Linares Deportivo

El Linares quiere mejorar su imagen en casa esta noche ante El Ejido

Pablo Ortiz, Jorge Barba y Dani Palomares posan con la bandera del Linares en su presentación oficial. /ENRIQUE
Pablo Ortiz, Jorge Barba y Dani Palomares posan con la bandera del Linares en su presentación oficial. / ENRIQUE

Los fichajes Pablo Ortiz, Jorge Barba y Dani Palomares mandaron un mensaje de tranquilidad, trabajo e ilusión en su presentación oficial

ÁNGEL MENDOZALINARES

Tercer amistoso de pretemporada para el Linares Deportivo, segundo en casa. Tras el estreno ante un Córdoba B que se mostró con varias marchas más y goleó 0-6, llegó un triunfo con remontada 2-4 en Las Navas y las ya conocidas críticas de Joseba Aguado a jugadores como Seoane, Briones y Admonio, de los que espera más. El tercero tendrá precisamente hoy un encuentro especial frente al que era su club hasta hace unas semanas. El equipo quiere mejorar la imagen ante su afición y que sirva de empujón para la campaña de abonos.

El encuentro es a las 20:45 y para esta ocasión se han puesto precios populares que ayuden a que haya un buen ambiente en la grada. Entrada única a 3 euros en preferencia y Grada Animación, 5 euros costará ver en Tribuna Alta y Baja a un Ejido de Segunda B que la pasada campaña fue uno de los rivales directos de los mineros para eludir el descenso. Este año el técnico Alberto González quiere una temporada más tranquila y se ha reforzado con una plantilla renovada en un alto porcentaje.

Entre los atractivos del partido estará ver de nuevo en acción al exazulillo Rodri, que ahora juega en las filas celestes, así como el exguardameta minero Cristian Arco. También se han hecho con los servicios de futbolistas tan interesantes como el delantero brasileño Jefferson, en interior diestro Fernando Velasco (ex de Segunda con Cádiz y Leganés), el veloz extremo zurdo Carralero, el portento físico de Togo, el central Mango, o el mediocentro brasileño Giovani Cortés. El rival que exigirá lo mejor del conjunto de Joseba Aguado.

Tres nuevas caras

Por la mañana se presentaron tres de los nuevos jugadores del conjunto azulillo, y todos ellos hicieron referencia a la ilusión con la que afrontan este nuevo proyecto que, no exento de problemas, esperan que al final acabe con celebración para ellos y la afición.

El exjienense Pablo Ortiz, que el año pasado militó entre Guijuelo y Cartagena, viene a demostrar que la Tercera División se le queda muy pequeña. «Vengo a sumarme en este proyecto para ayudar en todo lo que pueda y conseguir los objetivos marcados, que son jugar la fase de ascenso y hacer una nueva temporada para volver a la categoría que merece el equipo».

Fue el primer gran fichaje, ha vivido en primera persona muchos de los acontecimientos de este verano en la casa azulilla. Alberto Lasarte fue el detonante para su fichaje. «Alberto fue entrenador mío con 10 años y nos conocemos muy bien. Me reuní con él y con Jesús, yo firmé aquí sin saber la categoría, tenía claro que quería venir a Linares», explica Ortiz.

Sobre lo ocurrido estas semanas atrás, el mediocentro afirma que «no debemos esconder que hemos tenido contratiempos a la hora de hacer la plantilla, también por no saber en qué categoría iba a estar el equipo, que viniese un nuevo míster y se tuviera que hacer el equipo un poco con prisa, pero creo que debemos ser pacientes. Estamos hemos empezado agosto, falta mucho para empezar la liga y creo que haremos un equipo competitivo que sea capaz de alcanzar los objetivos».

Sabe que esta temporada al Linares le espera «un grupo IX que va a estar muy competido. Se habla siempre de los gallitos, vamos a estar 9 o 10 equipos peleando por estar arriba y luego siempre se suma un equipo sorpresa. La liga será muy larga, son 42 jornadas y en mayo valoraremos el trabajo que hemos hecho y si se hicieron bien las cosas desde primera hora».

Pablo Ortiz sabe que los abonados que en este momento lleva el Linares no es reflejo real del compromiso de la afición con el equipo y que las dudas se irán disipando. Considera natural que haya preocupación en el seno de la hinchada al ver que los días pasan y aún hay muchos cabos sueltos, pero dentro del vestuario creen en las posibilidades del equipo que se está formando.

«Debemos ser sinceros, si fuese aficionado yo también estaría con dudas y no sabría si abonarme, pero lo que conozco es que la afición de Linares siempre es fiel, y haya pocos o muchos, van a estar a tope con el equipo, eso es lo que necesitamos. Desde mi persona y de la plantilla, somos un grupo nuevo y hemos venido aquí porque creemos en esto. Desde luego, la ilusión y el trabajo no van a faltar».

También fue presentado Jorge Barba, que llega del Unionistas Salamanca. Se define como «mediapunta de calidad, buen uno contra uno y último pase. Estoy aquí porque estoy ilusionado con el proyecto, sé que faltan cosas pero sé que se va a conseguir una buena plantilla y vamos a pelear por estar ahí arriba».

También opinó sobre la situación inusual que está viviendo el Linares este verano: «Han pasado cosas que están haciendo complicada la pretemporada, poco a poco se van uniendo los hilos y al final seremos un equipo competitivo, estamos unidos y vamos a sacar esto adelante».

Conoce bien el Grupo IX de su paso por Loja, Antequera y Vélez, con los que además también ha visitado el que ahora es su nuevo campo y destaca que «vine a Linarejos varias veces a jugar, siempre me he llevado muy buena impresión, mucha gente, y este año es clave que la afición esté con nosotros desde primera hora porque lo vamos a dar todos. A los rivales aquí les cuesta porque la afición tira mucho».

El tercero en liza es Dani Palomares, veloz hombre de banda derecha cedido por el Granada CF, que espera verle jugar muchos minutos en Linarejos. «La última temporada estuve en el División de Honor pero todo el año con el filial de Segunda B. Es un reto ilusiónate venir aquí y cuando me pusieron varias propuestas sobre la mesa, lo tuve claro. Por afición y muchos factores que se juntaban, creo que puede ser un año clave para mí, para seguir creciendo como persona y futbolista», cuenta Palomares.

Con el paso de los días va ganando peso la posible continuidad de Joselu, un jugador de mucho peso que iría más enfocado este año a un perfil ofensivo. Atrás tiene la competencia de Gallar, pero Palomares tiene claro que con trabajo y constancia acabará demostrando su valía con la azulilla. «Hay mucha competencia en la banda. Con trabajo, que el míster decida el once que prefiere poner. Soy humilde y trabajador, se verá a lo largo del año, soy un jugador veloz, de carril, como lateral o extremo. También he jugado en mediocampo y gracias a eso he entendido bien el fútbol, estaré donde el entrenador me necesite».

Además, Dani nació en Rus y el anuncio de su fichaje en Linares fue especialmente celebrado en su seno familiar. «Mi gente tenía ilusión porque viniera aquí, soy de un pueblo cercano y me tienen contentos de verme cerca y estar más en contacto con ellos», concluye.

650 abonados

El club actualizó ayer la cifra de abonados que lleva la entidad, cerró la sede con 650 carnés vendidos, aún muy lejos de la cifra soñada pero con la sensación de que el verdadero tirón está por llegar,

Dar una buena imagen ante El Ejido esta noche, pese a la diferencia de categoría y de tiempo de trabajo de las dos escuadras, supondría seguro otro empujón para que los azulillos dudosos acudan a la sede en los próximos días. Faltan sólo tres semanas para que arranque la competición en Tercera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos