Linares Deportivo

«Se pide mi dimisión porque las cosas no se están haciendo bien, pero eso va a cambiar»

El Linares estrenó las equipaciones definitivas en El Rincón y en casa ante el Huétor Tájar./ENRIQUE
El Linares estrenó las equipaciones definitivas en El Rincón y en casa ante el Huétor Tájar. / ENRIQUE

Jesús Medina se muestra ilusionado con la llegada de Molina y confía en un Linares que jugará 'play-off' | «Si quieren una moción, saben cómo hacerla, yo como socio y directivo debo trabajar para el Linares sin estar atento a agentes externos», apunta

ÁNGEL MENDOZALinares

Difícil se queda corto para definir la situación que ha vivido Jesús Medina en los últimos meses al frente del Linares. Tras un descenso inesperado, le salió rana la apuesta de Ferrando como mánager general, tampoco acertó con Joseba Aguado y tuvo que destituirlo hace un mes. Durante el tiempo en que ha estado buscando un nuevo técnico, un sector de la afición ha pedido que deje la presidencia y los hay que no han dudado en faltarle al respeto en lo personal.

Ante el Martos vivió seguramente su peor momento en el cargo cuando medio centenar de azulillos desplazados le despidieron del viejo Chamorro Martínez con insultos, a él y al resto de la directiva. Pero Medina es hombre tranquilo, toma aire, procura mantenerse en su sitio y no entrar al trapo.

«La gente que no tiene argumentos emplea los insultos. Es censurable, no voy a opinar porque ellos mismos se califican. La gente puede realizar críticas, nosotros somos los primeros que las hacemos de nuestro trabajo y de la gestión en el club, constantemente, para hacer las cosas mejor. Las críticas sin insultos las escuchamos, soy de los que piensa que el halago debilita, y si se pide mi dimisión es porque las cosas no se están haciendo bien, pero vamos a cambiar», asegura.

Por fin Umbro envió las nuevas camisetas, las primeras ya están a la venta por 39,95 euros

Medina considera que su gestión se está valorando solo por lo deportivo. «El resto de temas del club se están llevando bien, es el deportivo el que no está saliendo bien. Es la característica más importante en un club y lo que le diferencia de una gestión de cualquier empresa, esa incertidumbre. Hay que jugar bien y que la pelota entre, y ahora mismo no se está dando. Jaime Molina va a trabajar para que eso cambie y estoy seguro que va a conseguir que se gane y se juegue bien. Es lo que quiere la afición y espero que así cambie la actitud del público».

Sea porque vayan a dar el paso de presentar una moción al final de temporada, o porque se quede solo en un calentón que no pase a mayores, lo cierto es que un grupo de socios está tanteando el terreno en las últimas semanas para saber si contarían con apoyos como para presentar una candidatura alternativa y hacerse con las riendas del club.

Jesús Medina se mantiene al margen: «Los rumores, rumores son. Nuestro club tiene unos estatutos claros, como entidad deportiva de la Junta de Andalucía. Si quieren hacer una moción, saben cómo hacerla y cada socio decide libremente. Yo, como socio y miembro de la directiva, tengo que trabajar por el Linares sin estar atento a agentes externos, pues entonces no realizaríamos bien nuestro trabajo», argumenta el presidente.

El domingo, a las 16:15

La llegada del nuevo técnico parece que ha devuelto la ilusión y ha calmado las aguas un poco. Ahora toca que el efecto Molina se note el domingo, a las 16:15, en Linarejos, ante el Almería B, segundo en la tabla.

El presidente estaba sonriente en la presentación. No ha sido fácil su contratación, pero era uno de los hombres que él quería desde el principio y esperó lo necesario hasta que cerró el acuerdo para su llegada.

«Ahora mismo estamos a 7 puntos del 'play-off' - recuerda - y estoy seguro de que Jaime Molina sacará el 120% a todos los jugadores. Tiene una gran trayectoria, con dos ascensos de Tercera a Segunda B, experiencia en ambas categorías como entrenador y conoce el Grupo IX. Era uno de los ítems más importantes en la búsqueda del perfil del nuevo entrenador, y creo que él engloba todo lo que buscábamos. Es una persona dialogante, que lleva bien el vestuario, que conoce la categoría, que tiene ascensos y que sabe llevar a un equipo arriba».

Medina se siente con fuerzas, aunque para muchos, el que es su sexto entrenador en año y medio de presidente, puede ser la última gran bala que le quede. Si le sale bien, cambiará la dinámica; lo contrario sería ver al equipo perdido en mitad de la tabla y sin aspiraciones antes de que acabe la liga, algo impropio en la historia de un Linares.

El presidente alega en que no es su última bala: «Buscábamos muchas cosas en el entrenador, no queríamos equivocarnos y pensamos en Jaime como la persona para llevarnos arriba. No pensamos en que el proyecto se pueda ir a pique».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos