Linares Deportivo

Omar y Matías dejan el Linares, Braim tiene una oferta pero el club intentará retenerle

Omar jugó diez partidos desde su llegada y anotó dos goles con la camiseta del Linares. /ENRIQUE
Omar jugó diez partidos desde su llegada y anotó dos goles con la camiseta del Linares. / ENRIQUE

Jaime Molina no descarta algún fichaje que compense las salidas y espera que Jesús Medina esté atando a los futbolistas más notables

ÁNGEL MENDOZALINARES

Dos nuevas salidas en el Linares Deportivo y puede que no sean las últimas, a falta de 48 horas para que se cierre la ventana de traspasos. Se marcharon el delantero José Manuel y el meta Arturo, y ayer se confirmó la salida del interior zurdo Omar Monterde y el pivote Matías No.

El primero pareció entrar con buen pie con Aguado, pero ni Chico ni Molina han contado mucho con él. El argentino Matías vino hace un mes para jugar su quinto play-off consecutivo, no será desde luego en Linarejos.

Desde el club informan que el refuerzo invernal «tras la derrota ante el Atarfe, subió a redes sociales un vídeo que molestó a nuestra afición y fue increpado por ello. Por este motivo, (Matías) ha comunicado que no desea continuar, parece ser que la presión ha podido con él».

Lo de Omar era un secreto a voces, Molina le dijo que no contaba con él, al tiempo que comenta la posibilidad de que el club sorprenda con algún fichaje con vistas, no sólo a final de temporada, también para el proyecto de la próxima campaña.

«Yo hablé con Omar y le dije lo que pensaba que debía pasar con él, se lo dije claramente y le tocaba trabajar al club con Omar. A mí me gustaría que llegase algún jugador porque la salida de José Manuel le ha dolido al equipo. Yo no estoy aquí para ser director deportivo, estoy aquí para entrenar a los que están y sacar el máximo provecho. Eso lo debe manejar el club. Si viene otro jugador de las características que tiene que venir (atacante zurdo), estaría muy bien», afirma.

Respecto a las salidas anteriores, comenta que «Arturo tenía una oportunidad muy buena para él, nos quedamos ligeramente cojos ahí; debemos cuidar a Robador».

¿Y es muy arriesgado llevar de segundo portero al juvenil Mora? «Si llega esa situación antes de que acabe el mercado, que a lo mejor se nos presenta una oportunidad, seguro que Mora lo hará fenomenal y el equipo se pondrá las pilas en defensa. Me centro en el partido siguiente, contra el Melistar, si tengo 16 para viajar, con los que sea, voy a ir a ganar».

El siguiente en salir podría ser Braim. Al cierre de esta edición, el jugador tenía una oferta que estaba valorando, pero el club le ve como un futbolista de futuro y puede que intente retenerlo.

Molina espera que en la sede se estén moviendo los hilos para atar el futuro de los jugadores que más están rindiendo este año, y Braim es uno de casos, pero igual que pasa con Admonio, Barba o Pekes, que son futbolistas interesantes para cualquier club de Tercera.

«Si yo fuera el encargado de hacerlo ya estaría hablando con ellos y estoy convencido de que el presidente lo está haciendo porque hay jugadores que para el año que viene deben estar aquí, sea la categoría que sea, hay chavales que tienen nivel de Segunda B. Hay jugadores que hay que rodearlos de gente que les enseñe», dice el preparador.

¿Opciones de Segunda B?

Dice Molina Segunda B y no es una errata en la transcripción de las palabras del míster. Sí, existe una posibilidad de que el Linares Deportivo juegue en Segunda B el año pasado, sólo que como no depende de lo deportivo no se tiene tan presente estos días, y es el recurso por la famosa plaza que la RFEF concedió a otro club y el Linares reclamó en los juzgados que, con la normativa en la mano, el que debiera estar este año en la categoría de bronce es el club azulillo. Se espera que la resolución al recurso se dé a conocer antes de que acabe la primera vuelta. Lo que sería un triunfo moral para Jesús Medina, la confirmación de que llevaba razón, y un ascenso directo, con indemnización por daños que se reclamaría después.

Aunque no haría olvidar a la afición el calvario de esta temporada y los errores en la planificación, volver a Segunda B, aunque sea por la vía administrativa, podría ser la medicina mágica que reconcilie a casi todas las partes.

Hasta saber qué ocurre con ese asunto, la realidad está en Tercera. El Linares ganó y recortó puntos, esta vez sí, se pone a 11 del cuarto clasificado. Aunque el play-off no dejaría de ser un milagro, Molina apuesta por luchar mientras haya esperanza por orgullo y profesionalidad.

«Por fin ganamos un partido y recortamos, porque los dos primeros no. Ojalá lo hubiéramos hecho cuando ganamos aquellos dos partidos porque nos quedamos a la misma distancia, las derrotas que tuvimos siempre nos penalizaron con puntos. Vamos a seguir luchando, centrarnos el sábado contra el Melistar y vamos a ganar», dice Molina.

Al final no hubo pitada, más bien indiferencia. Después la hinchada se animó, luego se enfadó con el 1-1 y acabaron contentos con el sufrido triunfo. La presión que pueda recibir una plantilla con una media de edad de 23 años, es algo que no entrena, asegura el técnico.

«La experiencia te hace ir manejando esas situaciones. Hay jugadores muy jóvenes, Palomeque tiene 23 años, Admonio 24, Juanfran 21, Barba 24, algunos se han visto en esas situaciones y saben manejarlas, otros no. A base de sufrirlo, se adaptan, y esta semana estuvieron al nivel y supieron manejarlo. Con el 2-1 el equipo fue un bloque».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos