El Linares Deportivo cuaja un partido serio en su estadio y vence por la mínima al Guadix

Los azulillos celebran el gol de la victoria. :: enrique/
Los azulillos celebran el gol de la victoria. :: enrique

Un gol les valió a los linarenses para imponerse a un rival que tendrá que jugar mejor si quiere salir de la lucha por no descender

J. MUDARRA JAÉN.

Engañoso el marcador de un partido en el que Linares Deportivo pasó por encima de un Guadix que solo pudo capear el temporal azulillo y tampoco esto supo hacerlo del todo bien.

Pudo haber prescindido de los primeros minutos de partido, salvo los 20 segundos que tardó Pekes en hacer el que acabaría siendo el único tanto del encuentro. Salió más cauteloso de la cuenta el Guadix al césped de Linarejos y esto convirtió la primera parte del choque en un mero trámite para los azulillos que pusieron cero a la portería granadina sin que el Guadix fuese capaz de poner en aprieto alguno al cuadro linarense.

Pablo Ortiz tuvo la suya para anotar y Kevin también estuvo a punto de hacer el dos a cero dejando claro que mucho tenía que torcerse la cosa para que alguno de los tres puntos acabase marchándose de linarejos. Solo la enorme actuación del guardameta visitante impidió que antes de llegar a la media hora de juego el luminoso ya indicase un marcador avergonzante.

Asustó Cristiano con un remate al palo pero esta acción no impidió que el control del juego y las ocasiones principales acabasen siendo para el conjunto jienense.

Nadie en las gradas del estadio azulillo podía explicarse como visto lo visto durante los primeros minutos el marcador podía ser de tan solo uno a cero. Se entiende que el Linares Deportivo tenga una actitud de desidia por la falta de objetivos que esté a su alcance pero no se explica la falta de ambición por el gol en un cuadro como el Guadix que lucha por salir de las garras del descenso.

En la segunda mitad se repitió el guión visto durante la primera aunque sin el acierto que tuvo Pekes en el primer tiempo. No hubo goles por mucho que lo intento el cuadro local. Con Pablo Ortiz, Barba y Pekes como principales valedores del peligro linarense, las ocasiones siguieron pasando una tras otra haciendo el cancerbero visitante casi internacional.

Álex tuvo el dudoso honor de ser el mejor de los suyos en un partido en sus compañeros se vieron superados en todo momento por un conjunto azulillo que, a pesar de obtener los tres puntos, se fue a su casa pensando que el resultado obtenido era injusto. Comienza bien la Semana Santa un Linares Deportivo al que en apenas tres días le tocará viajar hasta la Costa Tropical para medirse al Motril.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos