Linares Deportivo

Iván Sales tiene hambre de minutos

Iván Sales buscando el pase a un compañero en un partido de Linarejos. /ENRIQUE
Iván Sales buscando el pase a un compañero en un partido de Linarejos. / ENRIQUE

Aunque es extremo, Arsenal le usó como emergencia en el mediocentro y él se adaptó a la perfección, incluso sirviendo goles

ÁNGEL MENDOZALINARES

Hambre, no se le quita al Linares Deportivo esa sensación de ir a más, hambre de puntos y de liderato, de recuperar lo que se perdió por el camino en aquellas salidas desafortunadas. Hambre de goles en los delanteros y de minutos en los jugadores menos habituales y que han demostrado su valía cuando han tenido oportunidades.

Un claro ejemplo de esto último es Iván Sales. El castellonense fue el elegido por Juan Arsenal para adaptarle a la posición de mediocentro cuando más bajas tenía en esa zona. Un hombre de ataque, explosivo, acostumbrado a pisar área, que tuvo que cambiar su rol para ayudar al equipo. Fue titular contra Mancha Real, Poli Almería y Torreperogil, jugó más de una hora ante el Motril y este domingo, sabiendo que Ortiz es baja por sanción, contó a IDEAL su hambre por verse de nuevo con la confianza de Arsenal.

«Es cierto que venía teniendo menos protagonismo hasta las últimas jornadas, que he demostrado al míster que puede contar conmigo y le he respondido en el campo con actuaciones positivas. También esos buenos partidos me han dado confianza a mí, aunque hayan sido en una demarcación que no es la mía natural de extremo o mediapunta. Me tocó ser mediocentro por las bajas, me puse el mono de trabajo y aporté todo lo que pude, sabiendo que era una oportunidad para mí. No había jugado nunca en esa posición y, al final, acabé con buenas sensaciones y el entrenador ya sabe que puede utilizarme ahí también», explicó Sales

¿Cómo es para un extremo explosivo jugar en una posición tan diferente y para la que no se ha formado? Al final, uno no puede cambiar lo que es, pero a Iván le salió bien, porque mostró mucha proyección ofensiva cuando el equipo atacaba y acabó subiendo, cayendo a banda y dando varias asistencias de gol.

«Tienes que situarte en el campo, el mediocentro da estabilidad y orden defensivo. Luego, a la hora de descolgarte con balón, uno se mete como interior y aparece tu faceta ofensiva de asistir, meter el último pase o dar un buen centro. Mis últimas cuatro asistencias de gol han venido jugando en esa posición, pero lo importante es que han venido porque pude jugar el partido entero. Esa confianza hace que un jugador sienta libertad para hacer lo que sabe», afirmó el azulillo.

Iván Sales cumple con la máxima que todos destacan, el gran fondo de armario que tiene el Linares y como un futbolista que había sido un recambio desde el banquillo en las 10 primeras jornadas de liga, puede ser titular, en un puesto nuevo para él, y acabar siendo de los mejores de su equipo.

Una piña

«Al final, lo que se ve desde fuera es que el equipo es una piña, eso se nota en el campo, y tenemos un nivel altísimo en la plantilla, todos son jugadores válidos y va a cumplir cualquiera que metas a jugar. Yo he estado estas semanas supliendo bajas, me dieron continuidad por los resultados y ahora no sé qué pasará. Supongo que jugaré de extremo cuando el equipo me necesite, yo estoy entrenando fuerte para ganarme la titularidad cada semana», argumentó respecto a la recuperación plena de Rodri, próximamente de Lara y Juanfran, lo que le cierra inicialmente las puertas a volverá jugar en el medio.

Ahora vienen tres partidos en una semana y, después del difícil empate arrancado en El Palo, la plantilla del Linares volvió al trabajo «reforzados por el punto y por la victoria de la semana anterior ante el Motril en casa. Sabíamos que eran dos partidos complicados, en El Palo con mucha disputa porque son muy fuertes físicamente y lo han ganado casi todo en su campo. Empezó complicado, pero nos quedamos con esa sensación de haber conseguido algo positivo».

Reforzados

Alhaurín de la Torres el domingo, partido trampa. Después visita a Torremolinos el jueves y partidazo contra el Antequera en Linarejos. Iván aseguró que «a cualquier jugador le gusta tener tres partidos en una semana, porque cada uno de ellos es una oportunidad de reivindicarte. Es verdad que Linarejos tiene el césped un poco espeso y estos dos partidos seguidos se van a notar, no le vendrán bien. Primero vamos a pensar en el Alhaurín de la Torre, un equipo que marca muchos goles y que ha conseguido resultados importantes, no podemos confiarnos. Torremolinos será un partido duro y Antequera está marcado en nuestro calendario. Sabemos que los resultados en casa nos están acompañando y trataremos de darle una alegría a la afición».

Esta semana puede ser decisiva para uno de los rivales directos y protagonistas de este tramo de calendario, el Antequera. El equipo de Aybar no está siendo todo lo regular que se esperaba de ellos, pero tienen una excelente plantilla y están cuartos con 6 puntos menos que los azulillos.

Este fin de semana van a Loja, después reciben al Real Jaén y luego van a Linarejos. Lo que sean capaces de hacer, dictaminará si se enganchan definitivamente a los tres cabezas de pelotón o se descuelgan.

 

Fotos

Vídeos