LINARES DEPORTIVO

Matías No: «Quiero conseguir el sueño del ascenso a Segunda B»

La doctora Silvia Hernández, Matías No Garbarino y el directivo Javier Vallejo./ENRIQUE
La doctora Silvia Hernández, Matías No Garbarino y el directivo Javier Vallejo. / ENRIQUE

El último refuerzo del Linares para la medular fue presentado y desde ayer está a las órdenes de Molina, para debutar ante el San Pedro

ÁNGEL MENDOZALINARES

El bonaerense Matías Nicolás No Garbarino fue ayer presentado como flamante refuerzo de los azulillos, primero de invierno y segundo de la temporada, si tenemos en cuenta que hace dos meses que el delantero Pablo Aguilera llegó procedente del San Fernando de Segunda B. El joven pivote argentino lo hace del Buñol del grupo VI de Tercera, donde fue firmado como una pieza clave para un proyecto ilusionante, que se ha ido desmoronando según ha fallado la liquidez del club, como él mismo comentó días atrás en estas páginas.

El directivo Javier Vallejo lo presentó como «un jugador de gran despliegue físico en el centro del campo, criterio en la salida de balón, muy seguro en el juego aéreo. Es muy polivalente y se desenvuelve de pivote defensivo o central. Pese a su juventud, ya cuenta con varios play-offs a sus espaldas, cinco, aunque nunca ha ascendido, podremos decir que a la sexta va la vencida. Sabes que has llegado a una plaza exigente como pocas, pedimos lo mejor de ti, porque aquellos que ponen su esfuerzo y constancia en el trabajo serán bien reconocidos en el vetusto Linarejos».

Matías No se enfundó la azulilla y dijo: «Vengo con una ilusión, en lo individual es avanzar en mi objetivo de ser profesional, y en lo colectivo a llevar al Linares donde se merece, que no es sólo Segunda B. Es un equipo muy bien dotado de futbolistas y afición, todos unidos lucharemos por ascender y estar en los play-off a final de año. Estoy ilusionado, en el Buñol no salieron las cosas como esperaba, pero vengo con las mismas ganas de principio de año, quiero jugar mi sexto play-off consecutivo y conseguir el sueño del ascenso a Segunda B».

Viene para ser la pieza que le faltaba al engranaje de la plantilla, un pivote alto (mide 1,87) con calidad en los pies, para que los mineros encuentren la ansiada estabilidad en la medular que se ha echado en falta en la primera vuelta.

De su estilo de juego, afirmó el fichaje que «tengo sólo 23 años, pero la edad no marca la experiencia, lo marca lo vivido. Llevo toda mi vida en filiales, el método de trabajo te hace ser futbolista, estoy curtido en Tercera División. Soy un jugador polivalente, actúo mejor como pivote defensivo, tengo buena salida de balón y soy un buen eje entre defensa y ataque, me gusta que tengamos el balón. He jugado muchos años de central por mi salida de balón y no tengo problema en situarme en esa posición».

Añadió que su fichaje por los azulillos «fue un poco inesperado, estaba barajando más opciones, tenía bastantes, y esperaba alguna llamada de un equipo top y el Linares se interesó por mí, no dudé en que el entrenador me viera para firmar aquí. Llego nuevo a Linares, creo que me lo merezco, el ascenso, y qué menos que regalarle a la afición un ascenso por todo lo grande».

El lugar elegido para la presentación fue la clínica dental de la doctora Silvia Hernández, uno de los patrocinadores del equipo esta temporada y que aprovechó el acto para dar a conocer este acuerdo y agradecer la colaboración con la entidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos