Linares Deportivo

Dani Espejo: «Ya no cometemos los errores fuera de casa de la primera vuelta»

Espejo persiguiendo a un atacante rival en Linarejos./ENRIQUE
Espejo persiguiendo a un atacante rival en Linarejos. / ENRIQUE

La plantilla del Linares regresó ayer al mediodía a casa tras sacar un importante triunfo en su complicada salida a Altos del Real en Melilla

ÁNGEL MENDOZALINARES

Final feliz de un larguísimo desplazamiento a Melilla para los azulillos. A las 3:00 de la madrugada salieron el domingo de Linarejos, a las 7:00 salía el vuelo de Málaga, llegaron a Melilla a hora del desayuno y pudieron descansar un poco antes de jugar a las 17:00 en Altos del Real. 0-3, regreso al hotel y a las 8:00 del lunes salía el vuelo hacia Málaga. Llegaron a Linares al mediodía y Juan Arsenal les dio descanso hasta el miércoles.

Lo importante es que todos llegaron en perfectas condiciones, no hubo que lamentar problemas físicos, y con los puntos en la maleta, ante un River Melilla que salió muy intenso y al que los mineros controlaron desde el principio. Dani Espejo fue uno de los protagonistas del choque, además hizo su segundo gol con la elástica azulilla.

«Ellos tenían una motivación extra, salieron fuertes y sabíamos que debíamos mantener la portería a cero. Cuando nos metimos en el partido, empezamos a ser superiores. Sabíamos que sería difícil, les igualamos la intensidad. Son partidos trampa, de los que luego te acuerdas de esos 3 puntos. Estuvimos tranquilos, sabíamos que llegarían las ocasiones. Sacamos el partido adelante y seguimos por el buen camino», comentó Espejo al regresar a tierras linarenses.

El River usó sus armas. El terreno de juego era incómodo y Dani relata que «el césped era una lija, campo pequeñito y muy irregular. Está en un cerro y por las lluvias se habrá levantado. El bote del balón era muy duro, pero nos adaptamos. Lo que más nos preocupaban eran las dimensiones, cualquier balón en profundidad supone que lleguen a tu área. Supimos controlar esa faceta del juego».

Si se habla mucho del lateral diestro Miguelito como el jugador revelación de la primera vuelta en el Linares, le va a la zaga Dani Espejo por la izquierda, profundo, incisivo, pisando área en muchas acciones y otro de los grandes artífices de la variedad ofensiva que despliega el conjunto de Juan Arsenal.

Su golazo fue el 0-2, falta directa y zapatazo a la escuadra. Un hombre que tiene mucha llegada y al que no siempre le acompaña la fortuna en forma de gol. «El fútbol es goles, es lo bonito, la sensación de marcar nos gusta a todos. Estoy muy contento en lo personal y espero estrenarme en Linarejos, porque el otro gol lo hice en el campo del Huétor Tájar»,

Barba hizo el 0-3, pero la cuenta la abrió Álex Rubio el día de su estreno como nuevo ariete azulillo, algo que alegró a sus compañeros «porque meter un gol es lo que hace un delantero, y si es recién llegado le va a ayudar mucho con la confianza. Es 'superimportante' que haya empezado así de bien. Álex nos va a dar bastantes cosas, es un delantero complementario a Chendo y Bolo cada uno tiene su rol y el equipo tiene suerte de contar con los tres. Todos nos alegramos por él, espero que consiga muchos más goles en esta segunda vuelta».

Van a por el liderato

Una segunda ronda de partidos en el calendario donde el Linares sabe lo que busca. El play-off está cada día más cerca de convertirse en matemático, porque las distancias con el quinto clasificado aumentan, pero los que no pinchan son El Palo y Real Jaén. Tres equipos con un mismo objetivo.

«Estamos los tres haciendo los mismos números, el que menos falle será el que acabe primero. Nosotros estamos tranquilos, haciendo las cosas bien, en buena línea. Está siendo una temporada bonita, vamos a por la primera plaza, no olvidamos lo que podemos conseguir este año, pero hay que hacerlo sin presión. No podemos tener la ansiedad de pensar en lo que puede pasar si llega un mal partido», explica el carrilero zurdo de los azulillos.

Por suerte, hay algo que ya ha cambiado en el Linares y se ha corregido a tiempo. «Ya no cometemos los errores fuera de casa de la primera vuelta. Eso está solucionado y somos un equipo muy difícil de batir a domicilio, también seguimos siendo muy fuertes en casa. Estando unidos y siendo una familia, siguiendo en la misma línea, con estos números que estamos haciendo podemos aspirar a ser primeros».

Este domingo toca hacer realidad estas palabras en Linarejos. Viene el Guadix y el partido se ha fijado a las 17:30 de la tarde. La de la ida fue una de esas ocasiones en las que los azulillos no estuvieron finos a domicilio y cayeron 2-0. Les toca ahora sacarse la espina contra los granadinos en Linarejos.