Linares Deportivo

Rosales: «Poco a poco seremos ese Linares que gane bien domingo tras domingo»

Rosales corre a celebrar el gol con dedicatoria para su sobrino de 6 meses, le acompaña Rodri. /ENRIQUE
Rosales corre a celebrar el gol con dedicatoria para su sobrino de 6 meses, le acompaña Rodri. / ENRIQUE

El central habla de su nuevo rol como lanzador de faltas y de los cambios que supone para el Linares jugar con sólo tres defensas este año

ÁNGEL MENDOZALINARES

Fue uno de los protagonistas del triunfo de los azulillos ante el Vélez, no sólo por su buen trabajo defensivo, también por el 2-0 que sólo 3 minutos después del tanto de Chinchilla, dejaba la victoria atada. Un gol que sigue dando mucho que hablar entre la afición, sorprendida al ver que Jonathan Rosales es también un experto lanzador de faltas.

El central es una caja de sorpresas, ya ocurrió cuando se le descubrió su habilidad para lanzar penaltis después de la fase de ascenso a Segunda B. «Sí, me está pasando como cuando me preguntaban por los lanzamientos de penalti. Lo que hago es quedarme ensayando después de los entrenamientos, hasta que veo que soy uno de los que puede pedir un lanzamiento en el campo, si estoy con confianza. Le hicieron la falta a Rodri, me vi confiado y pedí tirarlo, salió perfecta y nos ayudó a sacar los 3 puntos», contó el central.

Esta faceta no se le conocía, ni en su anterior etapa en Linares, ni en Ibiza, Gijuelo, Loja, Maracena o Granada B, sus equipos anteriores. «Estos años atrás no estaba en el grupo de los elegidos para lanzar faltas -dijo-, pero todo se entrena y si pasas mucho tiempo practicando algo, al final aprendes a hacerlo bien. Me gusta fijarme en la gente que lo hace bien, trabajo para que me salgan y este año me veo en ese papel. El sábado intenté la primera y salió bien»

Y tanto, superó la barrera con potencia, directa a la escuadra, dio en la cara interna del palo e hizo inútil la estirada del portero veleño, que estaba siendo una pesadilla para los azulillos. Linarejos explotó y el central se fue a la grada con el dedo pulgar en la boca. «Se lo dedique a mi sobrino, que tiene seis meses, y lo trajo mi hermano al partido. Es el niño que llevé en brazo en la foto de la alineación», relató.

Fin del partido, 2-0 y puestos de play-off para los mineros, aunque no todo fue tan fácil. La grada estaba impaciente, había murmullos, pero los veteranos como Rosales ya saben cómo es Linarejos y no les afecta en el campo, algo que han trasladado a los recién llegados.

«Los que ya hemos vivido estas situaciones, sabemos cómo funciona Linarejos y le decimos a los nuevos que no se preocupen, que aquí los equipos vienen a encerrarse para sacar algo positivo, un empate les viene bien. Acumulan mucha gente por detrás y cuando el marcador está mucho tiempo 0-0 aparece esa presión, Linarejos siempre tiene hambre y ganas de vernos ganar. Esa presión no nos debe poder y así se lo hemos hecho saber, para que en partido como el de Vélez, si llegas al minuto 70 con 0-0, sigamos madurando el partido sin nervios hasta que llegue nuestro gol», explicó.

Un Linares campeón

Las similitudes con años anteriores son inevitables. Para el central granadino, es muy temprano para comparar a este Linares con otras plantillas que lucharon por ascensos anteriores. La temporada acaba de empezar, pero al final sí creo que seremos ese referente que debe ser el Linares, un rival a batir. Estamos donde queríamos, capacitados para ganar todos los partidos y poco a poco seremos ese Linares Deportivo que gane bien domingo tras domingo, haciendo las cosas como debemos hacerlas», subrayó.

Lo que no se puede comparar es el sistema valiente que propone Arsenal, desde Manolo Tomé no se ve algo así tan de continuo en Linarejos y Rosales comentóque «tampoco es usual verlo en Tercera, no es sólo poner tres centrales y salir a jugar. Detrás hay un trabajo muy bueno del míster. Con 3 atrás nos aseguramos tener tres defensas en presión adelantada tras pérdida de balón, defendemos muy arriba. Sí, es un sistema arriesgado, pero tenemos que asumir esos riesgos. Tenemos posesión, juego alegre, pero todo empieza con una buena defensa desde el delantero».

Y de momento le funciona a un Linares con el mejor balance de goles del grupo. «Esa es la clave, tener un sistema que empieza con una defensa, encajar pocos goles, y llegar con mucha presencia ofensiva para marcarlos. Para mí cambia bastante jugar con 3 o con 4 atrás. Con 4 estás acostumbrado, sabes lo que tienes que hacer y que tienes un compañero a cada lado. Con 3 hay que salir muy limpios desde atrás. Josema y yo estamos en los laterales, Anaba en el centro, tenemos que ser los primeros en atacar y salir como si fuésemos laterales en la banda, tenemos mucho espacio en esa zona y hay que abrirse en ataque y en defensa. Como digo, hay mucho trabajo detrás que luego se ve en el campo», explicó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos