Linares Deportivo

Chico se pone al frente del Linares

Chico ha estado estos cuatro meses trabajando codo a codo con Aguado, como su segundo./ENRIQUE
Chico ha estado estos cuatro meses trabajando codo a codo con Aguado, como su segundo. / ENRIQUE

Ha preparado la semana por si tiene que sentarse en el banquillo este domingo

ÁNGEL MENDOZALinares

Que Francisco Pérez 'Chico' está predestinado a ser algún día entrenador en el Linares es algo que cualquier azulillo sabe. De momento, y por exigencias del guión, es posible que le toque hacerlo de manera provisional el próximo domingo en tierras malagueñas.

Chico está en plena formación como técnico, el año pasado dirigió al filial y aún no tiene el carnet para Tercera, pero la Federación permite al club un máximo de dos partidos de transición hasta tener nuevo entrenador, que viene de camino. Tras el cese de Aguado, hoy se pone al frente del equipo esta leyenda viva del fútbol linarense.

«Va a ser una semana complicada, porque un cese nunca es agradable, es síntoma de que no van bien las cosas. Como trabajador del club, siendo el segundo técnico, mi trabajo es ahora preparar la semana lo mejor posible para recuperar anímicamente al equipo. Lo suyo es que el nuevo míster venga pronto, será lo mejor para la plantilla», apuntó.

El de Lupión sabe que no ha llegado aún su momento de entrenar de verdad al Linares. «Para nada es mi pensamiento, ni a corto ni medio plazo. Llevo muchos años en el club, tengo el cariño de la gente, conozco Linares y sé que estas cosas necesitan su tiempo. Estoy contento en mi rol de segundo y trabajando con la cantera».

Chico ha trabajado codo con codo estos cuatro meses con Joseba Aguado y considera que lo que ha ocurrido «ha sido por muchas circunstancias, yo no soy la persona más adecuada para explicarlo. Lo cierto es que después de un tramo inicial de temporada bastante bueno, se creó un malestar entre la afición y el entrenador, que no ha llegado a buen puerto. Una pena, pero son cosas que pasan en el fútbol».

Su intención durante estos días es recuperar anímicamente a los jugadores y servir de transición para que el nuevo entrenador se encuentre a un equipo mentalmente preparado para nuevos retos y un nuevo estilo de juego.

«Para el jugador no es agradable -recordó-, pero también tiene que entender que ahora la pelota está en su tejado, es más fácil cesar a uno que a veinte. Un entrenador debe ser un buen gestor e inculcar cosas, pero el partido lo juegan los futbolistas, y ellos deben recapacitar sobre su rendimiento. En el fútbol las matemáticas no funcionan, pero es innegable que deben salir al máximo para competir y, por ejemplo, en Guadix, eso falló y sé que ellos se dieron cuenta».

El Linares que quiere Chico

La directiva del Linares debe finiquitar a Joseba Aguado, contratar al nuevo técnico y, aunque se siente en el banquillo, Chico está preparando el encuentro contra el Rincón para que el Linares juegue a su manera.

«Lo tengo muy claro, sé lo que quiero, pero no sé a la gente que voy a tener disponible. Braim casi seguro que no estará para jugar, Ibra y Pablo son duda, Juanfran está descartado porque sufre una elongación (15 días mínimo), pero quiero que el equipo salga a competir siendo optimismo y positivo, con la ilusión de conseguir los 3 puntos».

El Rincón es el equipo revelación de la temporada y el excapitán minero afirma que «tienen la personalidad de Bravo, su técnico, es un equipo agresivo en un campo parecido a nuestro anexo de Linarejos. Son intensos, muy rápidos por fuera y con dos puntas del mismo perfil que han marcado un número importante de goles».

«No podemos dar esa imagen tan negativa a nuestra afición»

Tras el cese de Joseba Aguado, el presidente del club comentó ayer en Radio Linares que los motivos han sido «que jugábamos mal, el equipo no transmitía nada, el partido contra el Guadix fue estrepitoso, muy malo, contra un rival de abajo, y contra el Motril perdimos contra otro rival directo, como contra El Palo, Jaén, Antequera o Malagueño, equipos que van estar arriba y ante los que no hemos sacado ningún punto. No podemos dar esa imagen negativa a nuestra afición y no conseguir nada contra rivales de cierto empaque». Jesús Medina considera que, aunque ciertamente la pretemporada fue extraña, «desde el 11 de julio que llegó han pasado meses en los que hubo tiempo de enmendar errores. Hay cosas que se hicieron mal, soy el primero que hace autocrítica y sabe que hay que cambiarlas. Como estamos en noviembre y queda mucho para mayo, vamos a intentar enmendarlas para estar arriba y que no peligre el objetivo».

Se le preguntó por quién realizó los fichajes este año y explicó que «los representantes ofrecían futbolistas a Aguado, otros tienen el teléfono de Lasarte y lo hacían a través de él, luego las decisiones se tomaban en el club con el entrenador. Yo soy la parte que aprieta en la negociación económica y la cierra». Recuerda que en próximas semanas habrá fichajes. «Mejoraremos el equipo hasta donde podamos, no vamos a 20 altas ni 10 bajas».

Y sobre los rumores de una moción de censura añadió: «Yo pienso en el club e invierto mi tiempo en que vaya lo mejor posible, no pierdo tiempo en eso. Si quieren hacer una moción de censura, los estatutos están claros y están en su derecho. No es prepotencia, es que es la realidad».

Fotos

Vídeos