Linares Deportivo

LINARES DEPORTIVO

El Linares oferta un 2x1 en las entradas para 'el derbi de la necesidad' ante el Mancha Real

Alberto Lasarte asegura que el ambiente en vestuario ha cambiado tras la salida de Rivera.
Alberto Lasarte asegura que el ambiente en vestuario ha cambiado tras la salida de Rivera. / ENRIQUE
  • Lasarte comentó en Cope que la plantilla se ha liberado de la tensión que había con Rivera y ahora «debemos ganar el domingo y punto»

Que Linarejos presente la entrada de las grandes ocasiones y que todo el linarensismo luche unido para sacar un partido que puede sellar media permanencia o meter en serios problemas a los azulillos, con esa idea el club ha lanzado una campaña de 2x1 en entradas pare el encuentro que el domingo a las 18:00 enfrenta al Linares y al Mancha Real en lo que bien podría llamarse 'el derbi de la necesidad'. Los dos necesitan ganar.

Desde el Linares piden que sea un nuevo comienzo, que se olviden los malos resultados, las malas sensaciones en el campo, que la grada apoye porque el equipo les necesita para reencontrarse con esa versión que los azulillos quieren ver y los jugadores quieren mostrar.

Lasarte lamenta la crispación del entorno en estos momentos de crisis y en la tertulia de Cope dejó diversas anécdotas. «El domingo al subir al autobús, Corpas estaba hablando por teléfono abajo y se le acercó una señora con dos niños de unos 5 y 7 años, a 5 metros de él le dijo que si no le daba vergüenza del partido, que no sentía los colores, que era un mercenario. Y Corpas (el mejor del Linares en Córdoba), se dio media vuelta con educación. La gente tiene derecho a expresarse, pero él salía de hacer un buen partido, cómo le sienta eso. Si alguien piensa que eso ayuda, no, no ayuda. No quiero que a mis jugadores les afecten esas cosas, ya tendremos tiempo de tirarnos los cuchillos».

El técnico no salió tan disgustado como la afición de su debut en el banquillo frente al Córdoba B y explicó que el bajón físico se debió a varios factores. «El Recre te marca y se encierra, el Córdoba B sigue atacando y te exige subir y bajar. Recibimos mal los mazazos, nos falta carácter para reponernos. Hemos hablado con el preparador físico y hemos cambiado la manera de entrenar y las cargas, necesitamos a los jugadores al cien por cien y me fui preocupado por lo que vi. Por otro lado, llevábamos tiempo sin hacer tantas ocasiones de gol fuera de casa, pero el 1-1 nos afectó más de lo debido», dijo.

Sobre la llamativa ausencia de Casi en el once de Córdoba explicó: «Entendí que les haríamos más daño por fuera y necesitaba jugadores con esa velocidad para romper que tienen Corpas y Luis Lara, eran idóneos para lo ensayado durante la semana. No tengo nada contra Casi, ojalá engorde más su cifra de goles. Hice cambios respecto al partido de Murcia y los haré respecto al de Córdoba, y los seguiré haciendo mientras la cosa no funcione».

Ocho partidos le quedan a Lasarte y a sus jugadores para revertir la situación, sí destaca que el ánimo del vestuario es otra tras la salida de Rivera. «Mi labor es analizar lo que ocurre y buscar soluciones. Había cierto estrés y tensión que se han liberado, ahora hay que exigirles responsabilidad. Tenemos que ganar el domingo y punto, no hay excusas ni paños calientes. Me he encargado de hacerles ver lo buenos que son. Técnicamente están bien dotados, pero hay que correr y saltar más, esa actitud la tienes si quieres. Había jugadores cohibidos a los que se les ha dado más confianza, que puedan hacer su labor y obtener el máximo rendimiento», resaltó.

Hay quien puede ver que el cambio de Rivera por Lasarte es para liberar a los jugadores de la exigencia que se le conoce al técnico malagueño y de su fuerte carácter que tanto ha chocado con algunos futbolistas, pero Alberto quiere dejar claro que él no viene a ser un alma cándida: «Ni buen rollo, ni autogestión, ni cosas que escucho y que me dan una patada en ciertas partes». Y añadió que si la dirección de club no cesó antes a Rivera fue porque «la dinámica no estaba siendo positiva pero la clasificación era cómoda». De hecho en Linares sigue décimo.

Respecto a la visita de un Mancha Real también en crisis y con cambio de entrenador, se fue Arsenal y vino Bodipo, al nuevo técnico minero dijo: «Un encuentro con incertidumbre porque además es un equipo que cambia mucho fuera de casa que en su campo, porque es pequeñito y de donde no hay te sacan peligro. Hay que ver lo que propone fuera el nuevo entrenador. Los jugadores son los que son y sabemos sus variantes. Ahora mismo me preocupa el Linares, por eso desde aquí le pido a la afición que esté con su equipo. Yo sé que nos ven favoritos, pero necesitamos de nuestra gente, y que se enfaden con quien sea pero no con sus propios jugadores».