Linares Deportivo

Rodri: «Nosotros somos nuestro peor enemigo»

Alberto Rodríguez 'Rodri', dando la mano a un niño en el túnel de vestuarios. /ENRIQUE
Alberto Rodríguez 'Rodri', dando la mano a un niño en el túnel de vestuarios. / ENRIQUE

El Linares afronta una semana de tres partidos, con la visita a Linarejos de Alhaurín y Antequera, y la salida a Torremolinos, con el objetivo de seguir peleando por el liderato

ÁNGEL MENDOZALINARES

Alberto Rodríguez vuelve a ser el de siempre, o casi, le falta un poco para ponerse a la altura de su mejor versión en la medular y el momento clave puede ser el encuentro de este domingo en casa contra en Alhaurín de la Torre. Jugó los 90 minutos en El Palo, no lo hacía desde la jornada 8ª en Martos, un esguince y un edema óseo le han tenido renqueante, jugando poco más de media hora para mantener el ritmo. Ya contra el Motril volvió a ser titular y disputó 88 minutos, esta semana ya debe ser el Rodri de siempre.

El centrocampista contó a IDEAL que «el esguince le duró dos semanas y se curó, pero el edema sí que me ha dado más la late. Ya llevo un par de semanas sin dolor y poco a poco voy creciendo; ante El Palo tuve sensaciones muy buenas y sin molestias, buscando ese cien por cien, muy pronto lo estaré porque es cuestión de ritmo».

Ese edema óseo le impedía al centrocampista minero hacer los giros, especialmente en superficies duras de césped artificial; «es un cardenal en el hueso y me dolía mucho, en superficies más blandas sí lo soportaba mejor. Ese dolor me impedía recuperarme bien. Iba jugando las segundas partes, para que no perder todo el ritmo y entrar directamente en condiciones. Lo bueno es que ya se ha ido el dolor y no hubo molestias ni en el partido contra el Motril», explicó.

Pablo Ortiz vio la quinta amarilla en El Palo, de ahí que el regreso de Rodri en plenas condiciones sea tan importante para el equipo. También apura su recuperación Lara, que podría entrar de nuevo en el equipo y ocupar la baja de Ortiz. En El Palo, los azulillos fueron muy tarjeteados, un punto muy trabajado en la casa del líder.

«Sabíamos que era un partido complicado, un rival con mucha experiencia y en campo chico, iba a ser de disputa y segunda jugada. El equipo estuvo muy bien y competimos ante un rival que hizo su juego. En la segunda parte estuvimos muy bien con el balón, buen fútbol en muchos momentos y generamos ocasiones. Creo que fue un partido muy serio del equipo y que este valioso punto lo tenemos que hacer bueno en casa el domingo», contó Rodri.

Curiosamente, de lo que se ha venido quejando el entorno del Linares es que fuera de casa el equipo va de más a menos y se ha dejado puntos en las segundas partes, fue todo lo contrario en El Palo. Empezaron sufriendo, encajaron el 1-0, se repusieron y acabaron con opciones de doblegar al líder en su campo.

El iliturgitano valora que «no bajamos los brazos con el 1-0. En la primera parte, Lopito hizo un par de paradas muy buenas y eso nos dio la vida, porque el 2-0 nos lo hubiese puesto mucho más difícil. Dimos un paso adelante, eso que tanto echábamos de menos fuera de casa, no sabemos por qué nos hemos venido abajo en las segundas partes contra otros equipos. En El Palo mejoramos, jugamos en nuestra línea, hubo ocasiones para ganar y nos quedamos con un buen sabor de boca».

Y mirando la clasificación, parece que El Palo, Jaén y Linares son los que van a jugarse el campeonato «aunque es pronto para afirmar algo tan rotundo, pero sí que somos los tres equipos más constantes por los resultados. Queda mucha liga y seguro que buenos equipos como Antequera o Motril dan un paso adelante. Nosotros tenemos que pensar sólo en seguir en nuestra dinámica».

Lo que se viene encima

Semana de tres partidos. Primera parada en casa contra el Alhaurín de la Torre, uno de esos encuentros que parecen asequibles pero donde el Linares no puede relajarse o lo pasará mal. El jueves toca jugar en Torremolinos y el domingo partidazo en Linarejos con la visita del Antequera, actualmente cuarto.

«Creo que somos el rival a batir, contra nosotros todos se enchufan más, ya nos hemos ganado el respeto de todos los equipos. No es fácil lo que estamos consiguiendo, nosotros mismos somos nuestro peor enemigo. En casa hemos hecho partidos muy buenos y los sacamos adelante, pero no es fácil cuando se te encierran once jugadores atrás, es romper un muro. El punto contra El Palo debe darnos confianza para seguir en la lucha y que contra el Alhaurín veamos un partido bonito, que la gente venga y que se divierta, estamos haciendo las cosas bien y tenemos que disfrutarlo todos», apunta el futbolista minero.

Estos tres próximos partidos son muy distintos entre sí, empezando por «el del domingo, en el que tenemos que jugar con paciencia y tranquilidad. Va a ser otro de esos equipos que se nos encierra atrás y tendremos que circular rápido el balón, crear superioridades por fuera, enganchar al público con ocasiones es lo más complicado contra equipos así. Aunque se metan atrás, tenemos calidad y desborde para romper esa muralla, jugando con tranquilidad, que el público esté con nosotros enchufadísimo para dejar los 3 puntos aquí. El jueves, en Torremolinos, vamos a tener un rival que está haciendo las cosas muy bien y que juegan de forma muy competitiva. Todavía nos vamos a pensar en eso», ya la visita del Antequera a Linarejos queda demasiado lejana para que Rodri se detenga a valorarla.

Quiere pensar primero en cómo doblegar al Alhaurín y después en los otros dos partidos, sabiendo que el liderato sigue en juego.

 

Fotos

Vídeos