Linares Deportivo

LINARES DEPORTIVO

Linares B y CD Navas jugarán el domingo la final de la Copa Subdelegada en Bailén

El Linares Deportivo B en el vestuario de Úbeda, celebrando el pase a la final de este domingo ante el CD Navas en Bailén.
El Linares Deportivo B en el vestuario de Úbeda, celebrando el pase a la final de este domingo ante el CD Navas en Bailén. / AMR
  • A los naveros les bastó el 1-1 contra el Urgavona y los mineros doblegaron 2-3 al Úbeda Viva en la vuelta de las semifinales

Linares Deportivo B y CD Navas (de San Juan), estarán el domingo a las 20:30 sobre el césped del estadio '19 de julio' de Bailén, donde se celebra la final de la LXXI Copa Subdelegada y que la propia Francisca Molina entregará el trofeo al vencedor al final de la noche.

El Linares B viajaba a Úbeda, tras el 1-0 conseguido en el partido de ida y con la esperanza puesta marcar pronto para no sufrir. Y así fue, a los 20 minutos, después de que Pekes fuera derribado cerca del área cuando se disponía a encarar al portero. Álex Cañas pidió el balón y de lanzamiento directo consiguió el 0-1.

«Víctor es el primer lanzado de faltas, pero tenía muchas ganas de tirarla yo, ya el año pasado conseguí enchufarla y en esta ocasión el balón tocó en la barrera y cogió al portero trastabillado. Muy contento por conseguir un gol, es bonito y más para un defensa y de falta de directa», cuenta el autor del tanto.

Cañas considera que la clave estuvo en «el partido de ida, el gol de Víctor nos dio la vida y fuimos a Úbeda sabiendo que iban a salir a muerte. Con el primer gol nos tranquilizamos y ellos se volcaron, a la contra haríamos daño con la velocidad arriba de Pekes y Víctor. Sabíamos a lo que íbamos y salió perfecto».

Pero no todo fue tan fácil para los pupilos mineros, pues sólo 3 minutos después del tanto de Álex Cañas, el Úbeda Viva botó un córner, se paseó la pelota por el área y Jaime metió el costado para desviar la trayectoria y poner el 1-1 al descanso.

La segunda parte, con el Úbeda más abierto, sí llegó el rol que el Linares B buscaba. A los diez minutos llegó el 1-2 de Pekes. «Estábamos jugando a defender, a la contra mandamos un balón a la banda para Víctor, que se fue de su marcador con una bicicleta, llegó a la línea de fondo y se la puso a Pekes, que ganó la posición. Es muy bueno, se fabrica los goles él solo y siempre sabe dónde tiene que estar para enchufarla».

En el minuto 70 llegó el 3-1 en una jugada de Pocho, en un balón largo desde la defensa, asistencia a Rubén Pumuki, que se escapó por velocidad, se plantó sólo ante el portero y definió perfecto. En el descuento marcaría el Úbeda Viva el 3-2 que cerraría el partido, obra de Serrano, pero el pasaporte a la final ya lo tenían sellado los mineros.

Un Navas campeón

El otro finalista es el CD Navas, que se impuso en su campo al Urgavona por 2-1 y en el partido de vuelta empataron 1-1 en el 'Manuel Vidal' de Arjona. Un campo donde los locales han cerrado la temporada sin conocer la derrota, tampoco lo consiguió el campeón de Primera Andaluza y finalista de Copa.

En la primera parte le echaron en falta los de El Condado, llegadas al área pero sin pólvora en los metros finales, mientras que el Urgavona intentaba llevar el partido a su terreno ser los dueños del balón. 0-0 al descanso y ya avanzada la segunda mitad, la balanza se inclinó por el CD Navas gracias a un córner olímpico botado por Carlitos, que el meta local sacó de entre los tres palos, pero señaló el colegiado que la bola ya había rebasado la línea.

Lo que acompañó al Urgavona después fue un querer y no poder, más cuando fue expulsado Marcial a diez minutos del final. No pudieron remontar, pero lucharon y encontraron la recompensa en el 1-1 de Rafita, en el descuento.

El azulillo Álex Cañas cuenta del Navas que «era el rival más duro que nos podía tocar en la provincia, fuera de nuestra categoría, porque marcan goles con una enorme facilidad, atrás son muy serios y también tienen gente veterana que sabe jugar estos partidos. Eso nos gusta, nos motiva enfrentarnos a los mejores. Intentaremos dar nuestra mejor cara. Sabemos que Ferrando estaba en la grada y lo estará también en Bailén, pero al margen de querer convencerle, queremos ganar esta copa por nosotros, porque nos la merecemos como bloque que viene desde atrás, sabiendo que el año que viene algunos compañeros se irán y otros subirán al primer equipo. Yo con 24 año lo tengo más difícil, ojalá».