LINARES DEPORTIVO

García y Admonio se despiden de Linarejos

ÁNGEL MENDOZALINARES

Sergio García no seguirá en el Linares Deportivo la próxima temporada y su salida extraña. Un jugador que entró la pasada temporada en la primera plantilla como cuarto central, pero el que venía de tercero, el melillense Ibra, no dejó buenas sensaciones en los pocos minutos que disputó y acabó volviendo a su club de origen.

Mientras tanto, Sergio, casi inédito en la primera vuelta, fue tomando protagonismo en la segunda vuelta del campeonato y despuntó como uno de los futbolistas que acabó la temporada en mejor estado de forma. Antes de eso, en la categoría de bronce, ya tuvo la oportunidad de demostrarle a la afición de Linarejos que era un jugador con posibilidades de hacerse fuerte en el primer equipo. Debutó en el campo del Cartagena (2-0), mientras que se mostraba sobrado con el filial en Div. Honor, donde jugó 30 partidos.

La pasada temporada, ya de lleno en el primer equipo, Sergio García disputó 24 partidos, siendo titular en 14 de ellos, un total de 1.322 minutos en los que vio dos tarjetas amarillas y una roja. Acabó la liga espectacular, rápido, bien colocado, seguro al corte. No debe tener problemas para encontrar destino en Tercera, aunque no ha trascendido. El fichaje de Tello se lo ponía difícil y parecía de nuevo condenado a ser el cuarto central con Juan Arsenal, lógico por lo tanto que haya preferido buscar otro destino.

«Ponemos fin a una etapa de cuatro años en el Linares Deportivo. Dar las gracias por darme la oportunidad de jugar hasta en cinco categorías: Segunda Andaluza, Preferente, División de Honor, Tercera y Segunda B. Un abrazo de un azulillo más», así se despedía Sergio García de la afición en redes sociales.

El que también se despidió por Twitter fue Admonio, aunque el central ya había comunicado al club al final de temporada que no valoraría la oferta de renovación porque quería volver a Segunda B. «Termina una etapa de mi vida en un club muy grande como el Linares, de donde no me voy del todo feliz, por no cumplir los objetivos», escribió.

Lo cierto es que ha sido uno de los mejores jugadores del año en Linarejos, pero con luces y sombras. 38 partidos jugados, todos de titular, 3.341 minutos en los que vio 13 amarillas y 1 roja. Será por su juventud, 24 años, pero pecó de exceso de confianza en algunos encuentros y sus errores le costaron goles en contra al equipo. Curioso para un central que realmente iba una velocidad por encima de todos en Tercera, portento físico, inexpugnable cuando estaba cien por cien concentrado, sin duda volverá a la categoría de bronce, que es donde realmente debe estar un jugador con su edad y proyección.

En su puesto ha llegado Rosales, un central de plenas garantías, más regular que Admonio y al que también se le queda pequeña la categoría actual, como ha demostrado los años que ha estado en Segunda B con la entidad minera.

Termina la semana sin fichajes, otra más, parece que el Linares se ha quedado clavado estos días tras cerrar el bloque base y, como dijo la semana pasada Arsenal en estas páginas: «No podemos equivocarnos con los fichajes que quedan por llegar». Así que el club mide los tiempos sabiendo que debe hilar muy fino para firmar un delantero goleador, solucionar la situación de Pekes y traer dos puñales por banda, además de un mediocentro de campanillas (Rodri sigue como principal opción), para cerrar la columna vertebral de garantías.

Hoy la junta directiva de Medina presentará las cuentas del pasado ejercicio y buscará que los socios aprueben el nuevo presupuesto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos