Linares Deportivo

Pablo Ortiz: «Vamos a mejorar lo que se vio del Linares en el Trofeo del Olivo»

Pablo Ortiz protegiendo la pelota de un rival, con Rodri al fondo./ENRIQUE
Pablo Ortiz protegiendo la pelota de un rival, con Rodri al fondo. / ENRIQUE

El centrocampista ensalza la actitud con la que la afición ha empezado este nuevo ciclo «y es por estas cosas que la gente quiere venir a jugar al Linares»

ÁNGEL MENDOZALINARES

Pablo Ortiz vuelve a casa y este año quiere que sea diferente. El derbi del pasado ejercicio en La Victoria no lo pudo disfrutar y para él, con el corazón dividido, canterano blanco pero muy ilusionado en su nueva etapa en Linares, cuajar un gran encuentro en Jaén es casi una necesidad personal.

«Aquel partido fue complicado para mí, salía de una lesión, estuve unos minutos y no tuve buenas sensaciones. Somos varios los jugadores que hemos defendido las dos camisetas, este partido es importante, quieres sacar lo mejor de tu fútbol. Soy optimista. Llevamos mes y medio trabajando para llegar en las mejores condiciones. Siempre es especial, te preparas un poquito más si cabe», cuenta Pablo.

Para el centrocampista jienense que defiende la elástica minera, lo que se vio hace 15 días tenía menos de amistoso de lo que parecía, y lo que se verá esté domingo será una versión extendida pero más afinada de los dos equipos.

«Ya vivimos uno en el Trofeo del Olivo en pretemporada y se vieron cosas interesantes del Linares, estamos preparados para ganar en La Victoria. Seguramente, la diferencia esté en que ahora hay 3 puntos en juego, pero aunque aquello fuese pretemporada, siempre que saltas al campo con la camiseta del Linares o del Jaén para un derbi, vas a ir a ganar, independientemente de que sea partido oficial o amistoso. Estamos anímicamente muy bien y vamos a mejorar lo que se vio del Linares en el trofeo porque tenemos más trabajo acumulado. El cuerpo técnico del Linares sabe lo que quiere y los jugadores lo estamos captando a la primera», afirma.

¿Cómo lo vive un jienense que ha estado tantos años vistiendo de blanco y vive en Jaén? «Los amigos sí te recuerdan que eres de Jaén, pero te desean lo mejor, como Edu Osorio, que antes jugó en el Linares y está en Torredonjimeno. Me dieron la enhorabuena por el Trofeo del Olivo. Por la calle me dicen 'oye, a ver que vais a hacer aquí', lo normal. Al final, lo importante es que los equipos fuertes de la provincia estemos arriba cuando acabe la liga y consigamos los objetivos, pero claro, juego en el Linares y quiero ganar este partido porque sería muy importante para nosotros».

Y añade sobre los locales: «Sabemos que será un gran partido, dos grandes equipos. El Jaén tiene 22 jugadores que pueden ser titulares, eso eleva su nivel de competitividad y es un punto a favor suyo. Nosotros también estamos demostrando de lo que somos capaces».

Una temporada diferente

Pablo Ortiz fue de menos a más el pasado ejercicio, había firmado dos años en el Linares y esta pretemporada se ve más cómodo y preparado para demostrar porqué el club apostó por él el año pasado, ahora, como compañero de Rodri y Lara en la medular.

«Fue una temporada muy irregular, tuve partido buenos y otros no tan buenos, me tuve que adaptar a una posición (pivote) que no era la mía. Luego hubo muchos cambios, todo complicado. Este año hemos empezado adaptándonos a la perfección al juego y me siento con confianza. A veces olvidamos que el fútbol es un juego y este año yo me estoy divirtiendo en el Linares. A Rodri ya le conocía de enfrentarme a él, jugar con él al lado gusta, o con Lara o Juanfran, es fantástico. Además, fuera del campo, Rodri es aún mejor que dentro».

De entrada, Rodri parece el jugador inamovible para Juan Arsenal en el eje del campo, es uno de los fichajes estrella de este año y Linarejos sabe perfectamente de qué pasta está hecho el iliturgitano.

Dependerá del partido, del rival y del momento, que Pablo Ortiz le acompañe para buscar un juego más dominador, Fran Lara para un fútbol de mayor contención, o Juanfran para crear un mediocampo con llegada y más ofensivo.

El vuelco en la grada

La situación ha dado un vuelco en Linarejos en cuestión de dos meses. De la apatía del final de primavera con menos de 500 espectadores, a empezar una campaña nueva, casi llegar a 1.200 abonos en poco más de un mes y tener a la afición ilusionada desde que empezaron a llegar los nuevos jugadores y se vio el fútbol que pueden desplegar.

«Es por estas cosas que la gente quiere venir a jugar en el Linares, porque a esta afición, con poco que le des, la tienes enganchada, pero también es muy exigente y te va a apretar si lo haces mal. Un jugador que quiera estar aquí debe vivir con ello presente. Si lo hace bien y el equipo hace bien las cosas, Linares será una de las etapas más bonitas de su carrera, porque la gente parece que juega contigo dentro del césped», apunta Pablo Ortiz.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos