Linares Deportivo

Falta un interior zurdo sub-23

El Linares sabe que la segunda vuelta será más dura./ENRIQUE
El Linares sabe que la segunda vuelta será más dura. / ENRIQUE

Tras el delantero Álex Rubio, el Linares valora reforzar la banda izquierda aprovechando la última ficha libre que le queda a la plantilla

ÁNGEL MENDOZALINARES

Aunque haya una minoría a la que le genere dudas la capacidad goleadora de Álex Rubio como refuerzo para la delantera, la mayoría de la afición azulilla considera que la incorporación del delantero gaditano ha sido un acierto y rendirá en el Linares por encima de las modestas cifras que ha logrado con el Cacereño en la primera vuelta.

No en vano, y a tenor de su progresión anterior en Segunda B, en verano era uno de esos futbolistas a los que los mineros, por presupuesto, no podrían aspirar. Y ha sido justamente lo ocurrido en la primera vuelta en el grupo extremeño lo que ha facilitado que pronto se enfunde la azulilla.

Llegará la semana que viene a Linares, no estará disponible para jugar el lunes contra el Huétor Vega. Como el martes dará descanso Arsenal, está previsto que el miércoles se incorpore al primer entrenamiento con sus nuevos compañeros y sea presentado ante la prensa para conocer más detalles de su incorporación, así como hacerle la primera foto con la elástica linarense.

¿Da el Linares entonces el mercado invernar por cerrado? En absoluto. Queda una ficha, que no se ocupó en verano, de la que no se hablaba tanto como de la que dejó libre Iván Bazán y ahora ocupa Álex Rubio, una ficha para un menor de 23 años. Miguel Linares y Juan Arsenal la dejaron ahí, a la espera de ver cómo evolucionaba el equipo en la primera vuelta, si había lesiones de largo alcance o alguna descompensación en la plantilla.

Ciertamente el equipo ha rendido muy bien ante las bajas, la polivalencia de los futbolistas de mediocampo contuvo las bajas más notables por lesiones cortas o sanciones. Sin embargo, hay dos puestos cojos de relevo, el lateral derecho y la interior izquierdo.

Para el primer caso, Arsenal ha usado a Chinchilla como relevo de Miguelito, dado que en el Linares los carrileros juegan más tiempo atacando que defendiendo y Sergio Chinchilla ha demostrado disciplina defensiva cuando se tiene que aplicar atrás. En la izquierda está jugando Jorge Barba, que es mediapunta y tiende a venirse al centro para que ese carril lo ocupe Dani Espejo.

Cuando Barba no ha estado o la banda ha necesitado refresco, Iván Sales se convirtió en una alternativa. Dado que queda esa ficha y sin la necesidad de ocuparla por gusto, el Linares se mantendrá alerta hasta que se cierre el mes por si aparece un sub-23 contrastado, veloz y desequilibrante, que pueda aportarle algo más al equipo para que Arsenal tenga opciones de todos los colores en ataque.

La segunda vuelta será larga y muy dura, el que menos pinche de los cuatro de arriba será el campeón. Y si el Linares quiere ese puesto, tendrá que poner lo máximos efectivos a disposición del técnico.

 

Fotos

Vídeos