Linares Deportivo

Lopito se pierde el derbi contra el Martos

El meta azulillo saltando al campo de Linarejos con dos niños de la mano. /ENRIQUE
El meta azulillo saltando al campo de Linarejos con dos niños de la mano. / ENRIQUE

«Parece que se ha formado una pelota de líquido que me impide tener movilidad y echar el peso en la pierna», afirmó el portero azulillo. Ha mejorado de la lesión de rodilla que sufrió en Vélez pero cederá el puesto de titular a Samu Urbano

ÁNGEL MENDOZA

Lopito se perderá el encuentro en casa de este domingo a las 17:00 frente al CD Martos, al menos no estará en el once inicial y está la duda de saber si parte en el banquillo o va a la grada, lo más probable es lo primero, toda vez que el dolor ha remitido, pero sabe que no está en plenas condiciones para jugar el choque.

Todo ocurrió en el encuentro contra el Vélez, después del gol de Chendo, cuando Emilio Guerra anotó el 1-1 antes del descanso y golpeó con los tacos de la bota la rodilla de Lopito. El meta no pudo seguir sobre el campo y tuvo que salir Samu en la segunda mitad.

«Fue un choque, en ese momento me dolía del golpe y piensas que no es nada más, hasta que intenté levantarme y vi que no podía. Tenía la rodilla bloqueada y no la podía estirar del todo. El árbitro había añadido dos minutos extra y le pedí que pitase ya. Lo intentamos solucionar en el vestuario y no había manera, por eso pedí el cambio», recordaba Lopito.

Con el paso de los días, la rodilla ha ido ganando movilidad y las primeras pruebas médicas descartaron que hubiese problemas de hueso. «Las sensaciones son buenas, día a día noto como mejoro y he ido estirando más la pierna. Me metí en el entrenamiento del miércoles para trabajar con el preparador físico. La radiografía ha descartado en un primer vistazo que haya nada roto en el hueso, vamos a esperar a que el traumatólogo vea la resonancia».

Todo indique que ese bloqueo se debe a un mecanismo de defensa de la articulación ante el traumatismo, que crea una bolsa de líquido para proteger la zona. «Parece que se ha formado una pelota de líquido que me impide tener la movilidad normal y echar el peso en la pierna. Ya puedo estar sin muletas, cojeo un poco, pero supongo que para el domingo ya estaré bien. Ese líquido se puede drenar con ejercicios o directamente con un pinchazo y una jeringa», apuntó el meta.

Sin embargo, él mismo reconoce que «lo más razonable es que no juegue contra el Martos, no he entrenado en toda la semana. Si el líquido se va para el partido y veo que puedo estar bien, hablaré con el míster y se decidirá si puedo estar en el banquillo. Va a depender de las sensaciones con las que llegue».

Respecto a la visita del Martos, Lopito recuerda que «siempre es un rival incómodo y que tiene esa motivación extra de jugar contra nosotros. Debemos seguir haciendo las cosas bien y sacar otros 3 puntos adelante en Linarejos».

Respecto a la polémica por la alineación indebida de Iván Moya que ha reclamado el Linares, y que el Vélez defiende como lícita argumentando que la sentencia aún no era firme, desde la plantilla minera lo ven como «un tema en que sólo podemos esperar. La sanción del jugador está ahí, pero no sabemos qué pasará. Estos temas los lleva Miguel Linares con la directiva y, desde el equipo, lo único que deseamos es poder contar también con esos 3 puntos de aquí a que acabe la liga».

Hoy hará el último ensayo para saber si puede estar en el banquillo o hay que tirar del equipo juvenil.