LINARES DEPORTIVO

Ferrando presentó su dimisión como mánager del Linares

La salida de Juan Ferrando provocaría la llegada del cuarto entrenador en menos de un año/ Enrique
La salida de Juan Ferrando provocaría la llegada del cuarto entrenador en menos de un año / Enrique

El paso de los días sin que se cierre la contratación de futbolistas ha detonado un cisma entre el club minero y el técnico catalán

La reunión hasta alta horas de la noche en la sede del Linares Deportivo acabó con Juan Ferrando presentando su dimisión como manager deportivo, el nuevo rol que le había sido asignado tras la ratificación de la confianza del presidente en sus métodos tras el descenso de categoría.

Sin embargo, el cisma entre las partes llegó porque el mes de junio acabó, el de julio va a medias, la semana que viene empieza la pretemporada, pero los linarenses sólo han realizado dos fichajes. Dado que ahora Juan Ferrando asumía el papel de la dirección deportiva que ostentaba Alberto Lasarte, este año centrado exclusivamente en cantera, las miradas en la sede de la Calle Pintor Sorolla señalaban al catalán.

Las filtraciones que tanto se intentan controlar desde la entidad, siguen estando presentes. Después de una tensa reunión que se prolongó hasta la medianoche, Juan Ferrando salió con la dimisión puesta sobre la mesa. Como se puede leer en la edición impresa de hoy, el rumor en la calle era cierto y el silencio del club a la consulta de la prensa iba marcado en la línea de ‘quien calla otorga’. Era una situación que se veía venir ante el desarrollo de los últimos acontecimientos.

Jesús Medina tratará de convencer a Ferrando de su continuidad como entrenador, si bien la confianza en la parcela de dirección deportiva la ha perdido y tendrá que ser de nuevo Alberto Lasarte junto con el cuerpo técnico y la propia directiva quien configuren la plantilla de esta temporada, sabiendo que la mayoría de equipos del grupo se han adelantado para contratar a jugadores de la zona, habría que salir a pescar al mercado del centro y norte de España, o bien convencer a jugadores salientes de Segunda B.

De confirmarse la salida de Juan Ferrando, el Linares deberá buscar un sustituto que sería el cuarto entrenador en menos de un año para la directiva de Medina. La ansiada estabilidad que se buscaba, no llega. Y quizá lo que más tensa la cuerda es que la directiva está mirada con lupa después del fracaso deportivo del pasado ejercicio. Anoche, a la 1:00 de la madrugada, una veintena de jóvenes aficionados se personó en la sede del club para preguntar por la situación.

El Linares Deportivo parece condenado a meterse en problemas, sin tener necesidad de ello. Si el verano pasado fue convulso por el cambio de directiva, este verano no está siendo precisamente tranquilo.

En las próximas horas, si se ratifica la salida de Juan Ferrando, Joseba Aguado es el mejor posicionado para ser el técnico del Linares a patir de mañana y hacerse cargo del equipo (aún en construcción) para la pretemporada que comienza el lunes.

El técnico granadino de 48 años ha dirigido a equipos como Vandalia, Huétor Tájar, Granada B y Maracena. Es conocedor del grupo IX y sabe lo que es ganar una fase de ascenso. En la temporada 2011/12 ascendió a Tercera con el Granada B y al año siguiente le llevó a Segunda B, objetivo que se marcará esta temporada con el club minero.

De momento, Jesús Medina toma la palabra para cerrar la salida de Ferrando o reconducir la situación. Si falla lo segundo, se retomarían las conversaciones con Joseba Aguado, que ya era del gusto de la directiva antes de que Ferrando fuera nombrado mánager general.

Fotos

Vídeos