Linares Deportivo
La salvación se acerca a Linarejos
/ OPTA

LINARES DEPORTIVO

La salvación se acerca a Linarejos

  • Los azulillos estuvieron serios atrás pero sin pegada en Burgos y Lopito salvó la derrota

Linares y Burgos. El Linares Deportivo salió vivo de El Plantío, en un encuentro donde el Burgos llevó el peso durante el arranque y que tuvo las mejores ocasiones para haberse llevado el primer asalto. Lopito y el palo lo impidieron mientras los azulillos se iban rearmando y llenando de dudas a los locales.

No hubo mucha presencia ofensiva de los hombres de Ferrando, pero lograron su principal consigna que era no salir derrotados de Burgos. Esta vez sí hicieron un partido serio y la afición se lo agradeció en la despedida. Los cerca de 250 linarenses venidos en cuatro autocares y coches particulares dejaron impregnada de azul la monumental urbe, creían que su equipo no les fallaría esta vez y acertaron. Se volvieron felices, sabiendo que media salvación ya está lograda y falta la otra media en casa.

Había sido un día largo, salida a las 6:00 de la mañana desde la ciudad de las minas para recorrer media España y pisar Burgos, almorzar y directamente al campo para empezar a llenar de cánticos el graderío. Desde el vestuario de los azulillos se escuchaban las voces de la afición, sabían que no iban a estar solos, pero cuando un futbolista se enfunda la camiseta sabiendo que su gente ya está preparada para recibirles, en una final como esta, las emociones se magnifican.

Los errores y los pecados del pasado se perdonaron, ya el pasado no cuenta, lo importante era el presente en El Plantío y el futuro en casa, donde más fuertes son, donde al Burgos le pesarán las botas. Con esa sensación llegaron todos en la madrugada de vuelta a casa, y los jugadores se llevaron el aplauso en el campo con una de esas despedidas que hacen ver que afición y plantilla vuelven a estar unidas para enfrentarse a un enemigo común.

La permanencia en Segunda B se decidirá, el domingo a partir de las 18:00 horas, en Linarejos. Tras el 0-0. El equipo de Ferrando contará con el factor campo, mientras que al Burgos le valdrá el empate, siempre que sea con goles. En cualquier caso, el duelo ofrecerá a buen seguro más vistosidad y más riesgo por parte de ambos contendientes.

El Burgos salió mandando

De salida, sin embargo, el duelo parecía que se desarrollaría por derroteros muy diferentes a los que finalmente marcaron el encuentro. Los locales, con el empuje de una afición que acudió en masa para evitar el descalabro, rondaron la meta de Lopito en busca del gol. A los 6 minutos, Odei se encontró con el poste en el lanzamiento de un saque de esquina y en el rechazo Chevi no golpeó con fortuna y el esférico se perdió a la derecha del meta. Lopito desbarató posteriormente la segunda gran oportunidad de los burgalesistas en el duelo, al atrapar un cabezazo forzado de Fito tras centro desde la diestra de Armiche, salvando a sus compañeros de ponerse por detrás en el marcador.

El primer cuarto de hora fue de cierto agobio para los hombres de Ferrando, que posteriormente supieron llevar el encuentro al terreno que a ellos más les interesaba, el de provocar algún fallo en el rival. Pérdidas de tiempo, juego ralentizado y mucha escuela que desquició al Burgos hasta el punto de que fueron los locales quienes acabaron haciendo las faltas que interrumpían el juego de manera constante. No tenía claridad en la salida de balón el Burgos y sabía mantener el balón el Linares lo suficiente cuando robaba para que nada sucediera sobre el terreno de juego. Hasta el descanso, de hecho, poco más hubo que apuntar en la estadística de ocasiones. Siquiera, por inaugurar el dato visitante, un disparo desviado de Luis Lara en el 16.

Tras el paso por vestuarios, poco cambió, salvo que el Burgos supo leer mejor la situación y evitó las interrupciones constantes. Eso sí, siguió sin tener el cuadro local claridad con el balón en sus pies, mientras que el Linares, aunque trataba de sorprender al contragolpe, tampoco lo lograba, bien frenado por Odei en cada incursión. No dispararon a puerta hasta el 88 los linarenses, y lo hicieron tras una pérdida de la defensa burgalesa.

Al linares le interesaba el 0-0 y al Burgos, finalmente, también, porque nadie se salió del guión y los entrenadores no introdujeron variantes tácticas más arriesgadas, ni arriesgaron lo más mínimo con los cambios. Las opciones locales se limitaron a los balones parados, como una falta frontal mal ejecutada por Prosi (57') y otra lateral peinada por Odei y que nadie embocó (74'). Y a una gran acción personal de Chevi en el 75' que Adrián, tras el pase de la muerte del madrileño, envió por encima del larguero.

La mejor ocasión azulilla

En el Linares, pudo poner muy en su favor la eliminatoria Casi en el minuto 88 al robar un esférico a Jorge Fernández, pero chutó contra el cuerpo de Odei y Aurreko salvó el posterior disparo a bocajarro de Martos. Se desesperaba en la lado contrario Chus Hevia, estaba solo para haber fusilado a placer y haber subido el porcentaje de éxito del Linares en esta eliminatoria, pero los delanteros tienen que tomar decisiones y Casi se atrevió a definir.

Fue de lo poco destacable durante la segunda mitad, que fue pasando sin que el Linares realmente volviese a pasar los apuros de aquel cuarto de hora de arranque de partido. Pitido final en un encuentro que había estado marcado por el miedo y con la mente puesta en la vuelta.

Ahora se abre una semana donde el club dará a conocer los precios de las localidades y promociones para el choque. Los visitantes pagarán 10 euros, lo mismo que ayer pagaron los linarenses, precio acordado por las dos directivas. La hinchada del Burgos entró gratis, hubo 12.000 almas en el campo, pero no le sirvieron a los blanquinegros para conseguir un gol.

Linarejos es también un campo especial, como El Plantío, un histórico, y ahí la tónica puede que no difiera mucho de lo visto en la ida, salvo porque el que se adelante en el marcador tendrá muchas opciones de salvar la categoría. Cuando se miden dos equipos con tantas imprecisiones atrás durante la liga regular, en estos 180 minutos lo primero es no encajar gol y después que sea lo que Dios quiera. No descarten otro 0-0 y penaltis.

Nacho Fernández

El entrenador del Burgos comenzó la rueda de prensa analizando el choque y el resultado, destacando los objetivos del mismo: «Teníamos dos premisas básicas. La primera, vital, era mantener la portería a cero, y eso lo hemos hecho. La segunda era intentar ganar el partido, y hemos dispuesto de cuatro oportunidades para lograrlo. El resultado no es bueno, pero es el mejor de los malos, porque allí nos vale ganar y nos vale el empate, incluso si es sin goles, nos aseguraría los penaltis».

Continuó con la misma temática y destacó algunas acciones del duelo ante el Linares: «Hay que tener en cuenta las dificultades que tienen estos partidos porque, pese a haber hecho bien las cosas defensivamente, a punto hemos estado de perder por un error cometido en el minuto 88. Hemos comenzado bien, hemos completado 20-25 buenos primeros minutos pero después ellos han sabido manejar el tiempo del partido y nosotros hemos nos hemos desquiciad».

Para finalizar, Fernández se vio superior al rival y destacó: «Creo que hemos sido superiores en las dos partes del partido. Allí los dos equipos necesitamos marcar y el objetivo nuestro será hacer un gol, sea en el minuto que sea».