Linares Deportivo

El Linares se lame las heridas

El técnico del Linares se quejó del arbitraje en Guadix./ENRIQUE
El técnico del Linares se quejó del arbitraje en Guadix. / ENRIQUE

Mejorar la efectividad goleadora es lo único que le falta al equipo para despuntar

ÁNGEL MENDOZALINARES

Hace piña en el vestuario el Linares tras la segunda derrota en casa. Volvió a pasarle en Guadix lo mismo que en Jaén, perdonaron demasiado, y fuera de casa en Tercera División hay factores que cuesta controlar cuando tu equipo no culmina sus llegadas. Juan Arsenal acabó enfadado con el arbitraje, preocupado por las lesiones, pero contento con el rendimiento de sus hombres.

El Linares perdió 2-0 ante un Guadix que sólo inquietó tres veces a Lopito y Arsenal considera que es difícil de explicar para el aficionado que no haya visto al equipo y sólo ve el resultado. «Solo hubo un equipo en el terreno de juego y fue el Linares, generando ocasiones, sometiendo al rival. En la primera parte fuimos los dueños y señores, no concretamos las ocasiones. El rival no sabía ni dónde estaba, no supieron en ningún momento neutralizar el potencial ofensivo del Linares, pero cuando no marcas las ocasiones, al final el rival se mantiene vivo», explica.

Y la segunda parte empezó con el gol de Amate en un zapatazo perfecto desde la frontal. «La primera ocasión, una falta al borde del área y la meten por la escuadra. El equipo siguió, insistió, incluso con un jugador menos fuimos mejores que el rival. Repito, cuando no defines las ocasiones ellos se crecen, y prácticamente con dos llegadas te ganan 2-0. Estoy orgulloso del equipo, por cómo compitió, por cómo fue mejor que el rival, a pesar de la derrota. En el mundo del fútbol mandan los resultados, la definición, y debemos seguir trabajando».

Cuantos han visto el resumen del encuentro no se explican cómo pudo ser expulsado con dos amarillas en siete minutos Iván Bazán, pero el colegiado no castigó con roja la durísima entrada sobre Rodri que se ha saldado con un fuerte esguince de tobillo. Le harán más pruebas cuando baje la inflamación. Juanfran tiene una luxación de codo. Dos ausencias muy tempranas, hubo que variar pronto el once inicial pero el técnico considera que el juego de sus hombres no cambió del guión previsto

«El equipo no se resintió, dos cambios muy rápidos. Nos hubiese dado más frescura tenerlos en la segunda parte. Sabíamos que iba a ser un partido muy rápido y, visto como transcurrió el encuentro, controlando el juego y defensivamente no nos generaron nada. El planteamiento lo asumió perfectamente el equipo y fuimos acreedores de la victoria. Lo bonito del fútbol es que no siempre gana el que lo merece. Hay que aprender de lo ocurrido y de las decisiones arbitrales, no nos han favorecido. El rasero fue diferente en un equipo y otro, no quiero decir que hayamos perdido por el arbitraje, pero no midió a los dos equipos por igual. Uno quería jugar al fútbol y se llevó todas las faltas y una expulsión, el otro equipo ralló al límite de lo permitido», considera Arsenal.

¿Cómo vio el técnico el penalti de Anaba en el forcejeo con Amate? «Es una disputa que llega antes Anaba, hombro con hombro, eso sólo lo pitan aquí. Hay que mejorar la definición y aprender de lo ocurrido en Guadix, porque va a pasar en todos los campos, un equipo que no te genera nada, te gana en dos acciones de local y se te queda la cara de tonto cuando tú lo has hecho todo como equipo», explica.

Levantando el ánimo

El Linares quiere aprovechar para hacer reflexión de lo ocurrido y asumir lo que le espera fuera de casa este año. «Pedimos regar el campo antes de empezar y nos dijeron que no, por decisión técnica, cuando la integridad física del jugador está por encima de nosotros y el rival. Esto es Tercera, hay que decir las cosas claras, aquí se permiten cosas que no se deberían permitir. Nuestros futbolistas están enrabietado, confiados del trabajo que ha hecho, pero cuando se juega así y se compite mejor que el rival, el ánimo se levanta con mucha más facilidad», asegura el técnico.

Debutó Javi Bolo, pero se le vio poco en ataque en el escaso cuarto de hora que estuvo sobre el campo. Para Arsenal era importante que jugase: «Teníamos que darle minutos, que se adaptara; estábamos con uno menos y generando ocasiones. Nos compensó la expulsión cuando podría haberlo hecho antes. Ya hemos visto cómo está el campeonato, perdemos para la semana que viene a dos jugadores (Bazán y Juanfran), vamos a ver cómo transcurre la semana de Rodri. Máxima exigencia y tenemos que tener a todo el mundo en forma para que el nivel del equipo no se resienta», resalta.

El domingo a las 18:45, segundo partido como local para los azulillos con la visita del CD Rincón, que viene de ganarle al Real Jaén. El primer encuentro en casa se saldó con goleada minera, ahora tienen que sacarse la espina de Guadix.

 

Fotos

Vídeos