Linares Deportivo

LINARES DEPORTIVO

Ferrando revoluciona los entrenamientos del Linares con sus nuevos métodos

Juan Ferrando con un Ipad como soporte da instrucciones a sus nuevos futbolistas.
Juan Ferrando con un Ipad como soporte da instrucciones a sus nuevos futbolistas. / ENRIQUE
  • Los jugadores llegan una hora antes al campo, ven vídeos que prepara el técnico con los objetivos del día y quien no los complete no jugará

Se abre la puerta de Linarejos y Juan Ferrando aparece con un Ipad en las manos. Nada de grandes discursos épicos, directamente empieza a trabajar. Antes, en casa, ha preparado la sesión de entrenamiento y ha incluido vídeos con los ejercicios del día. Él, que es doctor especializado en preparación física, huye de las intensas carreras, al campo se viene a que el futbolista aprenda a dar soluciones a las situaciones de un partido.

Es el método Juan Ferrando, un entrenador de la nueva escuela que viene a Linares a modernizar la forma en la que se trabaja el fútbol, desde la cantera y hasta el primer equipo. «Ahora los jugadores ya no llegan media hora antes al campo -explica-, lo hacen una hora porque primero se les da una charla que es visual, es mejor ver lo que van a hacer que hablarlo. Se les da unos minutos para resolver dudas, hacemos trabajo preventivo de lesiones y hablo individualmente con alguno de ellos algo que sea importante. Y entonces, empezamos».

Metido en faena: «Intento que cuando los jugadores salten al campo, cada uno tenga ya su consigna, y luego entenderán por qué juega uno u otro. Durante las 3 ó 4 tareas del día, cada jugador tiene unos objetivos, lo que yo le pido que desarrolle. Si no lo hace, no entra en el equipo. Si lo hace mal, se le muestra a través de un vídeo como mejorarlo, lo vamos grabando. Si lo hace bien, ya le hemos dado la vuelta a ese aspecto en positivo y el jugador se motiva para hacerlo el domingo».

Ferrando, que ha estado dentro del staff de preparadores físicos del Arsenal, entre otros, viene sin equipo de profesionales en ese aspecto y afirma «vamos a hacer desaparecer la figura del preparador físico, porque la base del fútbol no es esa, la base es la táctica y entender el juego, a partir de ahí se van cogiendo adaptaciones físicas a este deporte. Hemos llevado fuera del entrenamiento una parte de fuerza y la prevención de lesiones, algo que ya se estaba haciendo de forma individualizada. Pero la preparación física en el entrenamiento no tiene que existir. Lo que debe existir es un entrenador con modelos de juego de lo que quiere jugar, y que el equipo coja la forma física sobre la propia competición y trabajando los aspectos tácticos».

Estas son las bases de la nueva escuela Juan Ferrando: «He aprendido de gente que ha sido campeona del mundo y de Europa, pero eso no quita que te autoformes. Cuando tú creas tu escuela, sabes dónde fallas. Si copio lo que hace el Barça o el Arsenal fracasaré porque no tengo a sus jugadores, bueno, todo es hablarlo con Jesús Medina (bromea), mientras debo modelar mi idea de juego a través de los jugadores que tengo».

Tras sus primeros días de trabajo valora: «Me encanta lo que he visto, las sensaciones de una plantilla que quiere jugar buen fútbol. Cuando pisas Linarejos ves que es un club que respira y vive el fútbol, eso ya está aquí, no es nada innovador. Lo que sí tenemos que dar la vuelta es la forma en la que se juega y se entiende el fútbol, para que lleguemos a cotas más altas. No hablo de Copa del Rey ni play-off, hablo de una forma de jugar, una filosofía, entender que el aficionado que viene a Linarejos paga por el fútbol que quiere ver».

Se ha visto todos los partidos de esta temporada y «lo que hago es analizar las decisiones que toma un futbolista, por qué si la pelota va del central al lateral vuelve atrás, por qué no avanza, por qué no es vertical, si es que no se ha trabajado bien eso o es que el jugador no tiene una percepción correcta del juego. Yo lo veo desde mi perspectiva, otra persona lo verá diferente, por ejemplo Clemente y Guardiola son dos entrenadores de primer nivel, pero tienen conceptos del fútbol diferentes, y yo tengo el mío».

Bajo su punto de vista lo que ha fallado esta temporada es «cómo se mira a la portería contraria. Es cierto que el equipo es de tener la posesión y mira a los lados, pero no podemos olvidar que el objetivo está en el frente. Si no miras adelante, no arriesgas, y si no arriesgas no sucede nada, ni pierdes ni ganas, yo quiero arriesgar y unas veces ganar u otras perder. Y sobre los goles encajados y fallos de concentración, sucede por mil situaciones, desde un mal entendimiento a un estado emocional de estrés que te bloquea. Es una de las cosas que hay que trabajar para darle la vuelta».

Una de las cuestiones por las que un entrenador nuevo a finales de temporada suele funcionar cuando firma para la campaña siguiente, es porque todos los jugadores deben convencer al técnico de su valía para renovar, pero Juan también lo ve desde el otro punto de vista. «Ellos tienen que demostrarme que quieren estar el año que viene en la plantilla y yo debo convencerles de que mi forma de ver el fútbol es buena para ellos. Si tengo un central de 1,90 que le pega bien en largo, yo debo convencerle de que conmigo tiene que pegarle en corto, aunque no se adecue a sus características. Aquí tengo gente que ha jugado a un nivel muy alto y gente que viene de abajo pero con una calidad técnica muy buena. Si hacemos bien el cóctel, el resultado de la mezcla será fantástico».

Hoy ofrecerá una rueda de prensa junto con el capitán Higinio y hablarán del trascendental encuentro del sábado ante La Roda. Quizá sea pronto para evaluar los métodos de Ferrando, pero el equipo no tiene margen para fallar.