Linares Deportivo

A miércoles y todavía sin noticias del River Melilla en la sede del Linares

El Linares aún no sabe si jugará en casa esta semana./ENRIQUE
El Linares aún no sabe si jugará en casa esta semana. / ENRIQUE

El plazo que le da la RFAF para comunicarse con el Linares ha pasado y el juez dictaminó que no se concederá un nuevo aplazamiento

ÁNGEL MENDOZALINARES

Juan Arsenal empieza a preparar el partido contra el River Melilla sin saber a ciencia cierta si acabarán jugando o suspendiendo el encuentro, lo que no será posible es un nuevo aplazamiento, dado que no estará autorizado por Competición. Mientras tanto, no hay noticias del conjunto melillense, que lucha por solventar sus problemas internos y, aunque desde Twitter la cuenta oficial mande mensajes de tranquilidad, los rumores del abandono de la competición por parte de la entidad norteafricana se mantienen.

Y es normal, porque el lunes expiró el plazo que pone la Federación para que el equipo melillense le comunique al Linares su plan de viaje y adaptar a el horario del encuentro a él. No se le comunicó, no era posible porque ayer tampoco había reservas en Transmediterránea e Iberia por parte del River Melilla para viajar este fin de semana a la península en barco o en avión.

Así pues, RFAF mandó un comunicado explicando que el juez de competición ha dictado cancelar la opción de suspensión del partido, como sí ocurrió la semana pasada, obligando a los melillenses a jugar la tercera jornada de liga en Linarejos.

Esto quiere decir que si llega el domingo, el Linares no ha tenido noticias del conjunto melillense y tienen que fijar una hora aleatoria para darse cita en el feudo minero con el trío arbitral, el partido se daría por ganado al Linares por la no comparecencia del rival. Se entiende que, antes de llegar a este extremo y tratándose de una categoría seria como la Tercera División, en caso de tener previsto no comparecer por cualquier problema en el que se encuentre inmerso el club y se lo impida, será avisada la directiva del Linares y la Federación Andaluza con tiempo suficiente para evitar la situación antes descrita.

El caso es que Juan Arsenal quiere jugar, no quiere tres puntos regalados. Desde la Calle Pintor Sorolla, el Linares quiere que se juegue y no se pierda una taquilla, con el consiguiente perjuicio para la afición, abonados y la propia plantilla, que perdería una semana de trabajo y tendría que buscar, no es descabellado, un partido amistoso para que los futbolistas mantengan la chispa competitiva.

En cuestión de días se sabrá cómo se resuelve toda la situación. De momento, el teléfono de la sede azulilla no suena y el correo electrónico no tiene noticias del otro lado del estrecho. Y hoy ya es miércoles.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos