Linares Deportivo

LINARES DEPORTIVO

Lasarte deja entrever que su etapa en el Linares está próxima a su fin

  • El director deportivo y el central Gonzalo dejaron un puñado de titulares y no esquivaron las preguntas de la prensa en la tertulia de 'Cope'

Un buen puñado de titulares dejaron el director deportivo del Linares y el central Gonzalo en su visita a la tertulia de 'Cope' en el Restaurante de El Corte Inglés. Preguntas directas y sin paños calientes de la prensa sobre lo que ocurre esta temporada, el ambiente dentro y fuera del vestuario, la derrota del domingo y el futuro de Alberto Lasarte en la entidad. Este último comenzó describiendo que vive un momento de cierta preocupación y aseguró que está deseoso de conseguir los antes posible «la tranquilidad e ir perfilando la próxima temporada».

También dejó pinceladas de que su etapa en el Linares está próxima a su fin y que los constantes ataques de algunos sectores a su persona están acabando por agotarle: «Hay cosas que no te gustan, las dices donde las tienes que decir, en tu casa y en el club, que donde se puede hacer algo por mejorarlas. Sí que me voy desgastando y hay facetas de mi trabajo que no me llenan del todo».

Gonzalo fue el autor de la absurda falta que en el minuto 40 costó el 0-1. Él mismo afirmó: «No hace falta que nadie me culpe para que yo sepa lo que hago mal. El primer fallo es que no despejé bien a banda, luego voy al balón y él no va, es una falta que no debí hacer y después la defendimos fatal. Los centrales hacemos faltas y sabemos que cualquiera pueden ser un gol».

Sobre el ambiente enrarecido que se vivió en el campo el domingo apuntó: «Es cierto que Linarejos siempre aprieta, para bien o para mal. La primera parte no estaba siendo buena y no encontramos la portería, la gente se impacienta, cuando tenemos Linarejos de nuestra parte todo es más fácil. Intentaremos enganchar al público desde el principio la próxima vez, esta vez se notó que no lo hicimos».

Sobre si renovaría aunque el Cacereño volviese a Segunda B, no dudó en responder: «Estuve allí 7 años, es la primera vez que salgo y estoy a gusto en Linares, creo que es pronto para volver a casa» y sobre la temporada añadió: «Me da coraje que hayamos perdido la oportunidad de engancharnos a la parte de arriba de la tabla, en casa se nos han ido muchos puntos, no estamos tan fuertes como queríamos. Nosotros sabemos que con 2 ó 3 fallos menos ya estaríamos metidos en la pelea de arriba. Vamos a por la permanencia y si nos quedan cinco jornadas intentaremos algo más ilusionante, hay un buen equipo y la temporada podría ser mejor».

Esta afirmación contradice lo que lleva toda la temporada predicando Miguel Rivera, que en la tertulia salió a colación por la suplencia de Chus Hevia el domingo, que podría deberse a una discusión que tuvieron ambos antes del encuentro ante el Recreativo.

Lo que dijo Rivera

Lasarte fue preguntado por las diferencias que, se dice, tiene con Rivera y manifestó: «Todo el mundo habla de sus declaraciones en Canal Sur y de que me atacó, pero yo no me siento aludido porque él iba por la estructura del proyecto y esas líneas maestras las marca el club; yo soy una de las parcelas, un trabajador más. No hemos hablado del tema entre nosotros, el mismo presidente dijo que no eran muy graves las declaraciones. Yo también soy entrenador y no me gustaría que se metieran en mi parcela, por eso yo no me meto en la suya y me ciño a la dirección deportiva».

Y defendió esas líneas maestras que le marca el club. «Lo que se dice de los fichajes, Juanfran es una apuesta mía porque la filosofía del club es sostenerse compaginando hombres importantes y ser un referente de jugadores de la provincia, que la gente de los pueblos venga a vernos y los jóvenes quieran jugar en el Linares. Juanfran es el que más proyección tiene en la provincia y por eso viene», explicó.

«Yo trabajo como si estuviera aquí para 8 años, aunque me vaya mañana. El tema Rueda viene desde el verano, encantado de que nos aporte su experiencia y calidad. Chus Hevia es un jugador importantísimo de la categoría, cuando se fue Ferrón en año pasado fue el primero al que llamé. Es zurdo, como pedía Rivera, entró a un precio razonable y es un lujazo tenerlo aquí. Y lo de Ian fue una estrategia cuando Curto nos presentó la baja médica, teníamos que responder con contundencia porque nos habíamos quedado sin delanteros, la decisión fue un acierto de la directiva», apuntilló Alberto Lasarte.