Linares Deportivo
Alberto Lasarte dirigiendo un entrenamiento de los azulillos.
Alberto Lasarte dirigiendo un entrenamiento de los azulillos. / IDEAL

DERBI PROVINCIAL

Los entrenadores prometen sorpresas e intensidad para el derbi de este domingo

  • Tanto Alberto Lasarte como Rodolfo Bodipo advirtieron que sus equipos saben de la importancia deportiva de este encuentro

Ha comenzado la cuenta atrás para el derbi de la necesidad en Linares y Mancha Real, que pondrá sobre el césped de Linarejos a las seis de la tarde del domingo a dos equipos que necesitan ganan o ganar. La urgencia es extrema en el caso de los manchegos y ello alerta a los azulillos, pero Lasarte tiene un plan.

El nuevo técnico linarense compareció ante la prensa tras una semana «intensa por todo lo acontecido, pero poco a poco hemos ido cogiendo la dinámica de trabajo y deseando que llegue el domingo, los primeros los jugadores para brindarle una victoria balsámica a la afición. La plantilla está bien. El lunes fue difícil porque el domingo hubo un palo importante, pero todos están muy enchufados desde el miércoles». Dentro de ese plan todo apunta a un once inicial inédito y con variantes no vistas esta temporada, pues esta semana ha tenido más tiempo de planificar algo nuevo.

«Hubo tres variaciones respecto a Murcia. Este domingo respecto a Córdoba va a haber cambios, siempre tiene que haber cambios porque no estamos bien y hay que cambiar cosas en dinámica de grupo, a nivel colectivo, táctico y por supuesto en las caras también. La suerte que tengo es que los veinte están disponibles, no voy a cambiar a los once pero sí habrá cambios. Ellos no lo saben, aunque lo puedan intuir por cosas que he ensayado esta semana, pero prefiero tenerles a todos enchufados y que piensen todos que tienen opciones de jugar», dijo.

Debut en casa de Lasarte como entrenador, aseguró que pese a la responsabilidad «no tengo presión. Lo que quiero es que los jugadores se suelten, que hagan un buen partido y que la afición esté con ellos. Ya habrá tiempo de hacer balance de todos y de mí el primero, ahora necesitamos a nuestra gente y debemos darle una lección a toda la provincia de que el Linares cuando está unido y su gente está con él, es prácticamente invencible en su feudo».

Cambio de entrenador

¿Qué le preocupa más a Lasarte de este derbi? «Su cambio de entrenador y que vean este partido como una oportunidad única de engancharse a la liga. Me preocupa un equipo que venga suelto, que venga sin presión, haga las cosas bien y que esa presión con el paso de los minutos juegue en contra nuestra. Por eso le pido a los jugadores que estén tranquilos, que hagan lo que les estamos pidiendo, que salgan como son ellos y con el fútbol que ellos tienen, porque si aguantamos el paso de los minutos y dominamos el juego, vamos a ganar el partido».

Ya se sabe cómo es el Mancha Real en La Juventud y cómo se le debe sacar partido a un campo así, pero la duda en los azulillos es qué tendrá Bodipo preparado para jugar en un campo grande como Linarejos.

Lasarte comentó: «Empataron a uno con el Villanovense, que va tercero, luego en La Línea sí que naufragaron porque en los primeros minutos se llevaron tres goles. Es una incógnita porque tienen nuevo entrenador, que le gusta hacer buen fútbol, dinámico, alegre, que lo intentarán hacer bien y con jugadores que con espacios y en campo grande son difíciles de marcar como Ángel, Manolillo, Isra o Gassama, de medio campo adelante son rápidos y luego tienen un llegador como Airam Benito que lleva una buena cifra goleadora porque ve puerta con facilidad».

Precisamente esos futbolistas son los que se está empeñando en recuperar psicológicamente estos días un Bodipo que ha mentalizado a su plantilla de lo vital del choque. «Sabemos de la importancia de los tres puntos y más al ser derbi provincial, entre dos pueblos muy cercanos, y con dos equipos necesitados. El Linares está un poco más cómodo pero no se puede relajar y el Atlético Mancha Real que necesita sacar un resultado positivo para romper esta dinámica de resultados negativos y para poder respirar un poquito».

Los verdes entienden que es uno de esos partidos de seis puntos: «Si somos capaces de sacar los tres puntos de Linarejos saldríamos un poco de los puestos de abajo y meteríamos a un nuevo rival directo en la lucha por la permanencia. Es verdad que el Linares llega mucho más cómodo, ya que tenía una renta de puntos muy amplia aunque los últimos resultados les han hecho estar a seis puntos del descenso, que son solamente dos partidos a falta de ocho. Lo importante es que seamos nosotros mismo y que a partir de ahí intentemos sacar el mejor resultados posible de Linarejos».

Recuperados

Para esta difícil tarea que tendrán por delante los manchegos, el técnico sevillano aseguró que el equipo «llega muy bien al partido. A mí lo que me preocupaba era el factor psicológico. Cuando llegué me encontré una plantilla muy decaída y ahora se está viendo un muy buen trabajo en los entrenamientos, muy dinámico. Lo importante es que ellos se lo crean, que crean en el trabajo que el fruto llega. Si el equipo juega con la misma intensidad, ilusión y ganas y luchan cada balón del partido, acabará entrando la pelotita y llegando ese balón de oxígeno que tanto necesitamos».

Tanto se necesitan puntos como ánimos en situaciones tan delicadas como la que atraviesan los verdes y por ello Bodipo alabó a la afición y le pidió que siga con su apoyo al equipo: «Estoy muy contento. Felicité a la afición después del partido del domingo porque creo que estuvo con el equipo incluso con cero a dos cuando veíamos que no metíamos gol. La gente en vez de agachar la cabeza y ver el partido siguió animando y eso hace que los jugadores crean cada vez más y más. Desde aquí sigo pidiendo a la afición que siga apoyando al equipo, que se desplace todo el que pueda para que entre todos acabemos consiguiendo el objetivo de la permanencia».

El rival

Para conseguirlo tendrán que medirse a un Linares que en palabras de Bodipo « es un equipo que estaba antes en la zona media y tranquila de la tabla pero desde hace cinco o seis semanas se le ha complicado la situación. Los resultados negativos de este último mes han hecho que se acerque un poco más a la zona peligro pero yo creo que es un equipo que ha estado bien trabajo y que ahora con el cambio de entrenador tienen una nueva ilusión y otra nueva forma de trabajar. Ya tenemos el informe sobre ellos y los chavales ya saben lo que tienen que hacer: cuáles son sus zonas fuertes y sus zonas débiles. A partir de ahí cada uno utilizará sus armas para poder desestabilizar al contrario».

También advirtió de que su plantilla no se va a rendir fácilmente: «En mi equipo el esfuerzo no se negocia. Hay que dar el cien por cien y más en un partido como el del domingo que es un derbi. Creo que mi equipo está preparado y espero que siga en la misma línea y que entre la pelotita. Cuando lo haga creo que el equipo va a dar un subidón moral»; y deseó, pasando de puntillas sobre el tema, que mande lo deportivo en el choque. «Esperemos que el domingo se vea un buen partido y que los protagonistas sean los jugadores y no los árbitros», finalizó.