Linares Deportivo

Pablo: «Este será nuestro fortín, se puede conseguir»

Pablo Aguilera, feliz tras sus primeros dos meses en el Linares Deportivo. /ENRIQUE
Pablo Aguilera, feliz tras sus primeros dos meses en el Linares Deportivo. / ENRIQUE

El jugador del Linares comenta que se entiende perfectamente con Pekes en el campo y pide a la afición que les ayude a ganar en Linarejos

ÁNGEL MENDOZALINARES

Lo suyo ha sido llegar y besar el santo. Pablo Aguilera Gómez (Los Palacios, 1994), dejó el San Fernando de Segunda B hace un par de meses en busca de los minutos que quería, recaló en el Linares asumiendo el reto de ser estandarte goleador, con permiso del pichichi Pekes, y ayudar al equipo a entrar en la lucha por el play-off.

Sus números hablan por él: 6 partidos, 5 como titular y 5 goles en su casillero particular.

«Siempre es agradable llegar a un lugar nuevo y ayudar al equipo con goles, es para lo que he venido, así que estoy muy contento con el resultado que le estoy dando al Linares. Es una cifra muy buena, claro, sobre todo por lo que ha ayudado en el momento que llegué tras cesar a un entrenador, estar con Chico y ahora con el nuevo míster. Ha sido un periodo de muchos cambios e incógnitas, pero veo al equipo ya mentalizado para que ya no haya más cambios y que se asiente este Linares en la segunda vuelta, así podremos dar lo mejor de todos», valora.

Pablo apura las últimas horas con su familia en Sevilla, la plantilla está citada esta tarde para volver a los entrenamientos. Han sido unas vacaciones cortas y el club no ha dado plan específico de trabajo.

«Estos días comes un poquito más, platos que no acostumbras habitualmente, pero todos nos cuidamos porque somos buenos profesionales. Yo he estado haciendo ejercicios y corriendo, me aburro si no hago deporte y sé que mis compañeros también se habrán cuidado para volver con las pilas cargadas».

La desconexión ha venido bien, quizá por eso Molina adelantó un par de días las vacaciones, por toda la tensión que ha vivido la plantilla en este arranque de liga, pero desde hoy toca empezar a preparar en profundidad los conceptos que el técnico malagueño quiere para su Linares, y que serán más profundos que lo que se vio ante el Almería B. Entrenarán hasta el sábado, domingo 31 y Año Nuevo lo tendrán libre, volviendo el martes 2 de enero.

«Esta semana tenemos que preparar los conceptos que él quiere porque no hemos tenido pretemporada con él, vamos con prisa y poco a poco hay que ir adaptándonos a lo que nos pida, pero cogiendo rápidamente sus indicaciones. Y a partir de la semana que viene, a por el San Pedro», aún sin fecha definida.

La idea es mantener la intensidad, seguridad y capacidad de mandar sobre el partido, que demostraron la semana anterior ante el Almería B. Fue, sin duda, el mejor partido de este año.

«Salimos muy enchufados y nos salieron las cosas. No olvidemos que el Almería venía de ganar al líder, son un equipo muy bueno, pero demostramos que nosotros también tenemos una buena plantilla. Trabajando y dándolo todo, vendrán los resultados, pero sin obsesionarnos con lo que se vio, porque cada partido es un mundo. Para nosotros deben ser finales, para sacar la situación, porque no estamos donde queremos. Tenemos que trabajar callados, tranquilos, y hacer ruido en la tabla», subraya el delantero.

Remontar los 7 puntos

Para Aguilera, la situación es remontable, sin olvidar que «los 7 puntos de diferencia con el cuarto no son tantos, la segunda vuelta es muy larga, pero ya no podemos fallar tanto, ni cometer los mismos errores del pasado. Todos los partidos de casa deben ser nuestros, que cuando un rival venga a Linarejos sepa lo que le espera. Éste será nuestro fortín, iremos todos a una, hay equipo y se puede conseguir».

La afición ha visto a Pablo Aguilera como delantero centro y como segundo punta, pero lo que tiene preparado Jaime Molina para él, sólo el técnico malagueño lo sabe.

«La semana pasada estuvo entrenando de extremo izquierdo, aunque al final no pude jugar ahí. Yo soy delantero centro, pero me voy a adaptar donde me pongan para ayudar. Hemos pasado unas semanas de muchos cambios, situaciones complicadas A Aguado no llegué a conocerle, pero sé que Chico metió otras ideas y el nuevo míster traerá las suyas. Tenemos calidad y le ayudaremos para que él haga su trabajo».

La explosión goleadora de Pekes (8 tantos) y el gran debut de Aguilera, hizo que Javi López se marchase del Linares buscando minutos.

«Las cosas son así en el fútbol, cuando llega un refuerzo es para mejorar, pero no para que se vayan otros compañeros. Hago mi trabajo y el entrenador decide quién juega y quién no, no creo que Javi se marchase por mi llegada, lo haría porque sería lo mejor para él, no porque hubiera más competencia», opina el sevillano.

Pero lo cierto es que Javi López no volvió a entrar con regularidad en el equipo tras su operación de apendicitis, el canterano Pekes lo aprovechó a la perfección y Aguilera desde que llegó se ha entendido a la perfección con el linarense.

«Pekes es un jugador muy joven, que está en un momento muy bueno. Tiene muy buenas cualidades y me compagino a la perfección con su juego, nos hablamos mucho y cada uno sabe lo que tiene que hacer. Si tira un movimiento, yo hago el contrario, y si soy yo el que lo hace, él sabe intercambiar los papeles. Eso el equipo lo agradece mucho, nos complementamos y nos sentimos bien jugando juntos».

Ante el Almería B, la grada acabó con olés coreando el buen juego de los azulillos e ilusionándose de nuevo. El ariete hispalense disfrutó de ver al fin esa cara dulce de la hinchada minera tras unos meses difíciles.

«Se merecían que hiciéramos un partido así y vieran que vamos a muerte con el club. Necesitamos su apoyo, pero también que sean pacientes mientras se va encauzando el objetivo. Nos hace mucha falta que nuestro campo sea un fortín, debemos ir todos a una para ello», concluye Pablo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos