Linares Deportivo

Rosales: «Seguía al equipo en la distancia, Linares me marcó y soy un azulillo más»

Medina junto a Rosales en el homenaje por sus cien partidos./ENRIQUE
Medina junto a Rosales en el homenaje por sus cien partidos. / ENRIQUE

El central vuelve al club minero «con la espina clavada del descenso. Está ahí, espero quitármela un día, y sé que no va a salir fácil»

ÁNGEL MENDOZALINARES

Otro que vuelve a su casa, al campo del que no debió salir. Jonathan Rosales formará pareja junto a Josema en el centro de la zaga minera y a la afición aplaude la decisión de las dos partes, la del club por llamarle y la del jugador por preferir volver a ser azulillo, antes que vestir otros colores.

Su aterrizaje era un secreto a voces desde hace semanas. El granadino comentó tras anunciarse su contratación que «hace un tiempo se puso en contacto conmigo Miguel, y cuando el que te llama es el Linares, un club donde estuve tan a gusto y viví tantos momentos, bonitos y duros, lo cierto es que pensaba en volver todavía, pero sientes que, al final, lo normal, es tirar para acá».

La pasada campaña jugó en el Sant Rafael del grupo XI, donde disputó 24 partidos. El de Albolote recordó que «fue un año atípico, el proyecto era importante porque entró un grupo fuerte para hacer play-off, luego las cosas se torcieron y acabó siendo una temporada extraña, acabamos en mitad de la tabla y sin opciones de meternos. Tuvo un esguince en mitad de temporada y se me rompió el ritmo de competición, aunque acabé bien».

Dicen los aficionados azulillos que el destino ha sido justo con Rosales, que nunca debió salir y que ahora el club ha enmendado, como con Lopito y como intentarán hacer con Rafa Payán, el error del pasado verano.

«No sé si es eso, pero me fui y no era lo que más me apetecía, pero en la vida todo pasa por algo. Ahora vuelvo con más ganas y con el cariño que me está demostrando todo el mundo. Con trabajo, espero que lleguen los buenos resultados. Los cambios en la vida te hacen madurar, te dan chispa, vuelvo con fuerza y con la espina clavada del descenso, está ahí, espero quitármela un día y sé que no va salir fácil», apuntó el jugador, que ya tiene 28 años.

Rosales, Miguelito, Lopito, Josema, Pablo Ortiz, Pekes, Barba, son los que están ya en la lista de firmados de Arsenal. Jonhy Rosales considera que «es una plantilla que me da muy buenas vibraciones, el club se está moviendo y haciendo las cosas bien. Cuando uno firma, lo hace por sensaciones, y las que tengo en esta vuelta a Linares son inmejorables».

Y recordó que desde el San Rafael «el año pasado seguía al equipo desde la distancia, Linares me marcó y soy un azulillo más. Fastidiado porque no alcanzamos el objetivo del play-off, pero este año confío en que se cumpla y la afición lo disfrute a nuestro lado».

¿Quién será el próximo azulillo en regresar? Pues aunque muchos piensen que Rafa Payán está cerca, lo cierto es que aún hay mucha tela que cortar en ese aspecto.

El que sí podría estar más cerca es el pivote Fran Lara, la pasada temporada acabó en mitad de la tabla con el Lucena. El club ha llamado a su puerta, en Lucena le ofrecieron un puesto en la plantilla y un trabajo, difícil lo tiene el Linares para superarlo.

Carrusel de entrenadores

En otro orden, ayer en Radio Jaén comentaban que García Tébar quiso a Juan Arsenal para su proyecto de la próxima temporada en el Real Jaén, pero que el Linares había tomado la delantera, por eso firmaron finalmente a Germán Crespo.

Un Germán Crespo al que, curiosamente, estas navidades intentó firmar el Linares tras destituir a Joseba Aguado, por su gran arranque de liga en el Huétor Tájar.

El fútbol jienense y granadino están más cerca de lo que parece.

 

Fotos

Vídeos