Linares Deportivo

La 'explosión' de Pablo Siles podría desembocar en su renovación

Pablo Siles se intenta zafar de varios defensores en una jugada de ataque. /ENRIQUE
Pablo Siles se intenta zafar de varios defensores en una jugada de ataque. / ENRIQUE

Jaime Molina anima a la afición a despedir a la plantilla este domingo, a las 18:00 en el último partido en Linarejos ante el Atlético Mancha Real

ÁNGEL MENDOZALINARES

Lo de la banda derecha del Linares este año ha sido digno de novela. Primero iba a ser Joselu el titular en ataque, mientras que el cedido Palomares del Granada B estaba llamado a ser el 2. Joselu se lesionó, y aún sigue recuperándose, en el primer mes de liga, así que el chico que había venido para ser su segundo espada, Braim, se enfundó el 7. Mientras, atrás, con la liga empezada, se vio que hacía falta un lateral con más experiencia y envergadura, vino entonces Palomeque.

¿Y dónde está Pablo Siles en la ecuación? Esa es la curiosidad que riza el rizo, porque el Linares le firmó como un jugador que estaba por explotar y que previsiblemente tendría pocas oportunidades, si acaso más en la banda izquierda como revulsivo a pie cambiado.

Llegó enero, Braim se fue en busca de objetivos deportivos más jugosos porque ya tenía claro que en Linares no iba aspirar a nada. Joselu parecía que volvería pronto a los terrenos de juego, pero nada más lejos de la realidad, así que el entonces recién llegado Jaime Molina le fue dando protagonismo a Pablo Siles y hoy es uno de los jugadores más en forma y desequilibrantes del conjunto minero.

Pablo ha explotado. Los laterales de los equipos contrarios lo saben, incluso el técnico del Martos tuvo que cambiar al suyo antes de acabar la primera parte, porque Siles le estaba haciendo un roto. Se lo hizo también a la defensa del Malagueño y el domingo a la del Villacarrillo. Jugador joven al que le hacía falta confianza y minutos para demostrar su talento, todo apunta a que sería una buena apuesta para la próxima temporada.

Hay que recordar su edad. Llegó al Linares con 19 años este verano, procedente del Villarreal juvenil. Le faltaba eso que desde el staff técnico levantino consideran que debe tener un extremo para dar el salto al Villarreal B, pero el propio Siles se ha encargado de demostrar en Linarejos que lo único que le falta es más experiencia, talento le sobra.

Jaime Molina destacaba precisamente el ímpetu de jugadores como Siles por demostrar que vale para ser parte del proyecto del año que viene: «Cuando un equipo ya no se juega nada, hay casos en los que no ocurre esto, pero afortunadamente en el nuestro sí».

Y seguía una vez más ensalzando el compromiso de su plantilla que ellos «están dando todo lo que tienen y más. Dentro de las limitaciones que tenemos respecto al número de jugadores y a la hora de planificar los entrenamientos con tan poca gente, están dándolo todo. Se tiene que sentir orgulloso cualquier jugador de este equipo, es de reseñar y la afición lo debe saber».

Lo que aún no se sabe es el futuro del técnico. Faltan dos semanas, dos partidos, Mancha Real y Almería B, para poner el broche a esta accidentada temporada y saber si la dirección del club apuesta por hacerle una oferta de continuidad al malagueño. Él tiende su mano a quedarse.

«Yo lo he dicho por activa y por pasiva, tengo buenas sensaciones, por lo que he vivido aquí y porque me gustan los retos. Para cualquier entrenador, Linares es una plaza importante y yo vine con esa ilusión, no sólo de entrenar esta temporada, también tener opciones la que viene. Quien tenga que valorarlo, lo estará haciendo y si han dicho que a final de te», argumentó.

No es Media Día del Club

El domingo es el último encuentro de la campaña en Linarejos, será a las 18:00 contra el Mancha Real, que ya no se juega nada porque el 0-3 del Malagueño este domingo le ha roto cualquier esperanza de asaltar la cuarta plaza de la clasificación.

Molina pide a la afición que, más allá de contratiempos este año, despida como se merece a los jugadores que han finalizado la campaña con la dignidad y profesionalidad propia de la camiseta que visten.

«Que vengan a vernos. Vamos a intentar jugar como lo hemos hecho hasta ahora en Linarejos, mostrarles lo mejor que podamos, porque es el último partido que vamos a jugar esta temporada en nuestro campo y queremos que venga, que lo disfruten y que nos ayuden a ganar, por supuesto», añadía el preparador azulillo.

El encuentro iba a ser Medio Día del Club, medida que finalmente se ha descartado por parte del Linares Deportivo y no habrá recargo para los abonados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos