Linares Deportivo

Jorge Barba: «Queremos ir ganando posiciones hasta ser primeros»

Chinchilla abraza a Barba tras uno de sus goles al Torreperogil. /E.
Chinchilla abraza a Barba tras uno de sus goles al Torreperogil. / E.

El centrocampista azulillo ha recuperado su mejor versión y analizó cómo el Linares se ha convertido en el mejor equipo como local del fútbol español

ÁNGEL MENDOZALINARES

Retomó el Linares Deportivo los entrenamientos con la cabeza puesta en el Poli Almería y en la propia enfermería. Rodri se hizo una resonancia para ver el estado en el que está su edema óseo y hoy recibe los resultados el club. Fran Lara va camino de perderse los próximos dos partidos por una fisura en el pie y Juanfran está ya entrenando con el grupo y cogiendo confianza.

Pero el protagonista de esta semana es Jorge Barba, que se ha reencontrado con su mejor fútbol y con el acierto goleador. Un hombre de segunda línea que juega y hace jugar, que marca diferencias y lidera a sus compañeros, que conoce las particularidades de Linarejos y pide que, ese pequeño sector que pita, valore el trabajo que está haciendo el que a día de hoy es el mejor equipo en casa de todas las categorías nacionales del fútbol español.

18
Los goles que ha anotó el Linares en casa durante estas siete primeras jornadas como local.
0
Ni Lopito ni Samu han visto perforada la portería en Linarejos durante este tiempo.

Jorge valoró tras la sesión de ayer lo siguiente: «Tenemos que destacar lo difícil que es ganar siete partidos seguidos en casa y con la portería a cero. Si tenemos los mejores números como local a nivel nacional es porque estamos haciendo un buen trabajo y trataremos de alargarlo lo máximo posible para que siga la racha. La clave está en ciertos factores, empezando por el trabajo defensivo y la forma de jugar que tenemos, donde queremos ser los protagonistas del balón, que el rival no lo tenga, y desde la posesión que vayan llegando las ocasiones».

Los equipos que consiguen cosas importantes al final de la temporada y tienen más opciones de ascenso son los que mantienen la puerta a cero. No perder, no encajar goles, implica que el rival esté en desventaja, sea un partido de liga o de fase de ascenso. «Es algo en lo que el míster hace mucho hincapié y es lo correcto, ser un equipo fuerte desde la solidez, no encajar goles significa puntuar. Arriba tenemos gente muy buena y con gol, que en cualquier momento puede marcar», dijo el centrocampista.

Y entre los que puedes hacer goles en cualquier momento está el propio Barba. «Desde primera hora lo doy todo - explicó - , pero ahora me están saliendo mejor las cosas. Es normal, hay que adaptarse a un entrenador nuevo, nuevo sistema y nuevos compañeros. Sabía que cogería esa forma del año pasado, o incluso mejor. Ahora me siento muy cómodo, todos los compañeros no entendemos y este sistema nos viene muy bien para estar a ese nivel».

Por su personalidad, siempre va a por el gol y a tirar del equipo cuando las cosas se atascan, buscando un latigazo lejano, una acción personal, algo que meta de nuevo al Linares en el ritmo del gol. «Es mi forma de jugar y la entiendo así. Intento dar el máximo y, si se pone complicado el partido, doy un paso adelante para ayudar a ganar», indicó.

Él sabe muy bien lo que es soportar las críticas de Linarejos. El año pasado fue duro, pero este año no hay motivos aparentes para que un sector del público pite al equipo y menos en casa. Lo dice la clasificación. El Linares está cumpliendo y, junto al Jaén es el único que le aguanta el tirón al Palo y tiene hechuras de equipo de 'play-off'.

Barba señaló al respecto que «la afición de Linares siempre es así, quiere ver al equipo ganar yendo al ataque, no importa cómo esté el marcador, pero debe entender que el rival también juega y se mete atrás, no es fácil hacerles una ocasión clara cada 10 minutos». «Yo creo que contra el Torreperogil lo hicimos bien, aunque algunas personas pitasen hasta que llegó el 3-0», apuntó.

A esa segunda parte contra los de Antonio Torres, el Linares había llegado con 2-0 y después de una semana de triple derbi, que «fue muy larga porque en todos los partidos te lo ponen muy complicado», dijo. «Sacamos el primero contra el Torredonjimeno, en Mancha Real ganamos en el último minuto y el Torreperogil vino a hacer su partido y a cogernos a la contra. Nos pusimos por delante, hicimos un gran primer tiempo con dos goles de ventaja y en el segundo esperamos con el balón en nuestro poder para que llegase el tercero», resumió.

Vestir la azulilla tiene ese plus de complicación. Todos los equipos de mitad de la tabla para arriba son rivales directos y quieren ganarle a uno de los favoritos, mientras que los de mitad de la tabla para abajo necesitan puntuar imperiosamente y se crecen ante los azulillos porque no tienen nada que perder.

«Cualquiera que se enfrenta al Linares tiene ese plus, estamos ahí arriba y nos quieren batir. Ya estamos acostumbrados a jugar con esas sensaciones y desde primera hora van todos los rivales con la máxima intensidad, nosotros también, después aparecerán los compañeros que marcan las diferencias y llegarán los goles», argumentó Jorge.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos