Linares Deportivo

«En un partido de ida y vuelta, lo normal es que pierdas»

Juan Arsenal tomó la decisión de sufrir y esperar a la contra para matar el partido./ENRIQUE
Juan Arsenal tomó la decisión de sufrir y esperar a la contra para matar el partido. / ENRIQUE

Arsenal apunta que sufrir jugando con uno más entraba en lo previsto ante el Mancha Real porque «les íbamos a pillar en una contra con su afán por remontar»

ÁNGEL MENDOZALINARES

El Linares Deportivo disfruta de la resaca que ha dejado un triunfo tan sufrido como el del jueves en Mancha Real, donde Lopito volvió a agrandar su figura amargándole la tarde a un rival que durante la última media hora del encuentro fue superior a los azulillos, pese a jugar en inferioridad.

¿Por qué ocurrió? Juan Arsenal explica que «sabíamos que en frente íbamos a tener a un rival que con espacios iba a ser peligroso y neutralizamos muy bien el potencial ofensivo del Mancha Real. Era el partido que queríamos, la expulsión nos descolocó, acumularon mucha gente por delante del balón para intentar igualar a la desesperada y lo consiguieron. Nosotros seguimos armados, supimos sufrir las acometidas del rival y cuando uno se vuelca tanto pasa que a la contra marcamos el segundo gol. El partido estuvo controlado en la primera parte, sólo enviaron balones largos y estábamos fuertes ahí con la línea de tres centrales».

Este domingo a las 17:00 visita Linarejos el Torreperogil de Antonio Torres

Aunque suene extraño que un entrenador diga que una expulsión del rival descoloca a sus hombres, explicó con detalle que «el problema estaba en el centro del campo, no teníamos futbolista y tuvo que salir el juvenil Isra porque teníamos bajas en la creación y la medular, cuando podíamos dar el paso adelante con uno más, nos desprotegíamos desde atrás y ellos se volcarían mucho, como lo hicieron para buscar el empate, así que era desvestir a un santo para vestir otro. Seguimos atrás, sufriendo con uno más, esperando pillarles a la contra».

Asumiendo el riesgo

Aguantar, sufrir y esperar a que la velocidad de los hombres de refresco decantase el duelo a favor minero, era la consigna. Por suerte, Lopito sólo vio su portería perforada en una ocasión y después llegó el 1-2 cuando partido expiraba.

«Les íbamos a pillar en una contra con su afán por remontar. No por tener un jugador más vas a jugar mejor, era mejor aguantar. Hay que tomar decisiones, me generaron muchas ocasiones de gol, imagina si me desprotejo más atrás por ir hacia adelante. Dar entrada a Miguelito ha sido arriesgar, lo hicimos y nos salió bien. Venía de una rotura de fibras pero sabíamos que les íbamos a pillar por ahí cuando se fueran a la desesperada. Te puede salir bien o te pueden ganar, pero volcarse tanto sin orden, pasa lo que ha pasado», cuenta Juan.

Para muchos puede ser un exceso de riesgo que el Linares se meta atrás con el marcador a favor y un hombre más en el campo, pero Arsenal considera que «los rivales también juegan, en su campo, con la afición, se ven con uno menos, se vienen arriba y eso hay que gestionarlo y sufrirlo».

Y considera que será una situación que se repetirá más veces este año. «Es lo que nos vamos a encontrar fuera de casa y ante un rival de máxima entidad como Mancha Real, con club, estructura y jugadores para estar entre los mejores. Ganar en La Juventud no es fácil, queríamos que no pudieran correr, porque si haces el partido de ida y vuelta, lo más normal es que pierdas. Creo que hasta la expulsión estuvimos perfectos».

Respecto a las decisiones arbitrales, las dos expulsiones de los verdes y el posible penalti por mano de Anaba que no vio el trencilla, el técnico minero añade que «no sé si nos benefició o nos perjudicó (el árbitro). No somos un equipo agresivo, nos faltó control del juego por las bajas, adaptamos a Sales ahí».

El caso es que Lopito se ganó una semana más el sueldo y los 3 puntos cayeron en la cesta. El domingo a las 17:00 llega el herido Torreperogil de Torres, el reto de hacer 9 de 9 en estos tres derbi está yendo perfecto.

Los rojiblancos vienen de ser derrotados en su campo por el Real Jaén y con la urgencia de volver a sumar para intentar el sueño de la permanencia, en este año ilusionante para el conjunto de la población vecina tras su ascenso a Tercera

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos