Linares Deportivo

LINARES DEPORTIVO

El futuro del Linares se decidirá en casa

La plantilla le debe a su afición y a la memoria de Fran Carles, una eliminatoria digna que acabe con la salvación de la categoría.
La plantilla le debe a su afición y a la memoria de Fran Carles, una eliminatoria digna que acabe con la salvación de la categoría. / ENRIQUE
  • El sorteo deparó como rival al Burgos CF, ida este domingo en El Plantío a las 18:00 y vuelta en Linarejos

Lo de la afición del Linares no tiene nombre, ya se agotan los calificativos. El domingo por la tarde-noche no había un solo azulillo que no estuviese enfadado, indignado y avergonzado de la triste imagen que ofreció el equipo en San Fernando. Las redes sociales ardían, los más de doscientos desplazados no daban crédito a lo que habían visto, y a la llegada a casa, en Linarejos, enfrentamientos verbales entre los jugadores de Ferrando recién desembarcados y un grupo de jóvenes que les esperaban para escenificarles la sensación de ridículo que se vio por televisión.

Que se filtrase cómo jugadores de peso del equipo se han ofrecido a otros clubes antes de acabar el campeonato, que las casas de apuestas cierren otra vez antes de tiempo un partido del Linares porque se supera el riesgo que consideran asumible al registrar movimientos sospechosos, o que cada vez cobre más peso la versión de un vestuario dividido donde faltan los líderes y el compromiso que el año pasado sí tenía la modesta escuadra de Torres, era más vinagre en la herida de una hinchada agotada de ser la que siempre cumple con su parte.

Así que el lunes empezó negro, apesadumbrado, el proyecto deportivo cuyo objetivo era salvarse sin apuros ya había fracasado, y vista la dinámica del Linares y la imagen pasiva que algunos jugadores mostraron en La Isla, parecía que aunque tocase en el bombo un equipo de Preferente, los mineros eran carne de Tercera irremediablemente.

Burgos CF, no confundir con el histórico Real Burgos, San Sebastián de Los Reyes y Atlético Levante. A priori, nadie quería a los levantinos, jóvenes, rápidos y con talento, un Granada B de los que te cogen a pleno sol una tarde y te hacen un roto en velocidad. El Sanse disgustaba menos, pero es un equipo capaz de lo mejor y lo peor, sin embargo el Burgos parecía llegar anímicamente peor.

Dos equipos muy parecidos

Los burgaleses arrastran una dinámica similar, ha sumado los mismos 45 puntos repartidos con los mismos signos, sólo que han marcado 3 goles más que los mineros, pero también han encajado 7 goles más. Además venían también de ser goleados el domingo en el partido donde se jugaban la salvación, 5-1 ante el Boiro, con la misma indignación de su afición con directiva y jugadores, aunque en su caso la mala racha viene de largo porque acabaron la primera vuelta en puestos de descenso, fueron incluso colistas varias jornadas y, aunque parecieron remontar en el vuelo en la segunda vuelta, les faltó también ese último punto en el último partido.

Pues el bombo fue caprichoso, cayó el Burgos CF, con la ida este domingo a las 18:00 en El Plantío, campazo histórico, y la vuelta en Linarejos el día 28 de este mes. De pronto, el negro de la resaca del 4-1 se fue tornando al gris de «es el mejor que nos podía tocar», instantes después a un «en Linarejos no se nos escapa», y empezó la magia azulilla.

En pocos minutos ya estaba el primer autocar de aficionados completo para viajar a Burgos este fin de semana, al cierre de esta edición incluso cerca de completarse el segundo. No se conoce el precio de las entradas, importa poco. El Burgos es un club con mucho peso a nivel Federativo, tampoco amilana a nadie.

Al enfado lógico y justificado, le ha seguido la ilusión, la esperanza, el verdadero motor del Linares y que está muy por encima de los profesionales que hoy visten la camiseta azulilla y mañana la de otro club. El alma de este equipo es su afición, y el futuro del Linares se decide dentro de 12 días en Linarejos.