Linares Deportivo

Deberes pendientes tras el primer derbi

Al Linares le urge cerrar la plantilla para ganar rodaje y al Torredonjimeno sumar sus primeros puntos

ÁNGEL MENDOZALINARES

El Linares duerme tranquilo esta semana, seis puntos de seis, sin exhibir un juego brillante y mostrando todavía muchas lagunas, pero ahí está el primer pleno de la temporada. Así es como debe empezar un equipo campeón, demostrando que sabe sufrir para ganar, dentro y fuera de casa.

Las preocupaciones vienen por otro lado, más de cara al partido de la jornada siguiente donde, si ya Aguado tiene problemas para elegir alternativas en defensa, la expulsión del central Ibrahim y la lesión de Joselu lo complica todo un poco más.

Hoy pasa examen médico, parece un problema muscular. La afición recuerda los problemas de cadera que más de una vez han tenido a Joselu en el dique seco un tiempo, pero en esta ocasión el 'pinchazo' es diferente y apunta a algún tipo de sobrecarga por el esfuerzo de estas semanas de trabajo.

Chomfli tendrá que volver al lateral y Lozano irse a la derecha, o poner a Palomares de lateral y que el canterano Sergio juegue en el centro con Admonio, mientras todos cruzan los dedos para que no pase nada raro en Huétor Vega.

El partido es el domingo a las 19:00 y la Federación de Peñas del Linares ya prepara su habitual excursión. Salida a las 16:00 desde los jardines de Santa Margarita, 10 euros cuesta el viaje hasta el estadio de Las Viñas. La cercanía anima a pensar que muchos azulillos irán a arropar al equipo para ver si consiguen el 3 de 3, que capaces son, porque del Linares que se vio contra el Torredonjimeno al que se verá dentro de un mes, hay mucha diferencia, para empezar porque puede haber dos o tres caras nuevas en el once inicial.

Los dos refuerzos esperados

Sí, Joseba Aguado lleva diciendo casi un mes que la semana que entra vienen dos fichajes, y luego no hay noticias. Bueno, firmó Siles (extremo diestro), pero a lo que hace referencia el técnico es a los ya famosos pivote-central y central-lateral que persigue el Linares.

Se cierra el jueves el mercado de fichajes en Segunda B, así que esta semana sí que podrían caer definitivamente los dos jugadores que le faltan al equipo, y dejarían una ficha libre para ver si algo bueno, bonito y barato se deja caer antes de enero. Esa es la primera intención.

«Llevamos una semana acelerándolo todo. El fin de semana estuvimos negociando y condiciona mucho nuestro presupuesto para la calidad de los jugadores que queremos. Hay dos o tres opciones para cada puesto, algunos se caen y vas barajando estas cosas. Estamos en la semana, a final de la pasada estuvimos a punto, es la quinta o sexta vez que un jugador nos da el sí, le mandas el contrato y te dice que al final tiene una oferta de Segunda B, que es más dinero y que se va. Espero que ya esta semana sí se concreten los dos o tres fichajes que nos faltan», contó Aguado.

En relación a lo visto el domingo en su estreno oficial en Linarejos como entrenador azulillo dijo: «Fue un partido que se puso oscuro y supimos sacar los 3 puntos. Aunque hemos empezado la liga es como una pretemporada porque algunos jugadores no llevan ni dos semana y otros con una semana entrenando ya están jugando como Sergio Ortiz y Javi López, vinieron hace diez días y ya han jugado los dos partidos».

Joseba Aguado coincide en lo que toda la afición ve, que el equipo aún está lejos de ser el que debe ser cuando avancen las jornadas, pero un club que aspira a ser uno de los cuatro campeones no puede llegar a los partidos clave con inseguridades.

«Se ve claramente que nos faltan esos dos o tres jugadores, lo importante es que ganamos al 60-70% y contra el Torredonjimeno estábamos un poco tensos. Han trabajado muy bien y tenían las ideas muy claras. Nos enfrentábamos a jugadores de Linares que querían dar su granito, pero lo importante para crecer es hacerlo desde la victoria», argumenta el técnico, que ha visto como los fichajes desde su llegada se han hecho con cuentagotas por esa idea que tiene el Linares este año de esperar a lo bueno y no fichar por fichar, que al final sale caro, caso Briones que ha estado dos meses entrenando pero sólo jugó algunos encuentros amistosos.

«Aquí cada semana vienen dos, aparecen lesiones, sabemos que la mayoría de equipos en Linarejos van a intentar encerrarse y debemos trabajarlo, en eso estamos. Trabajar y trabajar es la única fórmula que conozco. Con las incorporaciones, en dos o tres semanas trabajar porque nos enfrentaremos a equipos como Antequera o El Palo, para jugarles de tú a tú», y ahí será donde el Linares deba estar con la luz encendida y no dar la sensación de no saber, como se vio el domingo, qué hacer con la pelota en una transición rápida, cómo recuperarla en el centro o cómo sacarla desde la defensa.

Fotos

Vídeos