LINARES DEPORTIVO

El Linares se reconcilia con su grada con dos goleadas

El delantero Pablo Aguilera regalando juguetes a los niños en la grada tras el partido ante el San Pedro./ENRIQUE
El delantero Pablo Aguilera regalando juguetes a los niños en la grada tras el partido ante el San Pedro. / ENRIQUE

Jaime Molina espera en Torredonjimeno «que no veamos a un Linares muy distinto fuera de casa, hemos de adaptarnos y tener personalidad». Pablo Aguilera y Pekes siguen en estado de gracia con el gol, y el domingo (18 horas) será el derbi en Torredonjimeno

ÁNGEL MENDOZALINARES

El Linares es otro con Jaime Molina, eso ya nadie lo duda. Dos partidos le han bastado al técnico malagueño para ajustar cuatro detalles, que con Chico ya estaban cambiando, para que el equipo le haya endosado dos goleadas al Almería B (3-0) y al San Pedro (4-0), que pudieron ser más abultadas, porque ocasiones claras tuvieron los azulillos.

El equipo ha ganado en seguridad defensiva, sabe lo que tiene que hacer con el balón en los pies, se ataca como un bloque, la plantilla ha recuperado la confianza y se han reconciliado definitivamente con una grada que corea sus nombres.

Sí, los 7 puntos de distancia son los mismos respecto al play-off que hace dos jornadas, y va a ser muy complicado recortarlos porque los de arriba van a tropezar poco en la segunda vuelta, pero si el Linares sigue jugando partidos tan solventes y sumando de 3 en 3, las 20 jornadas que restan serán muy largas.

Respecto al encuentro jugador el sábado y la gran imagen de su equipo, que intentó hacer buen fútbol pese a lo pesado del césped, Molina valoró que sus hombres supieran leer el partido adaptarse a las condiciones.

«El campo estaba mal, sobre todo en la grada de tribuna, aunque yo me lo esperaba peor. Nos permitió jugar y asumimos nuestros riesgos. Esta vez, en la salida del balón, jugábamos más en largo y aprovechando las segundas jugadas, para tener la pelota lo más lejos de nuestra portería. Están haciendo todos un buen trabajo, entrenando muy bien durante la semana, y eso se ve reflejado en el campo y en la forma de jugar. Se saque, o no, un resultado positivo todos los domingos, sé que la afición agradecerá siempre que trabajen así de bien».

Pekes y Aguilera siguen en racha, salen a gol por partido cada uno, y Molina contó que al cambiar al canterano, «Pekes me dijo que no estaba dando pie con bola, pero dio la que tenía que dar (golazo en el 3-0). Es un chico que lo pone todo en el terreno de juego, que tiene que aprender porque aún es muy joven, pero que está abierto a sugerencias y aprende rápido. Es muy valioso para nosotros, como jugador de este año y de cara al futuro».

La salida del central Ibra ha dejado un espacio para fichajes. Jaime Molina le ha dicho al club que la zona del campo que quiere reforzar es «el ataque. No la delantera, porque tenemos dos muy buenos, pero por detrás de esos dos puntas nos vendría bien alguien más. Y todas las apuestas se han enfocado en un viejo conocido».

Mario Martos tiene problemas económicos con el Ofi de Creta y quiere salir de la liga griega, se ha ofrecido al Real Jaén y el Linares Deportivo, los dos equipos de su tierra en los que tiene más opciones de jugar. Mediocentro y mediapunta que ya conocen de la pasada temporada los aficionados mineros, si bien se desconoce si el club actualmente puede pagar una nómina como la de Mario. Todo dependerá de su voluntad de venir y de la capacidad de Medina para negociar su regreso, sin embargo, hay quien le ve mucho más cerca de La Victoria.

Molina no quiere precipitarse: «Nos ha quedado una fecha libre y espero que acertemos con ese jugador que pueda venir. Este mercado invernal es bueno para los jugadores que quieren cambiar de aires, pero la experiencia me dice que es difícil encontrar gente que te dé el nivel que necesitas. Si baja de Segunda B y viene con ritmo, sí, porque de Tercera tendría que ser alguien que esté jugando y los que están por encima de nosotros en la tabla es muy difícil que suelten un jugador para el Linares. Tenemos que ver a ese jugador, de Tercera, que esté jugando, contrastado, o un Segunda B que busque más minutos».

18:00 en el Matías Prats

El domingo a las 18:00 visitarán Torredonjimeno. Derbi de máxima exigencia ante los exazulillos Edu Osorio, Luque, David Rus, Quesada y Vicente. El Malagueño se impuso por 3 a 1 a los tosirianos el domingo y Molina, aprovechando que estaba en casa celebrando el fin de la Navidad con su familia, estuvo viendo a los rojiblancos.

«Este año ha empezado igual de bien que acabó el anterior, así que vamos a seguir en esa línea de cara al derbi. El Torredonjimeno no nos lo va a poner fácil», avanzó.

Cuenta el técnico que Chico conoce perfectamente al conjunto comprovinciano y tiene informes que se usarán para estudiar al rival. «Chico los tiene bien controlados, será tan válida su opinión como la mía. Nuestro presente pasa por Torredonjimeno y espero que no veamos a un Linares muy distinto fuera de casa. Hemos de adaptarnos a las circunstancias que nos toquen y tener la misma personalidad. Allí nos tendremos que adaptar y eso es lo que quiero, a partir de ahí, que se ponga el partido de cara para nosotros», concluyó el preparador.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos