Linares Deportivo

LINARES DEPORTIVO

Dos goles 'psicológicos' fulminan al Linares

Dos goles 'psicológicos' fulminan al Linares
  • Guardiola y Rayco anotaron al inicio de cada periodo y el Linares no tuvo capacidad de reacción

El Linares Deportivo cayó derrotado en su visita al terreno de juego de la Nueva Condomina tras perder por 2-0 ante el Real Murcia. Dos certeros goles del conjunto murciano al inicio de cada uno de los dos tiempos dejaron al conjunto azulillo sin opciones de poder sacar algo positivo de su visita a tierras murcianas.

La derrota imposibilita a los de Miguel Rivera recortar puntos con respecto a un rival directo en la zona alta de la clasificación y poder así reengancharse a la lucha por entrar en el play off de ascenso en el tramo final de la temporada, aunque el objetivo prioritario no es otro que tratar de atar la permanencia en la categoría cuanto antes para evitar complicaciones. Por su parte, el cuadro pimentonero se encuentra a solo tres puntos del cuarto clasificado del Grupo IV de la Segunda División B, verdadero objetivo marcado por la directiva.

Si en la primera parte fue Sergi Guardiola el que inauguró el marcador cuando apenas se habían disputado cuatro minutos de partido, en la segunda fue Rayco el que aprovechó un rechace del poste a lanzamiento del propio Guardiola para dejar al Linares prácticamente sin opciones. El conjunto de Miguel Rivera trató de reaccionar al varapalo sufrido pero enfrente se topó con un Real Murcia con oficio, que empezó a mostrar el libreto marcado por su nuevo técnico Vicente Mir.

Los azulinos vuelven de vacío a Linarejos tras un duelo que pudo haber tenido un signo diferente en la quiniela si la fortuna les hubiera acompañado.

Y no empezó mal el equipo visitante, con Hevia, Casi, Higinio y Cristian de regreso al once. Quería tocar, siempre con Rodri como eje, y lograba rasgar con la asociación entre Corpas y Joselu por la derecha. Desde ahí le llegó un balón a Hevia que no supo rematar. Poco después, sí acertó el '9' grana. Guardiola, responsabilizado por la ausencia por sanción del exazulino Curto, realizó un gran movimiento y tras el buen pase de Diego Benito no falló ante Cristian. Era su primer gol como pimentonero. La jugada pilló demasiado abierto al Linares, un problema que se iba a repetir.

Los pupilos del malagueño Miguel Rivera intentaron digerir el golpe a base de balón y paciencia, y lo cierto es que lograron mostrar iniciativa y protagonizar varias llegadas. En tal situación, el mayor peligro eran ellos mismos, por errores o por la exposición al jugar tan arriba. Un mal pase de Cristian a Rodri intentando salir jugando propició un ataque grana sin consecuencias. Poco antes, Guardiola, tras pared con Rayco, chutó a manos del portero azulino.

El Linares trazaba buenas jugadas, pero su posicionamiento le dejaba muy abierto en cada pérdida. Encima, el Murcia recuperó su característica seguridad defensiva tras dos semanas de inconsistencia. Su buena labor se constató al neutralizar a Casi, goleador azulino, y a Hevia, el punta.

La posesión no lograba ser incisiva más allá de una banda derecha que puso en muchos aprietos a Pumar, lateral grana. Las ocasiones llegaban con Mario Martos, que culminó una buena jugada con un disparo ajustado que se fue fuera, y un tiro de Corpas que, tras desviar la defensa, obligó a Simón a reaccionar con acierto.

El Murcia atacaba más en transiciones, con un David Sánchez lúcido que dividía al rival y con un Guardiola que no dejaba de dinamizar el ataque. El jumillano, mucho mejor que su paisano Casi, se inventó una jugada partiendo desde la derecha que acabó con un tiro que rozó la escuadra. Poco después, Rayco cabeceó fuera por muy poco.

Golpe mortal

El choque, aún igualado, se iba a decantar pronto. Lo hizo en el marcador y, sobre todo, en el juego. El Murcia salió mucho más decidido, subiendo su línea de presión. Encerró al Linares, que veía cómo Pumar y Armando chutaban por encima del larguero. Y vieron también cómo llegaba el 2-0. Otra vez Guardiola fue un problema. Se coló entre los centrales, muy separados entre sí, y disparó al palo. El balón suelto lo empujó a gol Rayco. Los de Vicente Mir golpeaban al comienzo de cada parte.

En este caso, el Murcia ya se hizo con el balón y jugó con autoridad y fluidez. Diego Benito, falso extremo izquierdo que se convertía en otro medio más, dejaba todo al carril para Pumar.

Los locales encontraban así juego y amplitud. Rivera movió el banquillo. Con Luis Lara en el campo, Casi acompañó a Hevia, pero el 4-4-2 tampoco mejoró al equipo. Incluso, Guardiola perdonó el 3-0 al cruzar demasiado su tiro ante Cristian. Inexpresivo ofensivamente el Linares, solo Hevia replicó en el otro área. Un gran disparo acabó en córner y un libre directo, que le podría haber dado emoción al tiempo añadido, fue a las manos de Simón.

De nuevo Pumar, acentuando la táctica de Mir, un 4-2-3-1 asimétrico, se quedó solo ante el portero, aunque se entretuvo. Un libre directo de David Sánchez que salió cerca del larguero fue el epílogo de un partido que alivia al Murcia y enreda al Linares. Ocupa la décima posición de la tabla con 37 puntos, a sólo seis del descenso directo. Contabiliza dos tropiezos consecutivos y un sólo punto sumado en sus tres últimos duelos. Y la próxima jornada rinde visita a un Córdoba B que con 31 en su casillero pelea por alejarse de la quema.

Números de descenso

Pero lo más preocupante es la dinámica del equipo en esta segunda vuelta: 9 puntos en diez encuentros, cifras de descenso directo. Curiosamente, en una clasificación en esta segunda vuelta, el Mancha Real y el Real Jaén serían colistas con siete puntos y el Linares cuarto por la cola. Mucho tienen que mejorar los tres conjuntos jienenses si quieren mantenerse la próxima temporada en la categoría de bronce del fútbol nacional.