Linares Deportivo

«Cogí las riendas hasta la llegada de Aguado, ahora me centro en la cantera»

IDEAL

Lasarte habla de su nuevo rol en el Linares, el cambio de contrato y los acontecimientos que retrasan la configuración de la plantilla minera

ÁNGEL MENDOZALINARES

Fue uno de los protagonistas indirectos de la asamblea de socios. Su cambio de contrato y de rol en el Linares ha sido muy comentado en los días posteriores, en muchos casos llevando a la confusión a los aficionados que no estuvieron presentes en la asamblea y no comprendieron bien la operación.

El trabajo de Alberto Lasarte fue defendido por Jesús Medina, quien explicó que, si antes tenía un contrato indefinido como director deportivo con una cláusula de 10.000 euros que el club debía abonar si lo despedía, o Alberto al club si se iba voluntariamente, ese contrato se rescindió. Como trabajador, de su indemnización de 2.500 euros, Lasarte ha aceptado 1.000 euros menos. La cláusula desaparece y ahora tiene un contrato temporal y aceptó una rebaja de 400 euros mensuales. Lasarte explicó: «Se lo dije a la anterior directiva y a esta, que uno de los puntos calientes era mi contrato indefinido y la famosa cláusula de indemnización pero que nunca la iba a reclamar si me iba. No iban a tener problemas conmigo. Acordamos con Jesús cancelar ese contrato, perdoné casi la mitad de la indemnización que como a cualquier trabajador le corresponde por Ley, y mi contrato ya no está blindado. Ahora lo tengo hasta el 30 de junio, como cualquier trabajador del club .

Nuevas responsabilidades

Su rol de Director Deportivo pasa a ser el de Director de Cantera y asesor deportivo del primer equipo. Con la reestructuración de la cantera y el acuerdo con el Real Madrid, Lasarte tendrá más trabajo enfocado a los escalafones inferiores.

«Se han suprimido las coordinaciones de cantera y tengo que estar encima de todas las categorías, los 12 equipos desde benjamines al juvenil A, que además entreno. Tengo toda la responsabilidad administrativa y deportiva de la cantera, ese es el primer aspecto. El segundo es que por el convenio con el Real Madrid tendré que hacer seguimiento de jugadores de la provincia y estar en partidos determinados, algo que es positivo para el futuro del club».

El primer punto del convenio es subir el 30 de agosto a Valdebebas «para conocer a los nuevos responsables del Real Madrid que colaborarán con el Linares. Los primeros equipos cadete y juvenil jugarán contra los de su edad del Real Madrid, es algo muy complicado de conseguir, tenemos la responsabilidad de demostrar el nivel que tiene nuestra cantera tras estos cuatro años».

Los fichajes del primer equipo pasan a hacerlos directamente la directiva y el entrenador, aunque su experiencia en el mercado le convierte en un valioso asesor para la directiva. «Es el tercer aspecto -añadió-, doy mi opinión sobre los jugadores que me llegan y los que conozco. Echo una mano por mis conocimientos en Tercera y el precio de mercado, pero sin la responsabilidad de fichar. Esa parcela la llevan en lo económico Medina y en lo deportivo Aguado».

Sin embargo, hasta la llegada del técnico granadino tuvo que volver a hacer momentáneamente su anterior rol en el club. «Entre la marcha de Ferrando y la llegada del nuevo entrenador, tuve que coger las riendas para tomar decisiones, ayudado por el presidente, hasta la llegada de Aguado, y ahora me centro en mi trabajo con la cantera».

El Linares se ha metido en la última semana de pretemporada con 6 jugadores por venir, a la espera de confirmar la salida de Luis Lara y Joselu. Hay equipo para empezar la liga, pero no para afrontar con garantías el reto del ascenso.

«Esperar la plaza de 2ªB, no ha sido beneficioso y lo expresé, debíamos trabajar antes. Luego la marcha del entrenador también perjudicó porque Ferrando era el encargado de elaborar la plantilla y hay jugadores de un nivel adecuado para este proyecto a precios razonables, que son de cerca, pero se escaparon. Hemos tenido que salir al mercado de fuera, que es más caro, y los futbolistas que marcan diferencias siempre esperan a última hora para apurar por un 2ªB o decantarse por una buena plaza de Tercera como Linares. Aunque ya no es mi responsabilidad, sí le digo a la gente que esté tranquila, que los pasos se están dando y el equipo será altamente competitivo», apunta Lasarte.

Cantera deficitaria

Aunque las cuentas salieron en positivo, al Linares le costó 82.700 euros mantener la cantera el año pasado y esta temporada se prevé un déficit de cantera de 28.000 euros. Son 100.000 euros en dos años para un club humilde, un dinero con el que se podrían hacer grandes cosas, pero con la situación de la ciudad es difícil plantear una nueva subida de cuotas para 2018. Es un tema que será tratado en una nueva asamblea de socios para reestructurar el modelo actual y hacerlo sostenible.

«Es el gran caballo de batalla. Nos gustaría poner cuotas mínimas, pero este déficit no es asumible para un club de Tercera. Tenemos la tristeza de ver que no arrancará el B en División de Honor. Hemos colocado a 25 jugadores cedidos, que siguen siendo del Linares, alguno va a explotar y será interesante para el primer equipo. Además Pekes, Chomfli, Álex y Sergio han pasado a la primera plantilla y Aguado está muy contento con ellos. Sin el B, hemos reforzado el juvenil como punta de lanza de la cantera, vamos a jugar Liga Nacional, que es importante porque tiene ya un buen nivel y sigue las reglas de la RFEF», concluyó Lasarte.

Fotos

Vídeos