Linares Deportivo
Juan Ferrando se ve entrenando al Linares la próxima temporada, pero aún no lo tiene cerrado.
Juan Ferrando se ve entrenando al Linares la próxima temporada, pero aún no lo tiene cerrado. / ENRIQUE

LINARES DEPORTIVO

Juan Ferrando desvela sus planes de futuro en un Linares de 2ª B

  • El entrenador asegura que «he hablado mucho con Jesús de las cosas que deben cambiar si me quedo el año que viene»

Juan Ferrando fue invitado de nuevo a la tertulia de Cope en el restaurante de El Corte Inglés, para hablar del buen partido ante el Granada, de la última final ante el San Fernando y, de paso, dejó pinceladas sobre sus planes de futuro, que pasan por un Linares en la categoría de bronce y para el que tiene las ideas muy claras.

Tras el varapalo contra el Melilla, la imagen de los azulillos el pasado domingo fue la de un equipo que se siente ganador y capaz de salvar la categoría en el último asalto. Ferrando acertó de nuevo en su planteamiento, aunque aseguró ante los contertulios que sólo se ha visto una pincelada de su trabajo.

«Yo sólo hablo de las 6 últimas jornadas -comenzó-, vine para ver qué pasaba, meterme en la mente de los jugadores y transformarlos en lo que son: Futbolistas que aman el fútbol, que tienen claro por qué compiten, cuál es su club, y mi trabajo es ayudarles a que ellos hagan el suyo. Para mejorar el potencial de cada uno, necesitaría 2 meses. Sólo he tocado perfiles, les ayudé anímicamente y perfeccioné algunos errores tácticos, pero estas 5 semanas no son ni el 30% de lo que puedo llegar a dar con mi trabajo».

Recuerda que «vine en una situación de nervios y tensión, cuando vas en trayectoria de más a menos, todo se vuelve adverso y es difícil remontar para volver a más. Lo que hacemos ahora no es la línea de juego que yo quiero al cien por cien, pero los jugadores saben cuál es mi propuesta, sé que ahora pueden leer los partidos de forma diferente. El futbolista debe saber cómo tiene que correr y con qué fin corre en ese momento, no correr por correr».

Lo que más le preocupa del San Fernando es que no será un partido al uso para analizar mirando otras jornadas. «Como tienen que ganar sí o sí, prepararán algo diferente. Presión no debemos tener, somos profesionales, debemos ir con nuestra idea y ver que nos proponen. Ya adelanto que nosotros también vamos a intentar cosas diferentes. Vamos a ir a ganar, así callo esas estadísticas que me sacan, si ganamos 0-3 has supero la media de goles, y si nos marcan antes es verdad que conmigo el equipo nunca ha remontado, pues otra estadística que romper. Lo importante es salir con las ideas claras».

El equipo hará noche en tierras gaditanas antes del partido, pero Ferrando quiere que sus jugadores se lo tomen de forma relajada «porque la concentración dura entre 40 minutos y 1 hora máximo, aunque algo, aunque nos motive mucho, como una película que te apasiona, acabas desconectando. Estar 8 horas concentrados te hace entrar en fase de nervios, lo que queremos es tener una convivencia normal, salir a correr por la mañana, ir al gimnasio y que cada uno encuentre su momento para concentrarse».

Cambiar los hábitos

Al margen del choque del domingo, se le preguntó a Ferrando por su futuro y si él podría hacer un Linares más competitivo, pese a tener un presupuesto bajo.

«Hay equipos con presupuestos enormes que no pasan a cuartos de Champions. Con dinero fichas nivel, pero lo importante es tener futbolistas con compromiso. Es importante lo económico, pero la ilusión y la entrega depende de las personas. Me ilusiona firmar una temporada completa aquí y os aseguro que no me muevo por dinero. Me mueve lo que me transmitan personas como Jesús y Alberto», afirma.

Aún no hay nada hecho, pues desveló que no tiene renovación de contrato firmada si logra la permanencia. «Lo primero es que si me quiero quedar, tengo que ganármelo», y después tocará negociar, aunque las dos partes ya tienen avanzadas las conversaciones porque «he hablado mucho con Jesús de las cosas que deben cambiar si me quedo la temporada siguiente».

Habla de cambios. «Tengo una idea de lo que quiero y quiero que la gente esté controlada. Habilitar una zona de cocina en el campo para que todos desayunemos juntos. Para mí es importante que tengan un entreno individualizado, partes de perfeccionamiento individual, quién tiene que alargar el entreno y quién no. No pediré maquinaria de la NASA, sólo cambiar los hábitos».

Su experiencia en conjuntos como el Arsenal le permiten aportar a la directiva algunas pautas de cómo debe funcionar la parcela deportiva del de «un Linares que ya es un club grande. Ver el domingo a 6.000 personas en el campo te genera una responsabilidad. Yo solo doy la visión de cómo debe ser un club grande y ponemos metas para ir mejorando. Coincido mucho con la gente que está en el club. En función de lo que tú hagas el lunes a las 10:00 ya estás ganando o perdiendo el partido».