Linares Deportivo

Joselu: «Está clarísimo que si me he quedado es para subir a Segunda B»

José Manuel conduce el balón ante la mirada de Joselu en el partido del pasado domingo ante el Torredonjimeno en casa.
José Manuel conduce el balón ante la mirada de Joselu en el partido del pasado domingo ante el Torredonjimeno en casa. / ENRIQUE

Limadas las asperezas del verano con el club, afronta esta nueva etapa como capitán del Linares y líder de un vestuario joven pero con hambre

ÁNGEL MENDOZALINARES

Llegó a tener un pie fuera de Linarejos tras el descenso, pero finalmente llegó a un acuerdo con el club para quedarse hasta final de temporada y ser el capitán del barco en esta nueva singladura en Tercera. Se le queda corta la categoría, eso está claro, ya el año pasado fue de los mejores del Linares en Segunda B como lateral, ahora Joseba Aguado le quiere de extremo.

Es Joselu, el único que sigue de los habituales la pasada temporada en las filas mineras tras el descenso. Después de lo ocurrido este verano, afronta con borrón y cuenta nueva la temporada en el grupo IX.

«Está clarísimo que si me he quedado es para subir a Segunda B y pienso que el objetivo está claro, lo hemos marcado desde el primer día a la perfección y nosotros tenemos que hacer todo lo posible. Buen equipo tenemos, debemos cuajarlo y que las cosas salgan bien, que vayamos todos cogiendo el ritmo en busca de meternos en el play-off», afirmó.

Respecto al rol que debe tener esta temporada, como interior, una vez que llegue el refuerzo para el lateral que el club espera cerrar esta misma semana, Joselu manifestó que «a mí me da igual donde me pongan, yo intento hacerlo lo mejor posible en todas las zonas del campo. Si me ponen de extremo voy a disfrutar y si es de lateral como estos últimos años, también. Si ahora viene un compañero nuevo, que sea para sumar y granito a granito que todos logremos el objetivo».

Lleva el brazalete heredado de Higinio Vilches, el que lleva siempre impreso el recuerdo de Fran Carles. Una de sus misiones este año es saber guiar a los jugadores más jóvenes, su experiencia en superior categoría y en competiciones más exigentes le otorgan los galones suficientes para ello.

«Llevo aquí 3 años -recordó-, hemos pasado por momentos muy buenos y otros muy malos. Es una experiencia nueva, nunca había sido capitán porque nunca había estado tanto tiempo en el mismo club. Es un orgullo y un privilegio ser el capitán del Linares, y más lo va a ser cuando, si Dios quiere, subamos a Segunda B»

A los recién llegados ya les ha dicho qué espera Linarejos de ellos: «Conozco a la afición y hay una cosa clara que quiere nuestra gente, y es que el futbolista trabaje y lo dé todo. Unos días te puede salir mejor y otros peor, pero que ese compromiso y el trabajo a pie de césped nunca falten. Mientras acabemos los partidos sin una gota de fuerza, Linarejos estará con nosotros. Ahora mismo nos falta tranquilidad, los nervios normales de tener tanta gente nueva y algunos viniendo del filial, pero que la gente dé por sentado que van a disfrutar».

Lo que pasó en verano, las diferencias con la directiva por su contrato para salir a un equipo de la categoría de bronce, ya forman parte del pasado para Joselu. Él sólo quiere mirar al presente y a un futuro que se abre ilusionante con la plantilla que se está formando.

«Una vez que tomo la decisión de quedarme, se acabaron los malos rollos si los hubo. Lo que pasó con el club sólo fue una falta de comunicación. Una vez limadas las asperezas, todos vamos a por el mismo objetivo al cien por cien. Será un año bonito», subrayó.

Una lesión menor

El pasado domingo tuvo que abandonar el campo lesionado, se echaba mano a la cadera, la afición ya sabe que es una zona que suele darle la lata, pero no fue la cadera esta vez. La primera exploración médica ha determinado que es muscular y parece que se trata de un problema menor.

«Estaba notando que poco a poco se me iba cargando la zona y llegó un momento en el que hice un sprint para un contraataque y noté cómo me daba pinchacitos, pero no como si hubiera una rotura. Vamos a descartar que sea algo de fibras y quedarnos con una sobrecarga muscular, me pondré en manos del fisio y a regresar lo antes posible».

Ha sido una pretemporada atípica la de Joselu. Por si llegaba un club de 2ªB que pusiera dinero encima de la mesa como para satisfacer al jugador y al presidente azulillo, obteniendo así la carta de libertad, el carrilero diestro se reservó en los primeros partidos. Antes del inicio de liga llegó el apretón de manos con Medina, el «se queda» y el compromiso, pero el tono físico de Joselu aun debe mejorar.

«Estuve entrenando todos los días con el equipo, pero no jugando los partidos, que es donde se coge el tono, sólo 60 minutos contra el Sevilla y de pronto 90 minutos contra el San Pedro muy exigentes. El domingo entré al campo contra el Torredonjimeno y el césped estaba muy pesado, además que se notó el cambio de artificial a natural, es normal que vengan sobrecargas», puntualiza el jugador azulillo.

El 1-0 del primer derbi de la temporada le dejó «sensaciones buenas por la victoria, son 3 puntos importantes y un derbi, es lo mejor que se puede sacar de un partido donde estuvimos un poco espesos, nos costaba tener el balón y ellos con muy poco nos iban mareando de un lado para otro. Por eso, lo mejor fueron los 3 puntos».

El Linares debe dar un salto de calidad en el mes de septiembre y llegar a octubre con hechuras de campeón para afrontar el tramo más denso de la temporada. «Creo que al equipo le hace falta cuajar, somos muchos jugadores nuevos que no nos conocemos. Poco a poco lo iremos consiguiendo, porque yo creo que ni estamos al 50% y ya tenemos 6 puntos, cuando la cosa cuaje y estemos todos perfectamente, le vamos a dar muchas alegrías a nuestra hinchada».

Próximo examen el domingo por la tarde en Huétor Vega. Aunque Joselu es granadino, recordó que nunca había jugado en ese campo porque desde muy joven se fui a jugar fuera. «Sí he visto algún partido allí, es un campo pequeño, de césped artificial regulero, uno de los muchos que nos tocan en esta categoría y de los más difíciles. Vamos a sufrir, a balón parado nos pueden hacer daño, pero estando concentrados al cien por cien, creo que podemos sacar algo positivo». explicó

Fotos

Vídeos