».

Chendo ha pasado de la titularidad y marcar semana tras semana, a la suplencia en favor de Beda o Bolo, algo que afronta con madurez y profesionalidad. «Sí que últimamente no estoy teniendo los minutos que yo quisiera, pero eso quiere decir que hay competencia sana, todos quieren jugar, dan el máximo, somos 21 y puede jugar cualquiera. Yo intento aprovechar 90 minutos, 10 minutos o 1. Lo importantes es lograr los 3 puntos, estar felices, unos jugarán más y otros menos, yo siempre voy a dar el máximo cuando juegue», explicó.

También espera que Linarejos apoye hasta el minuto 90 y que no se miren esos puntos que ya no van a volver. «Estamos ahí arriba, hay partido fuera de casa que, de haberlos ganado, estaríamos mejor. Llevamos poco tiempo, estamos en zona de privilegio y tampoco hay que alarmarse. Personalmente me gustaría ser campeón y lo vamos a dar todo para quedar lo más arriba. Queda mucho, saldremos a ganar el domingo al Motril y ya veremos la semana que viene», concluyó.

 

Fotos

Vídeos