Miguelito: «Si Jesús Medina me llamase mañana, no sería difícil llegar a un acuerdo»

Miguelito salvando en carrera la salida del portero del Loja en el partido de la primera vuelta. :: enrique/
Miguelito salvando en carrera la salida del portero del Loja en el partido de la primera vuelta. :: enrique

El carrilero malagueño habló del objetivo del Linares en esta segunda vuelta, que no se escapen tantos puntos fuera de casa

ÁNGEL MENDOZA LINARES.

Ha sido el jugador revelación del Linares en la primera vuelta. Si en Rincón ya llamó la atención de Linarejos la pasada temporada, ha sido como azulillo cuando Miguel Ángel Portales Molina ha explotado lo mejor de su fútbol. Dueño de la banda derecha, incansable carrilero, puñal en ataque y siempre recuperando la posición en defensa.

Miguelito abre las puertas al nuevo año «con muchas ganas y toda la ilusión del mundo por mejorar la primera vuelta, que ha sido notable pero mejorable, es lo que nos hemos propuesto toda la plantilla. La asignatura pendiente es mejorar fuera de casa, que a todos los equipos nos cuesta un poco más. En casa, con tu afición apoyándote, se nota. Hemos sabido superar todas las adversidades y queremos mejorar las cuatro cosas que nos quedan, porque no somos robots, esto se consigue trabajando día a día».

Analizando su primera vuelta de forma personal, el malagueño lo hace «desde la humildad y el trabajo, me están saliendo las cosas bien y tengo una confianza que pocas veces he sentido, el apoyo del entrenador y de mis compañeros de la plantilla. Todo eso ayuda un poco más, me siento a gusto y disfruto corriendo la banda, no me canso, y me lo suelen preguntar. Estaba estos días con la familia y estaba frito por volver vestirme de corto y correr la banda».

Aunque todo el equipo cerró 2018 con un gran partido frente al Jaén, Miguelito estuvo especialmente de sobresaliente. En la retina de todos está el mano a mano de Juanca con Lopito, al menos 5 metros de ventaja le sacaba el jugador blanco al lateral azulillo, que esprintó sin vacilar para acabar robándole la cartera cuando Juanca se disponía fusilar.

«En todo momento tuvimos el partido controlado. Era el eterno rival y uno de los mejores equipos de la categoría, hecho para ascender con gente escogida para ello. Es normal que tuvieran sus 2 o 3 buenas ocasiones, como nosotros, pero no recuerdo una buena parada de Lopito en 90 minutos, todo pelotas mordidas o desde fuera del área. Una pena que el césped no acompañase. Mi virtud es la velocidad, pero cuando veo el balón botando al azar, me da pena porque tenemos gente como Rodri, Pablo o Barba, que le dan otro sentido al partido con el césped en condiciones», comentó sobre el reciente derbi.

Con los tres de arriba tan apretados en la tabla, los jugadores mineros tienen claro que el campeón del grupo será «el que menos pinche de todos. Si en la primera vuelta tuvimos 5 derrotas, en la segunda hay que intentar sacar más puntos en esos campos complicados, donde si no se gana, por lo menos hay que sumar. Esos puntos te ayudan en el balance final a estar más arriba».

Está en su mejor temporada, pero no quiere pensar que haya tocado techo «porque siempre quiero más. Soy muy exigente y creo que puedo superarme, trabajo para ello. Mantener esta línea como equipo es lo importante, yo intentaré aportar mi grano de arena».

Miguelito es feliz en Linares y, pase lo que pase en el presumible play-off, al preguntarle por su futuro responde que «no pienso en otra cosa que no sea seguir aquí, si Jesús Medina me llamase mañana, no sería difícil llegar a un acuerdo porque estoy contento. Si me comprometo con una cosa, la llevo a rajatabla. Claro, viene un equipo de Segunda División y no le puedes decir que no, pero en Tercera o Segunda B es complicado encontrar un club con la historia, afición y profesionalidad que te da el Linares. Llevo aquí 5 meses y lo siento como mi casa».

Hoy en Huétor Vega

Centrado ya en el partido de hoy en Huétor Vega, el malagueño considera que van a jugar ante uno de los colistas «un partido trampa. Primero porque jugamos en lunes y eso ya psicológicamente te puede pesar, llevas la semana de otra manera, es un día de fiesta un tanto raro después de tres días de descanso, pero era lo que nos prometieron si ganábamos al Jaén y teníamos ganas de estar con la familia. Todos los rivales son difíciles, todos se juegan algo a estas alturas. Aquí ganamos 4-0, pero costó muchísimo en la primera parte».

Respecto al tipo de equipo que se encontrarán fuera de casa, el Linares espera un Huétor Vega «con mucha juventud y que tendrán muchas ganas de batir al Linares. Además, son filial del Granada y saben que jugar contra el Linares es siempre un escaparate, si haces un buen partido. Nosotros tenemos que empezar 2019 con las mismas ganas que acabamos el año y traernos a casa los 3 puntos». El choque es a las 12:00 en Las Viñas, donde los mineros intentarán arrancar con buen pie su primera salida de la segunda vuelta.

 

Fotos

Vídeos