LINARES DEPORTIVO

El Linares quiere sacarse la espina

Lozano abraza a Pekes en la celebración de un gol en Linarejos./ENRIQUE
Lozano abraza a Pekes en la celebración de un gol en Linarejos. / ENRIQUE

Luis Lozano alaba la calidad de la defensa azulilla, espera a un rival encerrado y promete un gran partido a los hinchas que no falten hoy a la cita. Los mineros reciben a las 20:00 a un Huétor Vega que coquetea con los puestos de descenso

ÁNGEL MENDOZALINARES

A las 20:00 en Linarejos toca sacarse la espina que los azulillos tienen desde el domingo clavada por la derrota en Torredonjimeno. Viene un rival propicio, un Huétor Vega que está coqueteando con los puestos de descenso y que tiene la necesidad de sumar. De entrada, los azulillos tienen la confianza de volver a su campo, tras el calvario pasado en el Matías Prats por el estado del césped.

Luis Lozano comentó: «En las condiciones en las que estaba el terreno de juego y lloviendo, no voy a decir que era un partido de echar una moneda al aire, a ver quién gana, pero sí que se igualaron mucho las cosas, porque con otras circunstancias nosotros debíamos haber sido muy superiores. Se llevó el partido el que marcó primero. Eso ya ha pasado, ahora tenemos mucha confianza porque volvemos a casa, donde el equipo está jugando muy bien. Nos toca volver a ganar y reencontrarnos con la buena dinámica».

¿Qué tipo de rival se encontrará el Linares? Los hombres de Jaime Molina lo tienen claro, les va a tocar tener paciencia.

«Si nos dejan el balón, no vamos a tener problemas para llevar el peso del partido como en los dos últimos partidos en Linarejos. Si no nos lo dejan, iremos a buscarlo, porque es nuestro campo y hasta final de temporada debemos hacernos fuertes aquí para sumar de 3 en 3 en casa», explicó.

Y añadió: «Yo espero un equipo que nos dé el balón, pero hasta que no estemos jugando, no lo tendré tan claro. Lo que sí sé es que nos tenemos que adaptar a lo que propongan, si nos presionan o nos dan espacios, hacerles daño, y ahora mismo estamos preparados para contrarrestar lo que nos plantee cualquier contrario».

El problema del Linares es que el margen de error es muy pequeño, tras la irregular primera vuelta.

«Se nos ha ido el play-off a 9 puntos, aunque sabemos que esto es algo que depende de nosotros porque sólo son 3 partidos de diferencia con el cuarto. Hay que pensar en ganar cada semana, dentro y fuera, todo lo que se pueda, porque la liga está muy apretada y los de arriba volverán a pinchar», aseguró.

Aunque la hora no es propicia, el lateral granadino pidió «a todo el que tenga tiempo y ánimo», que vaya a verlos, «porque va a disfrutar de un buen partido del Linares como en los últimos dos de casa. El que salga de trabajar a las 20:30, que se pase aunque sea en la segunda parte, que nos den su apoyo, porque estamos en un momento de la temporada donde les necesitamos a todos», subrayó.

Aunque hay quien pueda pensar que el esfuerzo frente al Torredonjimeno se puede acusar en las piernas de los jugadores linarenses, Luis tranquiliza a la afición, no hay lesionados, han descansado y están en plenas condiciones de afrontar el choque de esta tarde con la intención de hacer buen fútbol. Enganchar dos victorias seguidas ante dos rivales en apuros como Huétor Vega y Atarfe (fijado para el domingo a las 12:00 en tierras granadinas), es la clave para que el Linares acabe el mes de enero creyendo en sus posibilidades de play-off.

Brazalete de capitán

En una plantilla tan joven como la que este año tienen los mineros, Luis Lozano, a sus 27 años, luce cada semana el brazalete de capitán, el primero es Joselu pero su lesión se lo impide. «Lo asumo perfectamente, por la veteranía y las experiencias vividas, intento aconsejar a los compañeros más jóvenes y que el equipo sea una piña, que estemos muy enchufados. Esa función me encanta, ya la burocracia de hablar con el míster es algo que hacemos entre todos», contó el defensa.

En cuanto a su temporada en lo personal, ha disputado 20 encuentros, aunque hubo momentos en los que el canterano David Salido le arrebató la titularidad. Sorprendió jugando un encuentro de central con notable solvencia y con la llegada de Molina ha recuperado el dorsal 3 a la espalda.

«La temporada empecé con dudas. No sé si por el modelo de juego que se planteaba, pero ahí estaban, pero a partir de octubre empecé a coger muy buenas sensaciones. Físicamente me encuentro muy bien y con Molina estoy a gusto, nos da mucha confianza y hace que mejore nuestro rendimiento», valoró.

Lo cierto es que la línea defensiva del Linares tiene nombres propios de mucha calidad, «empezando por los porteros, creo que ningún equipo de Tercera tiene dos guardametas con el nivel de los nuestros. La línea defensiva, juguemos más o menos, los compañeros de la defensa sabemos todo lo que podemos dar. Estando al máximo nivel, pocos equipos nos harán ocasiones, pero cualquier despiste se paga. En los últimos 5 partidos sólo nos ha marcado el Torredonjimeno. Todo el equipo defiende bien, no sólo los que estamos atrás».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos