Linares Deportivo

Chico: «Era innegociable jugar como si fuese el último partido»

Francisco Pérez 'Chico' sentado en el banquillo azulillo./ENRIQUE
Francisco Pérez 'Chico' sentado en el banquillo azulillo. / ENRIQUE

El excapitán acabó contento por la gran imagen del equipo en el Rincón, pese a que «de irte 0-4 al descanso, al final se complicó»

ÁNGEL MENDOZALINARES

El debut de Chico en el banquillo del Linares fue emocionante, alborotado, pero especialmente positivo para una plantilla que ha despertado en un partido clave. El excapitán acabó contento tras el 2-4 final con el cambio de actitud el equipo.

«Esto no deja de ser de los jugadores. Los entrenadores pueden tener un modelo de juego, motivar, o lo que quieras, pero no deja de ser de ellos. Cuando despiden al entrenador, los que tienen la pelota en su tejado son ellos porque si se pierden 4 partidos ya no se echa al entrenador. Creo que he hecho que lo vean, que era innegociable jugar como si fuese el último partido», contó.

Parecía que sería un encuentro cómodo vistos los primeros 39 minutos con 0-2, pero los errores en cadena hicieron que el Rincón empatase y el Linares tuviera que sacar lo mejor de su fútbol para volver a dar un golpe sobre la mesa.

«El partido se tenía que haber terminado en la primera parte. Tuvimos situaciones de goles, como cinco o seis al margen del 0-2 que ya llevábamos, todo se complicó por la falta a David Robador que nos sacó del partido. A partir de ahí aparecieron los nervios, la expulsión, que me pilló al lado y es correcta. Ante las circunstancias, la expulsión de Javi por el Rincón y de Palomeque, me enteré estando dentro, a la hora de salir. Hubo que reestructurarlo todo y poner a Luis Lozano, suplir a Pablo Ortiz y dejar a Aguilera, que maneja mejor que Pekes el quedarse con el balón y hacerse fuerte junto a Jorge. Fue la clave, junto a todo el equipo, para darnos respiro».

Dijo que quería que su Linares fuese valiente e intenso, y lo fue. «Jugamos con un ritmo alto, ser valientes, presionar arriba, y yo tenía claro que teníamos que jugar con los delanteros porque en un campo pequeño hay muchas situaciones de golpeo, se presiona mucho y hay que acumular gente en zona de remate. La estrategia y los saques de banda eran fundamentales en un campo así, donde hay que sacar petróleo de todo. De irte 0-4 o más al descanso, al final se complicó, pero estoy contento porque entendieron bien el partido, tuvimos presión alta toda la primera parte y no les dejamos hacer su fútbol», valoró.

Esta semana el club anunciará al nuevo técnico, que presumiblemente se sentará en el banquillo de Linarejos este domingo frente al Huétor Tájar, aunque Chico aún podría ser el entrenador un domingo más si la negociación no se cierra.

Fotos

Vídeos