Linares Deportivo

La intensidad del Martos, clave para ganar a un Linares muy débil a domicilio

El capitán azulillo, Rosales, cabizbajo mientras los marteños se felicitan por el triunfo. /MARTOS CD
El capitán azulillo, Rosales, cabizbajo mientras los marteños se felicitan por el triunfo. / MARTOS CD

Los azulillos consumaron su tercera derrota en cuatro salidas, mientras que los futbolistas de la Peña se mantienen invictos en su feudo

ÁNGEL MENDOZALINARES

Decían por Linarejos en la previa del encuentro del viernes, que el Martos tenía un equipo impropio de la zona de descenso que ocupaba, que un día despertarían y no querían que fuese contra los azulillos, pero así fue. Un Martos intenso, duro, que maniató a los mineros en la primera parte y, en la segunda, cuando mejor estaba el Linares y Nauzet salvó los muebles, Paolo Etamane les asestó un zarpazo que dejó herido de muerte al cuadro azulillo.

«Ha sido un querer y no poder ante un equipo que le puso mucha intensidad, en los duelos y las disputas estuvieron muy enchufados. Nosotros no tuvimos la continuidad en el juego para generar más ocasiones, aunque hicimos méritos para no perder. No estuvimos cómodos en el césped en ningún momento, hubo ocasiones, pero no las que habitualmente hacemos», dijo Juan Arsenal después del partido.

Quizá los de la Peña no merecieron la victoria por ocasiones claras, pero en el fútbol se premia el acierto y fueron más efectivos. De nuevo apareció ese fantasma que parece que va a perseguir todo el año al Linares fuera de casa, por el bien de Arsenal y sus hombres todos esperan que no, hablamos de la falta de gol fuera de casa.

Tres derrotas en cuatro salidas del Linares, dos de ellas en los derbis contra Real Jaén y Martos, precisamente esa clase de partidos que sirven para ver cómo le iría a un equipo en un play-off y si están preparados para sufrir a ese nivel. El Linares, a día de hoy, no. Lo bueno es que queda poco tiempo para lamentarse, que en Linarejos sí están más entonados y que les viene el domingo las 18:00 un Atarfe que no es de lo más fiero del grupo. Así que toca ganar y olvidar el palo del viernes.

Por el buen camino

En el Martos salen reforzados, buen trabajo, sencilla disposición táctica, apretando los dientes y esperando a que llegase una buena para matar al Linares. Ganaron el año pasado y han vuelto a ganar este. Siguen en la zona caliente, pero en su campo no les ha ganado nadie en estas primeras 8 jornadas. Linares y Loja mordieron el polvo, Antequera y Alhaurín se escaparon con sendos empates a un gol.

Con esta dinámica, si juegan así todos los partidos y este choque les ha servido para encontrar su fútbol, los Pepón, Sutil, Etamane, Martínez, Horno o Adil, acabarán saliendo más pronto que tarde del descenso y afianzándose en puestos más cómodos.

 

Fotos

Vídeos