Linares Deportivo

LINARES DEPORTIVO

Víctor Muñoz se atrevió con 19 años a dejar Barcelona para jugar en Linares

Víctor Muñoz es uno de los máximos goleadores del Linares en División de Honor Andaluza.
Víctor Muñoz es uno de los máximos goleadores del Linares en División de Honor Andaluza. / ENRIQUE
  • Debutó en 2ª B el año pasado con el Getafe B y este verano recaló en el filial azulillo con la esperanza de debutar en el primer equipo minero y demostrar su valía

No ha debutado aún con la primera plantilla del Linares. En su puesto - mediapunta con caída a banda - Rivera tiene a Casi, Lara, Corpas, Hevia, Martos y Gámiz. Sin embargo, el verano pasado, Víctor Muñoz Delgado (Barcelona, 1997) se atrevió a firmar por el Linares Deportivo con ficha del filial y la esperanza de demostrar que vale para Segunda B.

Ya lo ha hecho antes. Debutó en 2016 en la categoría de bronce con el filial del Getafe. Formado en un equipo de barrio (Cervelló), jugó en las canteras de L'Hospitalet y Cornellá hasta pasar los dos años de juvenil en el Getafe. Lo normal sería que un chico de 19 años con esa trayectoria se quedase por la zona de Madrid, regresara a Barcelona o buscase hueco en alguna capital importante. Pero Víctor eligió ser azulillo y aceptó con humildad jugar en una categoría modesta.

«Preferí - explicó - dar un paso atrás y tener minutos que estar en un Tercera fuerte y ser el suplente de otro. Me salió la posibilidad de Linares y pensé que es un buen lugar para seguir estudiando (Administración y Dirección de Empresa en Jaén), además del proyecto del club, que también me gustó. Sé que hay mucha afición al fútbol y que me sentiría cómodo porque no iba a estar solo, tengo familia en Linares y estaría cerca de ellos».

Después de Pekes (16 dianas) es el máximo realizador del Linares B con 6 goles. Ha jugado 22 partidos a las órdenes de Chico, casi siempre como mediapunta. «Es donde me siento más cómodo. Juego en las cuatro posiciones ofensivas, tengo llegada y buen golpeo, este año he marcado algunas faltas directas, tengo la suerte de que se me da bien el gol», dice.

Víctor conocía el proyecto del Linares y ve que la gente del filial tiene oportunidades en Segunda B, aunque la suya no ha llegado porque en su posición hay 'overbooking'. «Pero lo importante es que están dando premios a la gente que lo merece. Yo debo tener paciencia, aunque juguemos en División de Honor sólo necesitas una oportunidad y un buen partido para demostrar que vales».

Tras la eliminación de Copa RFEF, las oportunidades de ver a las perlas de la cantera compitiendo junto a los consolidados Rosales, Corpas, Joselu o Casi se han ido reduciendo, pero Víctor y sus compañeros no pierden la esperanza, saben cuál es su papel dentro del club y sostiene: «A todos los compañeros del Linares B nos gustaría tener más oportunidades, claro, pero entendemos que en la situación que está el primer equipo, no se puede arriesgar poniendo en liga a gente del filial, primero hay que conseguir la permanencia. Antes de pedir paso, hay que ponerse en la piel del entrenador y comprender que hay gente en 2ªB con más experiencia, jugadores con una trayectoria importante que han demostrado lo que valen, y eso hay que respetarlo».

A las 12, frente al Armilla

El filial minero juega el domingo por la mañana en el anexo de Linarejos con el Arenas de Armilla. Están novenos con 36 puntos. Ahora vienen los granadinos, que con 41 puntos están a 7 de la promoción de ascenso. «En la ida nos dieron muchos problemas, nos costó sumar (1-1). Tienen gente que viene de vuelta y ha jugado en superior categoría. Confiamos en nuestras armas y estamos muy motivados para sumar tres puntos que hagan bueno el último empate».

Los mineros están cumpliendo su objetivo en el debut en la nueva categoría, aunque durante muchas jornadas parecía que acabarían peleando por el ascenso. «Nos hemos adaptado bien a la categoría, somos un equipo muy joven y tenemos mucho gol, marcamos en casi todos los partidos. No estamos más arriba porque nos faltó madurez para sacar adelante partidos que iban empatados, y no es lo mismo sumar 3 que 1, por eso estamos en mitad de la tabla», concluye Víctor Muñoz.