Linares Deportivo

LINARES DEPORTIVO

Corpas dice «hasta luego» al Linares después de 299 partidos y 72 goles

Corpas se zafa de tres defensores del Melilla en un partido del último curso en Linarejos.
Corpas se zafa de tres defensores del Melilla en un partido del último curso en Linarejos. / ENRIQUE
  • Tras 9 años como azulillo asegura que «salir en este momento era necesario» y desmiente que tuviese destino antes de que acabase la temporada

José Corpas no ocupará la banda derecha de Linarejos la próxima temporada, y se hace extraña esta afirmación después de 9 temporadas como azulillo, en las que ha defendido el escudo minero en 299 ocasiones y la afición ha cantado 72 goles suyos.

El club le dio las gracias en una nota de prensa, donde incidía en que los esfuerzos por renovarle habían sido en vano; el bañusco tenía claro que necesita cambiar de aires. «Antes de que terminase la temporada tuve una reunión con Jesús Medina y me dijo que quería que siguiese, Ferrando hace poco me comunicó que entraba en sus planes», comentó el de Baños de la Encina.

Ha sido un año difícil, pero la figura de Corpas ha tenido un punto extra de tensión con una parte de Linarejos. Desde navidades empezó a sonar en la grada el rumor de que Corpas tenía un preacuerdo con La Balona, después que estaba firmado para el próximo curso en Mérida, o que él mismo se había ofrecido al Melilla, y los rumores se hicieron como una bola de nieve. Unido a que Corpas no firmó este año su mejor temporada y que el descenso ha dejado a la afición enfadada con la plantilla, el extremo diestro considera que es el momento de un cambio de aires.

«Se decía que tenía un precontrato con el Mérida y sonaban otros equipos, pero es totalmente falso. La decisión la he tomado esta misma semana y si no digo el equipo al que voy es porque aún no está firmado. Mientras jugué en el Linares, estuve dedicado al cien por cien, si otros clubes mostraron interés en mí les dije que hasta que no salvase al equipo no decidiría nada. Quien no me crea, que lo pregunte a esos clubes. Insisto, la decisión la he tomado estos días, no antes del descenso, ni justo después», apuntó.

Temporada aciaga

Desde los escalafones inferiores, cuando venía a diario entrenar en moto desde Baños, de los campos de tierra al ascenso a Andaluza, a Tercera y a Segunda B, el atacante que cumplirá 26 años justo el día antes de descubrir la estatua de su inseparable Fran Carles, desea que este cambio de aires sea un hasta luego, no un adiós.

«Es que aún me emociono al recordar estos 9 años -afirmó-, pero creo que salir en este momento de Linares era necesario. Este es mi club y tengo muy claro que otro como el Linares no voy a encontrar nunca, por todo lo que nos hemos dado recíprocamente, yo al club y el club a mí. Claro que me gustaría retirarme en Linarejos, son tantos años y tantas muestras de cariño recibidas, que no se puede olvidar de la noche a la mañana».

Sobre lo ocurrido en este ejercicio, añadió: «Ha sido mi peor temporada, desde aquel 8 de julio que me quitó a mi amigo Fran. Nada empezó bien en ningún aspecto. He dado el máximo esfuerzo pero no supimos atajar antes el problema que nos llevó al descenso. Ojalá le den al Linares la plaza en 2ªB y si no que ascienda la próxima temporada. Sólo puedo desearle lo mejor a mi club, han sido casi 300 partidos y más de 70 goles, fue un orgullo acompañar al equipo durante estos años y crecer con él».