LINARES DEPORTIVO

El Linares no falla ante el Torremolinos

La afición volvió a arropar a los suyos, que superaron con claridad a los malagueños./ENRIQUE
La afición volvió a arropar a los suyos, que superaron con claridad a los malagueños. / ENRIQUE

Los de Aguado tuvieron bajo control en todo momento el choque y consiguieron con la victoria seguir a tiro de los puestos de ascenso. Los azulillos ganaron en casa por dos tantos a cero en un partido controlado de principio a fin

JESÚS MUDARRAJAÉN

El Linares Deportivo hizo ayer los deberes y cosechó tres puntos importantísimo de cara al futuro en la tabla clasificatoria. Los de Aguado no se dejaron complicar por las intentonas de un Juventud de Torremolinos que apenas fue capaz de poner en aprietos a los azulillos. Estos tuvieron el control del partido en prácticamente todas sus fases, a lo que ayudó sin duda que estuvieran por delante en el marcador a los pocos minutos de comenzar el encuentro. Sergio Ortiz, con un tiro de falta de esos que más que alegría por el tanto provocan incredulidad en la grada, consiguió abrir brecha en la defensa malacitana antes incluso de llegar a la media hora de juego.

Este tanto añadió al juego de los azulillos la tranquilidad necesaria para prolongar su control del mismo indefinidamente. Se apagó un poco el ritmo del partido aunque las ocasiones más claras acabaron siendo para los de Aguado.

Bien es cierto que, aunque de forma aislada, los malacitanos también se asomaron al gol. De hecho, antes de que llegase el tanto de los locales, un balón en el poste estuvo a punto de aguar la fiesta en la que acabó convirtiéndose el partido para los azulillos. Pero simplemente estas acciones fueron la excepción que confirmó una regla que ayer fue la que dictó el Linares Deportivo.

De hecho antes de que concluyese el primer tiempo, los linarenses podrían haber aumentado considerablemente su ventaja. Un gol les fue anulado antes del descanso, pero finalmente no lo necesitaron para llevarse los tres puntos.

La segunda mitad fue un calco de la primera, con un Linares que no iba a dar pie alguno a que se le acabasen torciendo las cosas. Josema fue el encargado de asestar la puntilla a toda esperanza malagueña de volver a la Costa del Sol con algún punto bajo el brazo. Su tanto puso fin a un choque que acabó con un dos a cero favorable a los de Aguado.

Estos pasarán el resto de la semana a tan solo tres puntos de los puestos que dan derecho a final de temporada a luchar por el ascenso de categoría. Las sensaciones vuelven a ser positivas en Linarejos y el equipo ya mira hacia arriba.

Fotos

Vídeos