Linares Deportivo

Rodri estará al menos cuatro semanas de baja y Juanfran se perderá como mínimo dos partidos

El Linares juega su segundo partido en casa esta semana./ENRIQUE
El Linares juega su segundo partido en casa esta semana. / ENRIQUE

Pablo Ortiz dio el susto en el entrenamiento de ayer al retirarse con molestias, pero no corre peligro su participación contra el CD Rincón

ÁNGEL MENDOZALINARES

El Linares Deportivo pierde para los próximos partidos a dos de sus hombres más destacados, el creador de juego en la medular y el todoterreno del mediocampo. Los resultados de la resonancia magnética a la que se sometieron Rodri y Juanfran ha sido, no obstante, acogida con cierto alivio por parte de la directiva y cuerpo técnico, además de los propios afectados, dado que no hay ninguna lesión ósea o de ligamentos que les complique la reaparición en las fechas previstas por los servicios médicos.

De entrada, Juanfran se perderá dos jornadas de liga como mínimo. Estará dos semanas de baja por una luxación del codo izquierdo. No estará este domingo ante el CD Rincón en Linarejos, ni la semana que viene en el desplazamiento al campo del Alhaurino. De entrada, por ser una lesión en el tren superior, se estima que su recuperación sea rápida.

Pasadas las dos semanas, podrá incorporarse a los entrenamientos con normalidad y alguna protección especial para evitar molestias. Incluso, una vez que remita el dolor en los próximos días y pueda volver a ejercitarse, su estado de forma no decaería en exceso dado que podrá hacer carrera continua.

La lesión de Rodri es más complicada, pero no tiene afectados los tejidos internos de gravedad. Esguince de tobillo de grado dos, cuatro semanas en el dique seco. Además de los encuentros ante el Rincón y Alhaurino, se perderá también el siguiente de casa contra el Vélez y la salida a Martos.

Dado que es el tobillo, no podrá ejercitarse con normalidad ni mantener la forma, más allá del gimnasio, por lo que tendrá que entrar poco a poco en el equipo para volver a estar en plena forma. En función de su evolución, podría volver a disfrutar de algunos minutos en la salida a Huétor Tájar o en casa contra el Torredonjimeno, a la semana siguiente.

Para colmo de males, en el entrenamiento de ayer dio el susto el único organizador nato que le queda a Juan Arsenal en el plantel. Pablo Ortiz se retiró con problemas físicos del entrenamiento, aunque después de la exploración quedó claro que su presencia no corre peligro ante el Rincón. De cualquier manera, el técnico prefiere ver la evolución en el último entrenamiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos