Linares Deportivo

El Linares espera una respuesta afirmativa de Josu Uribe

Josu Uribe en el banquillo del Real Avilés./EL COMERCIO
Josu Uribe en el banquillo del Real Avilés. / EL COMERCIO

Chico se pone al frente del equipo hoy y no se descarta que dirija también el derbi contra el Martos, mientras se cierra la negociación con el técnico asturiano

ÁNGEL MENDOZALINARES

Empieza la semana prederbi en el Linares sin entrenador de la primera plantilla, o no, porque Chico sigue gozando de la máxima confianza por parte de la junta directiva tras haber mostrado un cambio importante el equipo desde que él se hizo cargo del timón de la nave. Un Linares más jugón, más ofensivo, más intenso y que ha sumado cuatro de los últimos seis puntos. Si tuviese el carnet nacional, desde luego que nadie dudaría en darle la oportunidad de dirigir al Linares hasta final de temporada.

El problema viene precisamente por ahí, por la falta de credenciales oficiales del excapitán para ser entrenador en liga nacional. Tablas en esto del balompié le sobran. Demostró el año pasado en el filial lo que todos suponían, que si en el campo fue siempre un jugador inteligente y un líder, en el banquillo no lo iba a ser menos. La plantilla del primer equipo también le respeta y le apoya, pero todo el entorno sabe que la situación es provisional y el primero es Chico.

El de Lupión ya ha manifestado al club que no es su intención ser entrenador del primer equipo ahora, ni formando tándem con alguien que sí tenga esas credenciales. El quiere seguir siendo un hombre de segunda línea, huye del protagonismo y del riesgo que conlleva en Linarejos y que él, mejor que nadie por sus años en el club, conoce a la perfección.

No, que Chico siga al frente haciendo carambolas no es una opción. El club busca un entrenador contrastado, que esté acostumbrado a los retos, que sea capad de impregnar su personalidad en una plantilla demasiado joven y que tenga las tablas necesarias como para saber aguantar la presión de un entorno como el azulillo. Y ese hombre lleva dos meses encima de la mesa de Jesús Medina.

Una trayectoria notable

Josu Uribe es la primera y, por ahora, única opción del Linares para suplir a Aguado, que ya firmó hace días el finiquito. Fue el primero al que llamaron, dio respuesta negativa, y en estas semanas las otras opciones que gustaban se han caído por un motivo u otro. ¿Y por qué insistir con Uribe entonces?, se preguntará el aficionado. Hay dos motivos de peso.

El primero es porque la negativa del asturiano no vino marcada por problemas económicos o de proyecto. Sencillamente la madre del técnico de 48 años se encuentra en un estado de salud delicado y Josu decidió estar al lado de su familia en estos momentos. El segundo motivo para que el Linares no le haya descartado es que no hay ningún otro entrenador en el mercado que reúna las condiciones que gustan a Jesús Medina y su directiva.

Uribe tiene la experiencia, carácter y estilo de juego que gustan al club. Empezó a entrenar con el Sporting cuando sólo tenía 21 años. Ascendió a Segunda B con el Ribadesella, estuvo a punto de jugar por el ascenso a Primera con Las Palmas, sí logró el primer ascenso a la élite del fútbol nacional con el Getafe en la campaña 2003/04.

Menos fructíferas fueron sus siguientes etapas en Segunda con el Elche, Hércules, Deportivo Alavés y Eibar. También en la Cultural Leonesa, Panserraikos griego y Girona. En 2013 jugó la fase de ascenso a Segunda con el Real Avilés, dos años después firmó en el Mensajero buscando la permanencia en 2ª B y la consiguió, y la pasada temporada entrenó a la UD Melilla de 2ª B hasta la jornada 30, momento en el que fue destituido cuando el equipo era sexto.

Jesús Medina sabe que será su quinto entrenador, que no ha tenido acierto con los banquilleros en su periplo como presidente, y este disparo no quiere fallarlo. Necesita a un hombre contrastado, ni muy joven para manejar todo lo que rodea a este equipo, ni un veterano que venga de vuelta y no mire al proyecto más allá de esta temporada. De lo que hay en el mercado, Uribe es lo que más gusta, con diferencia, a la directiva.

El presidente está dispuesto a esperar y mantener la negociación abierta toda la semana. Aunque Chico tenga que sentarse en el banquillo frente al Martos también, e incluso contra el Villacarrillo en casa. ¿Quiere decir eso que estarían dispuestos a pagar los 600 euros de multa por cada jornada sin entrenador firmado?

Desde el club la respuesta puede parecer confusa pero es concisa: «Haremos todo lo posible por evitar que se multe al club, existen opciones que estamos estudiando por si la negociación con el nuevo entrenador no se cierra definitivamente esta semana y Chico tiene que estar al frente en Martos. Él sabe que tiene toda nuestra confianza».

Autobús a Martos

Los que ya saben que estarán en Martos sí o sí viendo al Linares saltar al césped el domingo a las 17:00 de la tarde, son los aficionados que ya han reservado plaza de autocar en el club. Saldrá justo dos horas antes del encuentro desde los jardines de Santa Margarita.

El precio del viaje son 6 euros y las entradas para la hinchada minera se han pactado a 10 euros entre los dos clubes, un acuerdo que el Linares alcanzó con todos los equipos comprovincianos, excepto el Real Jaén, cuestión que fue muy criticada en su momento y que provocó que sólo hubiese un linarense (Juan Porcel) en La Victoria.

En esta ocasión sí está garantizada la presencia de incondicionales para el derbi contra el equipo de 'la peña' donde militan, además, varios exazulillos como Angelillo, Vitu, Sanabria o Montiel.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos