Linares Deportivo

Molina: «Sabíamos que no íbamos a ganar todos los partidos»

Jaime Molina, viendo en el banquillo de Linarejos a su equipo./ENRIQUE
Jaime Molina, viendo en el banquillo de Linarejos a su equipo. / ENRIQUE

El entrenador del Linares analiza los errores cometidos en Loja y lamenta que el refuerzo de Silas no haya prosperado por molestias del jugador

ÁNGEL MENDOZALINARES

El Linares Deportivo tiene poco tiempo para reponerse del varapalo en Loja. El domingo por la mañana visitan al Torremolinos y se van a encontrar con un rival de corte similar, bien ordenado, con mucho peligro a la contra, pero además con ese plus de intensidad que ponen los verdiblancos en su feudo.

Jaime Molina comentaba tras regresar del Medina Lauxa: «Estamos bien, perder partidos entra dentro de este juego y después de cinco semanas jugando muy bien a nivel defensivo, encajando solo un gol contra el Maracena, recibir cuatro goles hace que entren pequeñas dudas, que debemos resolver haciendo las cosas como sabemos. Iremos a Torremolinos a jugar como lo venimos haciendo, se corregirán cosas y tendremos la oportunidad de volver a sentirnos fuertes en defensa este domingo».

En su valoración del 4-2 ante el Loja, añade: «Atacamos bien, jugamos bien, pero defendimos mal, todo el equipo, no sólo los de atrás, ante un rival que tiene jugadores en racha como Fefo y Antonio. Si les das opciones de ponerse por delante en el minuto uno, tienes muchas posibilidades de perder. Tuvimos el balón, atacamos mucho, pero concedimos mucho atrás, no te pueden hacer cuatro goles en cinco ocasiones, no podemos marcar dos goles fuera de casa y salir perdiendo el partido».

«En Torremolinos nos van a poner a prueba y sabremos si corregimos los errores de Loja»

Le quedan once jornadas por delante a los azulillos, han sacado 15 de los últimos 18 puntos, pero su margen de error para seguir soñando ya hace tiempo que se superó, no dependen solo de ellos y son conscientes de que aún se quedarán más puntos por el camino. El objetivo a día de hoy no es otro que acabar la temporada lo más dignamente posible y demostrar que muchos son jugadores válidos para el proyecto del año que viene.

«Sabíamos - reflexionó - que no íbamos a ganar todos los partidos, tenemos que ser consecuentes de la dificultad que conlleva. Ya hemos ganado cinco seguidos y quedaban 12. Alguna vez va a ser superior a ti el contrario, es lo más normal del mundo, pero si se lo ponemos fácil en el primer minuto... Llegó un momento con el 2-1 que estábamos mejor, pero seguimos dando concesiones. Ahora nos quedan 11 jornadas más por delante, seguiremos en nuestra línea, salir a ganar siempre, pero lo normal no es que lo consigamos siempre».

Baja de Silas

Admomio vio la quinta amarilla, no estará en Torremolinos. Palomeque sigue lesionado, y esta semana se ha conocido la resolución del caso Silas. Aunque su tratamiento con ácido hialurónico le permitió entrenar con el grupo y parecía que su debut se acercaba, volvieron a aparecer las molestias y el informe médico ha descartado su incorporación al equipo de forma definitiva.

«Nos hubiera venido muy bien, le sufrí cuando él estaba en el Leioa y yo entrenaba al Mensajero. Aquí en Linares le recuerda de una eliminatoria de Copa Federación contra el Real Unión de Irún. Nos hubiese dado un salto de calidad en banda, de estar en condiciones de rendir a su mejor nivel», dijo Molina de un fichaje que había levantado ilusión en la parroquia azulilla.

Silas seguramente tendrá que pasar por quirófano. «Es una lesión que se produjo hace cinco años y que, con tratamiento y cuidados, le permitía competir. Pero es una lesión que tarde o temprano da la casa, porque la articulación se degenera y el compartimento externo de la rodilla no está bien. Es una pena, vino con molestias, no las ha superado, club y jugador se dieron un tiempo y nosotros necesitamos su rendimiento inmediato. Así que ambas partes han decidido que lo mejor es que salga de la plantilla y se trate la lesión como es debido, pensando ya en la temporada siguiente», añadió.

El Torremolinos

Hablando ya del encuentro de mañana domingo, analiza que el Torremolinos: «Es un rival muy complicado, además las condiciones climáticas no van a ser buenas porque hay previsión de lluvia, en Málaga ya hay tormentas hoy - por ayer-, y el viento de Poniente me da miedo porque es un campo que conozco bien, el césped está mal, es pequeñito y habrá que pelear muchísimo para ganar, no hay excusas».

El Torremolinos está solo cuatro puntos por encima del descenso, se juega mucho frente al Linares, en una temporada donde los verdiblancos han sufrido mucho en sus salidas, pero han ganado a conjuntos superiores en su feudo.

Ese es el secreto del equipo que visitan los mineros, y Jaime Molina, como buen malagueño, conoce perfectamente lo que sus hombres se van a encontrar el domingo por la mañana. «En su casa es donde se han hecho fuertes para mantener la categoría. Les vi contra el Malagueño, en ningún momento pierden la ilusión ni la intensidad, juegan brusco, rallando lo antideportivo, pero es su forma de jugar y sabemos que vamos a medirnos a un equipo duro, de segundas jugadas, de estar juntos en defensa y salir corriendo cuando recuperan el balón», argumentó.

Y qué mejor forma de saber que el equipo ha aprendido la lección en defensa. «En Torremolinos nos van a poner a prueba y sabremos si corregimos las vigilancias, y no cometer los errores del miércoles en Loja», concluyó el preparador del Linares.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos