Rosales: «Me siento más azulillo, uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde»

Jonathan Rosales volvió a enfundarse la azulilla en su presentación, estrechando la mano de Miguel Linares.
/ENRIQUE
Jonathan Rosales volvió a enfundarse la azulilla en su presentación, estrechando la mano de Miguel Linares. / ENRIQUE

El pivote Fran Lara dijo sí y volverá a vestirse de azul, mientras el lateral diestro Miguelito prometía espectáculo en su presentación: «Sé que vais a disfrutar conmigo»

ÁNGEL MENDOZA LINARES

Vuelve uno de los jugadores más queridos por la hinchada minera en las últimas temporadas. El mariscal, se le apoda por Linarejos, central rápido, potente, buen cabeceador, calidad para sacar la pelota y especialista en lanzamientos de penaltis, como el que hizo historia en Castalia. Poco hay que decir que ya no se sepa de Jonathan Rosales, que ayer fue presentado con la elástica minera.

Miguel Linares abría la rueda de prensa como «un día de felicidad para todos, recuperamos a Jonathan, era el deseo nuestro y de la afición, estábamos todos de acuerdo. Estuvo cuatro temporadas en el club y sabemos de sobra lo que nos aportó, deportivamente ya lo conocemos. Es un jugador maduro, de carácter, líder dentro y fuera del campo, versátil en la defensa, sólo palabras positivas por su sentimiento azulillo. Desde que contacté con él, me transmitió sus ganas de volver a defender la camiseta. No ha sido difícil, los dos pusimos de nuestra parte. Él conoce la casa».

Rosales en sus primeras palabras dio las gracias a «Miguel, a Juan y a la directiva, que desde el principio me dijeron que estuviera se vuelta. Estoy feliz de volver a casa, las palabras sobran, sabemos todos lo que he vivido aquí y lo que siento. Contento y desde el minuto 1 dejarme la piel por esta camiseta, como siempre intenté, y devolver al Linares como mínimamente se merece».

Ha estado fuera sólo un año, pero se ha hecho muy largo. Llegó para ser un estandarte en la defensa y cumplió con creces ese papel hasta festejar el ascenso a Segunda B. Ahora vuelve como un icono para el azulillismo y el central granadino lo asume con alegría y responsabilidad.

«He tenido la suerte de vivir momentos muy buenos, cosas importantes, y es una responsabilidad añadida que la asumo encantado. Uno va cumpliendo años, coge experiencia y los años que estuve aquí son un plus, sé de la exigencia y tengo ganas de ponerme ya la camiseta», cosa que hizo minutos después para los medios gráficos.

Convencido del proyecto

Que el Linares, en este tercer proyecto de la era Medina, haya firmado a Lopito y esté intentando traerse a Fran Lara o Rafa Payán, es un valor añadido para que Rosales diese el paso adelante.

«Sabemos que están trabajando muy bien desde la directiva. Lopito y yo hemos vuelto, sabemos de sobra lo que es este club y la gente sabe el sentimiento que tenemos por él. Ha sido uno de los alicientes que he tenido en cuenta para volver. El proyecto es volver a ilusionar a Linares, ser el referente que siempre hemos sido y quedar lo más alto para poder jugar el play-off y hacer algo bonito», apuntó.

De Juan Arsenal también añadió: «El míster me llamó, le conocía de antes, sólo tengo palabras de agradecimiento, sé que es un buen entrenador con una idea de fútbol atractiva y nos vendrá muy bien».

Y de Jesús Medina dijo: «Ya hablé con él cuando el homenaje a Fran Carles, ya estaba la cosa avanzada y me hizo saber que quería que estuviese aquí».

Recordó que no siguió después del descenso porque «me hicieron una oferta de renovación, pero no llegamos a un acuerdo porque el destino no quiso que así fuese, decidimos que lo mejor era no continuar y creo que eso nos sirvió para que nos demos cuenta, más si cabe, que me siento más azulillo todavía. Uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde y vuelvo con más ganas. Cuando las cosas salen bien somos muy buenos y si salen mal, no lo somos. Lo importante es que estamos aquí ahora, estamos trabajando bien, el club se mueve bien, queremos que la temporada empiece bien, hagamos un buen año, estemos juntos y todo sea positivo».

De su experiencia el último año en el Sant Rafael balear repasó: «Al final todo es positivo, los cambios te hacen madurar y tener esa chispa. En principio iba a ser un proyecto importante, íbamos a hacer un equipo importante para estar arriba, pero no salió bien, hubo problemas en el club y salió mucha gente de la plantilla. El objetivo no se cumplió».

En este periodo de tiempo, Rosales no perdió la pista a su Linares. «Lo he seguido porque, muchas veces lo digo, me he hecho un azulillo más y soy del Linares. Lo seguí todo el año, sufrí cuando no ganamos, sufrí cuando vi que no conseguíamos el play-off. Siempre lo sentí de cerca», cerró la rueda de prensa antes de pisar de nuevo el verde.

Miguelito, en una nube

Por la tarde le tocó el turno a Miguelito, debutante como azulillo pero no en Linarejos, donde hizo diabluras hace pocas semanas y encandiló a directivos y aficionados.

«Es un jugador malagueño, formado en su cantera hasta que pasó al CD Rincón, llevaba tres temporadas con ellos en la Tercera División. Es un perfil que se ajusta a lo que queremos y nuestro estilo, muy positivo para el equipo en Linarejos, lateral derecho de largo recorrido, muy intenso con balón, muy buena salida, rápido y estamos contentos de tenerle con nosotros», le presentó el director deportivo.

Miguel Ángel Portales tomó la palabra: «Dar las gracias a Jesús, Miguel y Juan por su confianza en mí. Vengo superilusionado por el proyecto tan importante que está haciendo el Linares, por la afición que tiene este club y las ganas que tengo de devolver al equipo al lugar que merece, quiero que ruede la bola ya».

Al preguntarle por el Linares, comentó que «conozco al club porque lo estuve siguiendo todo el año. Me hablaron muy bien de la afición y hace un par de meses estuve aquí jugando en contra, ahora lo haré como local y sé que vais a disfrutar de mí. Me llamo Miguel y me subí a una nube, el reto tan bonito y el proyecto que están haciendo, no lo dudé, dije que contasen conmigo».

Respecto a lo que espera de la próxima temporada, es muy claro en sus objetivos: «Con los equipos que hay, el Malagueño uno menos, es un grupo competente, pero con el equipo que tenemos y los fichajes que se están haciendo, estoy convencido que mínimo play-off vamos a jugar. Lo que veo, me gusta. Gente competente, sana, trabajadora, luchadora, tranquila, porque los fichajes que se han hecho los conozco de enfrentarme a ellos y tengo muy buena relación con ellos».

Miguelito estaba como un niño con juguetes nuevos. Se fijaba en cada detalle de Linarejos y saltaba al campo con una sonrisa para hacer sus primeros toques de balón.

«Sé que es un equipo histórico, que tiene una afición muy exigente, el Linares es muy grande, lo conoce mucha gente. Los compañeros me han hablado muy bien del club, de lo colectivo, en lo personal, veo el campo y lo es todo, un reto. Estoy frito por empezar», concluyó.

Fran Lara se une a la fiesta

Y para terminar una jornada redonda para el Linares Deportivo, el pivote Fran Lara aceptó a última hora de ayer la oferta de los azulillos para volver a enfundarse su elástica.

Tras valorar la opción de seguir en el Lucena o volver, quizá le ocurrió como a Rosales, y viendo todo lo que se está moviendo en este arranque de proyecto de la 2017/18 él tampoco se lo quiere perder.

Hoy se hará oficial su fichaje, que será otra grata noticia para la afición. Además, el club mantiene contactos con algún otro exazulillo más.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos